Check the new version here

Popular channels

Helicópteros Sea King de la Armada Argentina

El pedido inicial hecho a la fábrica Sikorsky Aircraft era por cuatro aparatos, fabricados entre los últimos SH-3D de la US Navy, y similares a ese subtipo, aunque denominados S-61D.4 y con algunas mejoras respecto al modelo militar (los primeros modelos D databan de 1966). Estos fueron entregados en Mayo y Julio de 1972, respectivamentte; y traídos en vuelo al país en un largo periplo de unas 7000 millas y que insumió unas 70HS de vuelo por viaje y cerca de 23 días. Posteriormente, se agregaría otro ejemplar fabricado en 1976 y arribado de la misma forma, por la ruta del pacífico, y quizas lo mas importante, siempre con tripulaciones argentinas.






Los vuelos de adaptación comenzaron allá por Marzo de 1972 en Stratford, Connecticut, y dos meses después ya estaban listas las dos primeras aeronaves para iniciar el traslado que atravesaría 12 países. Las tripulaciones que trajeron las máquinas fueron las mismas para ambos ferrys y estuvieron acompañadas por un técnico de la fábrica.
El largo viaje se realizó sin muchos contratiempos, y según recuerdan los pilotos de esos viajes, varios de sus similares, veteranos de los Sea King en la Armada de EE.UU. se ofrecieron para comandar dichos traslados, pero el orgullo criollo pudo mas y se los trajo en un operación nunca antes realizada en la Aviación Naval pero muy bien planeada y mejor aún cumplida.






Una vez en el país, se los encuadró dentro de la Escuadrilla de Helicópteros, equipada tambien con los Alouette III y los sobrevivientes S-55/H-19, asignados a la Escuadra Aeronaval 4 (EAN4). Luego, a mediados de 1975, la Esc. Helicópteros fue ordenada en el seno de la EAN2, aunque sólo por poco tiempo, ya que en 1978 se produjo el desdoblamiento de la misma en dos componentes: la 1ra Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros (equipada con Alouette III y Sea Lynx) y la "2da de Helicópteros" (Sea King), ambas asignadas ahora a la EAN3. Desde entonces, la orgánica se mantiene, aunque dependiendo desde 1981 nuevamente de la 2da Escuadra Aeronaval.



En 1994 se sucedieron dos hechos muy importantes para la Escuadrilla. Durante el mes de octubre, se cumplieron 20000HS de vuelo, con una dotación de 4 máquinas. Al mes siguiente, durante la histórica visita del príncipe de Gales a la Argentina (la primera desde la Guerra de 1982), el 2-H-234 tuvo "el honor" de oficializar de transporte para el mencionado Andrew, durante una visita a la Base Naval Puerto Belgrano.




Malvinas
Como todas las unidades militares de la Argentina, se ordenó su alistamiento y despliegue desde los primeros días del conflicto, manteniendo incluso un par de helicópteros a bordo del portaaviones ARA "25 de Mayo".
A causa de su tamaño, no operaron sobre muchos buques, que en esa época "les quedaban chicos"; pero si lo hicieron desde bases en tierra, como la ciudad de Viedma (capital de Río Negro), en misiones antisubmarinas.



Quizas la misión mas relevante fue el Rescate en la Isla Borbón, en el mes de Mayo, realizada de forma exitosa y muy sobre los limites de operacion de los helicópteros. Existe innumerable bibliografia acerca de este hecho, pero sencillamente diremos que se trató de un rescate de personal que había quedado detrás de las líneas enemigas, volando de noche sobre el mar con instrumentos de navegación muy básicos y como si fuera poco al límite de la capacidad de combustible y peso.
Desde el comiezo de las acciones, se pudo ver a algún Sea King sobre Puerto Argentino, generalmente apoyando a los infantes del BIM5, y aún luego de la rendición argentina siguieron participando junto a otras máquinas del Ejercito en la evacuación de heridos, principalmente entre los buques hospitales (Uganda y Alte Irizar).
Se dice de hecho que el 2-H-231 comparte el honor de ser el primer helicóptero argentino en aterrizar en Puerto Argentino el 02 de Abril de 1982, operando desde el rompehielos Alte Irizar, seguido de cerca por el Sea Lynx 3-H-142.
Así es que sobre el esquema inicial blanco y gris, y en vista de estas misiones particulares, se ensayaron diversas coloraciones, como el caso del 2-H-233 que fue pintado muy precariamente de verde, pero que finalmente resultó ser azul, y le dio el mote de "tiburón", o el 2-H-235 que recibió un camuflage de tonos de verde y marrón, al estilo del S61 de la FAA. Al final de la guerra, el 2-H-234 operó con grandes cruces rojas, que lo identificaban como nave de evacuación de heridos.


Función de Rescate
Dentro de la larga lista de rescates efectuados por estas nobles máquinas, podemos nombrar algunos que sobresalieron por la importancia de la operación, o bien simplemente por su espectacularidad.
Bien es sabida la capacidad del Sea King para levantar carga en eslinga, muy utilizada en las Campañas Antárticas y despliegues de la IMARA (Infantería de Marina), pero en algunas oportunidades se operó al limite de esta capacidad, y por ello trascendieron. Uno de estos casos sucedió en Abr95, cuando un helicóptero fue requerido para rescatar un Cessna 208 Caravan (LV-VGE), accidentado en Febrero de ese año en la Estancia San Ramón, a unos 180Km de Río Gallegos. El Agusta PH-3 0797/2-H-239 fue destinado a la zona y tras aligerar todo el peso posible del Caravan lo izó y trasladó unos 2000mts hasta dejarlo a un costado del hangar.
Otra misión similar sucedió en Septiembre de 1989, cuando se debió rescatar del medio de un sembradío a un Beech T-34C Turbomentor (el 0721/1-A-403), que había realizado un aterrizaje de emergencia en un campo cercano a Tres Arroyos, en la provincia de Bs.As. con el tren replegado. Esta vez el 0677/2-H-233 es el encargado de izar la aeronave, llevarla hasta un lugar apto para su desarme y volver a transportarla vía aérea hasta un camión ubicado en las cercanías.





Otro rescate que tomó cierta notoriedad fue el rescate y apoyo al varamiento del buque tanque Ingeniero Huergo, allá por Junio de 1990. El navío, propiedad de YPF había acudido en ayuda de otro tanquero averiado por una tormenta cuando quedó encallado frente a la isla Pinguino, de camino a Puerto Deseado (Sta. Cruz). El S-61D.4 0678/2-H-234 fue enviado con personal de salvamento y equipos al lugar, y luego de varios días logró cumplir su cometido de depositar hombres y las imprescindibles bombas de achique sobre el buque.
Mas acá en el tiempo, podemos destacar las operaciones realizadas en 2002 sobre el buque Magdalena Oldendorf, que había quedado varado en la Antárida. Junto al rompehielos ARA Alte. Irizar, los Sea King 0677/2-H-233 y 0796/2-H-238 trabajaron incansablemente llevando provisiones y combustible a los tripulantes del barco que llevaba algunos meses atrapado en los hielos. Además, efectuaron los imprescindibles vuelos glaciológicos para la navegación del rompehielos, sobre una zona inusual y difícil, en medio de grandes packs de hielo. Por esta operación, la escuadrilla recibió renombre internacional.
Un tanto mas "mundanas" y sin tanta prensa, debemos reconocer las operaciones de salvamento de pescadores y navegantes acidentados en el mar, y los evacuados de casi todas las inundaciones grandes de los últimos años, al menos en la provincia de BsAs, pero no exclusivas de esta. También los traslados de suministros y medicos en casos de epidemias o desastres naturales.




Los refuerzos italianos
Hacia 1983 la Armada decide adquirir nuevas unidades, y como el Sikorsky ya no era fabricado en los EE.UU. se los encarga a la firma Costruzioni Aeronautiche Agusta S.p.a. de Italia. Estos eran similares al modelo H de la US Navy. La compra era por cuatro unidades, dos en versión utilitaria (0794/2-H-236 y 0795/2-H-237) y dos antisubmarina (0796/2-H-238 y 0797/2-H-239), equipados con un radar APS-705 en un carenado exterior bajo la cabina. Dos de estas aeronaves fueron adquiridas con fondos de la Dirección Nacional de Antártico, lo que da cuenta de la estrecha colaboración entre la Armada y este organismo, así como de su uso.


Esa máquinas llegaron por vía marítima hacia Enero de 1987, pero estuvieron paradas en el puerto por varios meses, debido a trámites burocráticos en la Aduana Nacional. Al respecto hubo algunas quejas que hasta llegaron a los medios de prensa, y finalmente, la incorporación oficial sucedió en el mes de Mayo.





Misiones de Ataque
Como plataforma de ataque, el modelo ya había probado ser útil en marinas amigas (Peru, por ejemplo), armado con un misil aire-mar AM-39 Exocet. En nuestra Armada, siempre se tuvo la idea de adaptar el misil que tan buenos resultados dio en 1982 a un Sea King, objetivo que se logró durante octubre de 2001, cuando en la "Operación Polo Sur" se logró impactar a un pesquero dispuesto como blanco, cuyo nombre le dio nombre al operativo. En esa oportunidad, participaron submarinos, buques de superficie y los Super Etendard, los que dispararon también un torpedo y varias bombas sobre el castigado buque, que obviamente se fue a pique. En esta oportunidad el 2-H-238 recibió un sticker con la silueta del buque, a modo de "kill mark".
Anteriormente, como plataforma de observación, habían participado de otros disparos, tanto de Exocet como de torpedos "vivos" contra naves de superficie, generalmente viejos buques desactivados de la Flota de Mar, caso del ARA "Py" (15Jun87 con torpedos SST-4), el "Bouchard" (08Nov88) y el "Chiriguano" (16oct96). Estos dos últimos buques, fueron hundidos por sendos Exocet disparados desde los Super Etendard.
Dentro del pedido incial, había algunas máquinas con capacidad ASW (Guerra Antisubmarina), y que podían ser armadas con cargas de profundidad y torpedos a un costado del fuselaje, además de tener equipos de sonar y otras medidas. Fueron ampliamente utilizados en su época, pero lamentablemente esta capacidad se ha perdido hace tiempo por falta de renovación de material y de presupuesto.


Accidentes
La 2da Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros debe ser de las pocas, sino la única unidad militar argentina, que no ha perdido aeronaves en accidentes operativos, aún a pesar de tantas décadas de operaciones continuas. Por cuestiones ajenas a la escuadrilla, dos pares de helicópteros se perdieron en sendos accidentes/incidentes navales que nada tuvieron que ver con la operación de las mismas.
En Enero de 1989, el buque polar ARA "Bahía Paraíso" encalló cerca de la base Palmer (EE.UU.), en la Antártida y finalmente se hundió algunos días después sin que los helicópteros pudieran siquiera salir del hangar. Estas máquinas, los 0794/2-H-236 y 0795/2-H-237 tenían poco mas de un año y medio de uso y fueron muy lamentadas dentro de la fuerza. Una de las causas por la que no pudieron ser salvadas era porque dentro del hangar las aeronaves son guardadas con los rotores y el pilón de cola plegados, además de estan lingadas al piso mediante cadenas. La operación para su alistamiento y puesta en marcha no se podía realizar con semejante escora, quizás solo se contaba con algunas posibilidades al comienzo de la emergencia, pero las prioridades en el buque fueron otras y finalmente el barco se dio vuelta y hundió con los helicópteros adentro.
18 años despues, en Abril de 2007, un grave incendio en el rompehielos ARA "Almirante Irizar" destruye la popa del mismo, y el hangar donde se guardaban dos helicópteros (0677/2-H-233 y 0696/2-H-235), así como gran cantidad de repuestos para la campaña que casi finalizaba. Estos repuestos eran suficientes para armar otra unidad, por lo que con el fuego, la escuadrilla perdió casi tres máquinas, llegando al punto de tener que dejar de operar por cierto tiempo luego del hecho. Lo único que quedó reconocible de los Sea King entre los restos de metal derretido fueron los planetarios de los rotores.
El único accidente como tal de un S-61 naval ocurrió en Tartagal (Salta), con motivo de la campaña de Lucha contra el Cólera de Marzo de 1992, cuando el 0796/2-H-238 golpeó con el patín de cola en tierra, sufriendo algunas averías leves.



Preservados
Hasta la fecha, solo dos aeronaves se conservan en museos, aunque las 5 máquinas llegadas para repuestos todavía existen en buen estado.
En el Museo de la Aviación Naval se preserva desde Mayo de 2009 el primer ejemplar incorporado: el 0675/2-H-231, restaurado completamente y pintado en el esquema Agusta (tomando como base al 239). Esta máquina estaba sin volar desde 1986 y desde entonces que se encontraba desmantelada en el ARCE.
Por otro lado, en la Estancia Santa Romana (Justo Daract, SL) se preserva desde el 2006 otro ejemplar, el SH-3D ex BuNo156487, pintado como el 2-H-235.

Operaciones sobre buques extranjeros
Es bastante usual que durante operativos conjuntos, se trabaje de forma estrecha con armadas de otros países. Durante los varios ARAEX efectuados, siempre estuvo presente algún helicóptero de la EA2H y en muchas oportunidades aterrizaron sobre las cubiertas "foráneas"
En los últimos años lo hicieron también sobre algunos portaaviones de Estados Unidos que estaban de paso por nuestras aguas territoriales, operando sobre sus grandes cubiertas principalmente en traslados de altos jefes navales y visitantes.


Las nuevas incorporaciones

En diciembre de 2002 la US Navy había liberado para entrega vía el FMS (Foreign Military Sales) un lote de varios helicópteros del modelo SH-3H, de los que fueron seleccionados tres en buen estado por una comisión de la EA2H que viajó expresamente. Los mismos habían sido descargados en los 90’s y desde entonces estaban almacenados al aire libre en el AMARC (Davis-Monthan). Debido en parte a esto, y a la incompatibilidad de muchos sistemas con los modelos argentinos, se los adquirió para repuestos; y aunque se llegó a soñar con la puesta en servicio de al menos una máquina (algunos sistemas son iguales a los de los Agusta), luego del traslado por vía marítima sin la adecuada protección, el ambiente marino se encargó de echar por tierra esa posibilidAsí es que llegaron a Zarate a principios de Marzo de 2003 y de allí viajaron en camión hasta el ARCE (Arsenal Cdte Espora) en Bahía Blanca, donde quedaron depositados, y de a poco fueron perdiendo partes a favor de los aparatos argentinos. Estos helicópteros aparentemente nunca recibieron matrícula naval y aunque por aquella época se decía que eran los 2-H-240 a 242 esto era erróneo, tal como se comprobaría algunos años después.
De estos, uno fue entregado al museo privado ubicado en Santa Romana (San Luis), y fue pintado como el 2-H-235 en una parada del viaje que hizo en Punta Indio (BAPI). Los dos restantes siguen almacenados en Bahía Blanca, aún en los colores de la US Navy, aunque con los títulos tapados.ad.



Con respecto a los otros helicópteros incorporados en los últimos años, luego de los anuncios de 2007 tras el incendio del rompehielos; y como suele pasar en estos casos, son bastante mas antiguos que los originalmente comprados en 1970, y seguramente bastante mas “baqueteados” que los operados por la Armada. Si bien la US Navy siempre cuida de sus máquinas, el uso dado a los mismos es muchísimo mas intenso. Así es que a pesar de una recorrida efectuada en una empresa especializada de Clayton (Georgia), se pronosticó que restaban unas 1000Hs de vuelo por célula, lo que sin embargo es mucho para el uso actual de la Aviación Naval Argentina.
Finalmente, se decidió traer 6 ejemplares (dos de ellos para repuestos), en tres tandas de dos helicópteros cada una. Los dos primeros arribados en Agosto de 2008 (0881/2-H-240 y 0882/2-H-241) eran los últimos ejemplares que volaban en Pensacola NAS para el TAW-5 (Training Air Wing 5) antes de ser reemplazados por SH-60B en diciembre de 2007, y tienen el mérito de ser de los últimos Sea King militares en servicio en los EE.UU. Aunque se previó su recorrida total, finalmente fueron reacondicionados parcialmente, sufriendo varios inconvenientes para la “puesta a punto” a su arribo al país. Por ello, la próxima tanda fue recorrida mas minuciosamente y bajo supervisión argentina, llegando el 3er y 4to ejemplar (uno para volar y otro como repuesto) en Agosto de 2009. De los aparatos, se sabe que el 0884/2-H-243 será el mejor reacondicionado de todos.












El Sea King, es un helicóptero de simple rotor, con dos turbinas de poder y con la capacidad de amerizaje en caso de emergencia.






La velocidad máxima de estos helicópteros es de 120 Nudos










Los Sea King cumple operaciones de control del mar desde bases en tierra o buques, particularmente antisubmarinas, de búsqueda y rescate, de transporte e inclusive durante campañas antárticas.











Bien entrado el siglo 21, los Sea King están destinados a seguir siendo el principal caballito de batalla de la Aviación Naval Argentina, ya sea como apoyo a la Infantería de Marina, traslados de personal y carga, misiones SAR (rescate), ataque aire-mar y ojalá que nuevamente la Campaña Antártica de Verano.








0
0
0
0No comments yet