Gente divina

Peronas como uno, ¿viste?














ouch!