Check the new version here

Popular channels

Homenaje a Pappo - megapost posta!



Pappo

Norberto "Pappo" Napolitano (10/03/1950) es el guitarrista de blues más importante del rock argentino. Tocó en la primera formación de Los Abuelos de la Nada y también en Los Gatos (con quienes grabó dos discos). Participó en Conexión Nº5, en La Pesada del Rock and Roll y fugazmente en Manal. En 1970 formó su primera banda, Pappo's Blues, con David Lebón y Black Amaya. Esta agrupación perduraría hasta 1980 y registraría 7 discos en total, aunque la alineación cambiaría en varias oportunidades.
Con Alejandro Medina y Junior Castello armó Aeroblus, una efímera experiencia grupal tras la disolución de Pappo's Blues, que no prosperaría justamente, por los reencuentros de este grupo.
Pappo viajó constantemente por Europa y Estados Unidos, para mantenerse en contacto directo con las bandas del género y para conocer de cerca las nuevas tendencias. Una de sus giras más importantes fue tras la disolución de Aeroblus, en 1978, acompañando durante seis meses a Peter Green. También tocó con el bajista Lemmy Kilmister, en la banda que luego se conocería como Motörhead.
De regreso en Buenos Aires formaría Riff, su siguiente agrupación. Acompañado por Michel Peyronel, Héctor "Boff" Serafine y Juan García Haymmes, este grupo grabaría cinco LPs y es considerado como el principal responsable del auge del rock and roll en la Argentina en la década de los '80.
En 1984 decidió comenzar su carrera solista. Para ello se presentó en Obras junto al grupo Boxer, donde se grabó un álbum doble bautizado "En Concierto". Inesperadamente, no recibió el mismo apoyo del público que con su banda, por lo cual se unió nuevamente a Vitico para la continuación de Riff.
Tras grabar y presentar "Pacto diabólico" (1987), Pappo se instaló en Los Angeles y formó una nueva banda, bautizada The Widow Maker ("el hacedor de viudas". Con ella realizó una mini gira por América del Sur y por 24 ciudades de Estados Unidos.
Con la participación de Javier Martínez y Alejandro Medina (dos tercios de Manal) grabó "Blues Local" (1992), un celebradísimo LP que resucita el tema "Una casa con diez pinos". Su banda estaba integrada por Black Amaya (batería), Miguel Botafogo (guitarra), Luis Robinson (armónica) y Pato Frasca (teclados). La presentación del disco tuvo lugar en Racing. Para fines de año toca junto a B.B.King en Obras y luego telonea a los Guns N'Roses en River. A mediados de 1994, Pappo gira nuevamente por Estados Unidos y se presenta por segunda vez con B.B.King, en el Madison Square Garden de New York. Parte de esa gira es editada en "Pappo sigue vivo". En 1995 retornó con Pappo's Blues, al presentar "Caso cerrado".
"Buscando un amor" salió en octubre del 2003. Es un disco clásico de rock y blues con hits, como el corte Rock and roll y fiebre, Ella es un ángel y Banquero blues. La banda la integraron Gustavo Bolsa González (batería) y Yulie Ruth (bajo) y, como invitados Luis Robinson (armónicas), Nico Raffetta (teclados), las Blacanblus (coros) y José Bale (percusión). Hay cuerdas y una línea de vientos arreglados por Javier Malosetti. Los últimos seis temas del disco son covers de bluseros.
Pappo murió en un accidente con su moto, cerca de Luján, en la noche del jueves 24 de febrero de 2005.

Discografía


Pappo en concierto, 1984


Plan diabólico, 1987


El Riff, 1991


Blues local, 1992


July 1993, Los Angeles, 1992


Pappo sigue vivo, 1994


Pappo y amigos, 2000


Buscando un amor, 2003


Pappo's Blues

Pappo: guitarra y voz
Black Amaya: batería
David Lebón: bajo

Esta banda de rock pesada fue liderada por Norberto "Pappo" Napolitano y sufrió constantes cambios en su alineación. Con Lebón y Amaya registraron el primer disco en 1971 y el segundo en el '72. Para el tercer álbum, ya la alineación era otra: Pomo en batería y Machi en bajo y coros. Para grabar la cuarta placa, en 1974, retornaron David Lebón (pero en guitarra) y Black Amaya (batería) y se incorporaron Alejandro Medina en bajo e Isa Portugheis en percusión.
Paralelamente, Pappo realizaba presentaciones como solista y como guitarrista invitado por otros grupos. Mientras vivió en Europa, la discográfica editó "Triángulo" (1974) y "Volúmen 6" (1975) con material previamente registrado. En estos casos, Pappo tocó con Eduardo Garbagnatti (batería) y Eduardo Beaudoux (bajo).
Durante 1977 Pappo armó Aeroblus, otra banda de rock pesado que no logró trascendencia por los constantes "reencuentros" de los miembros de Pappo's Blues. En 1978 fue grabado el "Volumen 7", con Medina en bajo y Darío Fernández en batería.
"Adiós Pappo's Blues, bienvenido Riff" fue el título del concierto que se realizó el 14 de noviembre de 1980 en la Sala Uno. Ese fue la despedida "oficial" del grupo, pero no real. En varias oportunidades, durante y después del período Riff, "la banda de Pappo" volvió a los escenarios.
"Caso cerrado" (1995) fue el octavo trabajo del grupo, con el single "Ruta 66" y los temas "Tomé demasiado" y "Castillos mágicos españoles". Como artistas invitados participaron Celeste Carballo y Botafogo, en "Algunos deslices". «Yo me iba a todos lados con las cintas bajo el brazo -relata- y lo fui grabando de a poquito. Un día tenía ganas de hacer algo y los llamaba a Black y Julie Ruth para hacer un tema, otro día me junté con Juanse para tocar juntos. Así fue saliendo» (La Nación, 17/11/95).

Discografía


Pappo's Blues, 1971


Pappo's Blues Volumen 2, 1972


Pappo's Blues Volumen 3, 1973


Pappo's Blues Volumen 4, 1974


Pappo's Blues Volumen 5, Triángulo, 1974


Pappo's Blues Volumen 6, 1975


Pappo's Blues Volumen 7, 1978


Hombre suburbano, 1994


Caso cerrado, 1995


El auto rojo, 1999


RIFF

Boff Serafine: guitarra
Pappo: guitarra y voz
Vitico: bajo
Juan García Haymmes: voz
Michel Peyronel: batería y voz

«Algo nuevo se estaba gestando, de eso no cabían dudas. Las palabras "heavy-metal" comenzaban a escucharse cada vez más, los conciertos metálicos comenzaban a poblarse de chicos vestidos como motociclistas, o mejor dicho, con sus ropas y accesorios: camperas de cuero, botas, jeans, cinturones y las infaltables tachas y cadenas (...) Tampoco faltaban los cuernitos hechos con la mano ni toda una parafernalia de referencias satánicas. Todo esto le daba casi un aire místico y ceremonial a los conciertos y, al mismo tiempo, iba delineando las características de lo que se venía: música fuerte, violenta, agresiva, acorde para acompañar los tiempos que se vivían.» (F.Blumetti / C.Parise, págs 36-37).
El 14 de noviembre de 1980 se realizó un recital titulado "Adiós Pappo's Blues, Bienvenido Riff". Nacía así esta banda sucesora del primer grupo de Pappo, que cambiaría el panorama del rock pesado.
El primer álbum ("Ruedas de metal", 1981) fue grabado ya sin Haymmes y contó con una amplia difusión, no solamente en radios, sino también a través de ATC. Si bien ya habían tocado junto a Plus, su primer show propio en Obras tuvo lugar en diciembre de 1981, en la presentación de "Macadam...", el segundo disco. Ya para entonces el pelo largo, las ropas de cuero y las tachas eran distintivos de la banda, así como la agresividad hacia el resto de los músicos. Allí comenzó la violencia que caracterizó a este grupo.
El creciente éxito y el gran despliegue escénico se fueron acentuando en 1982: se presentaron nuevamente en Obras, participaron del Festival B.A.Rock y en la película allí registrada y grabaron la tercera placa, "Contenidos", con los populares temas "Susy Cadillac" y "La pantalla del mundo nuevo". En La Falda '83 realizaron uno de sus mejores shows, según las crónicas de la época.
En marzo de 1983 se incorporó Danny Peyronel, tecladista hermano de Michel, que provenía de Estados Unidos. La primera actuación como cuarteto tuvo lugar en abril, en el estadio Obras, donde se aprovechó para registrar un álbum doble en vivo, luego titulado "En acción". En esos conciertos se registraron unos de los incidentes más violentos que se recuerden en el rock argentino: los periódicos lo calificaron de "escándalo" y los detenidos superaron los 150. Allí comenzó a hacerse referencia a Riff como "la banda maldita", y todo el heavy-metal se lo consideró violento por naturaleza. «Sólo bastó que yo sacara una cadena en el escenario; lo hice porque venía de otros países donde no existía la represión. Una forma de luchar contra esa represión era, para mí, pegar cadenazos. Rompía guitarras, armaba un quilombo infernal en el escenario y el público empezó a venir a ver», declaró Pappo. Michel Peyronel completa: «La filosofía básica de Riff no incita a la violencia, sino a la dureza. La juventud tiene toda una energía terrible que no se puede negar. Son formas de divertirse, de pasarla bien».
Intentando cambiar su imagen, se organizó un recital en la cancha de Ferro, con Los Violadores como soporte, denominado "Riff termina el año sin cadenas". Ese 17 de diciembre también se registraron incidentes, que obligaron incluso a terminar el show antes de lo previsto. Las críticas volvieron a incrementarse, al punto de tornar imposible cualquier presentación de la banda sin asociarla con la violencia. Danny Peyronel retornó a Estados Unidos, Boff comenzó a ensayar con el grupo Boxer y Pappo retomó su carrera solista, al igual que Michel. Sin anunciarlo oficialmente, Riff estaba virtualmente disuelto.
En 1985 se concretó el retorno de la banda, con Pappo, Vitico, Juan Antonio Ferreira, «JAF» (guitarra y voz) y Oscar Moro (batería). Sin variar demasiado su estilo característico, grabaron el disco "VII" y lo presentaron en Obras, sin la repercusión de otras épocas. Realizaron una serie de shows en pubs y discotecas, ya con Jota Morelli en batería, para entrar en una etapa de peleas internas que culminaron con una nueva disolución del grupo.
Con presentaciones en Obras, Riff renació nuevamente en julio de 1990. «Es que Riff se va y vuelve cuando quiere», explicaba Michel.
A mediados del 2004, previo a un show en Córdoba, Pappo, Vitico y Michel dejaron entrever que continuarían con esos encuentros, para celebrar el 25º aniversario de la banda.

Discografía


Ruedas de metal, 1981


Macadam 3...2...1...0, 1981


Contenidos, 1982


En acción, 1983


Epico, 1984


VII, 1985


Riff'n'Roll, 1987


Década, 1990


Paladium 86, 1995


Zona de nadie, 1992


Clásico, 1995


Paladium 86, 1995


En vivo en Obras, 1996


Que sea rock, 1997

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Entrevistas/Notas:



11.1981.-

Pappo


El recital está promediando. El músico comienza a rasguear suavemente su guitarra acústica, mientras un piano lo acompaña. Las luces sobre el escenario van disminuyendo su intensidad, y la balada se prolonga, se estira. El clima, primeramente sutil, va pasando en forma casi imperceptible al aburridito..., hasta que en el medio de la popular se escucha el grito: "¡VIVA PAPPO!"
-Hay quienes dicen que sos un mito. ¿Vos qué hacés ante esta afirmación? ¿Te reís, los escuchás y no les das pelota, o los escuchás y les creés?
-En realidad, no sé bien lo que es ser un mito. Pero si viene un pibe y se acerca a mí, y él cree que soy como un mito, como un prócer... no sé, él se sentirá bien. Si lo cree, a mi no me molesta.
-Tus incondicionales seguidores dicen, también, que no hay como vos en el país, comandando una viola. ¿Sos el mejor guitarrista argentino?
-No sé, a mí me gusta lo que hago, tanto como lo que hacen los demás. Para mí, el mejor vendría a ser aquel que está en su mejor momento. Uno tiene ciertos momentos donde toca mejor. Pero uno no es mejor que otros. A lo mejor yo tengo una mala noche y puedo tocar desastrosamente. Y si tengo una noche buena, puedo tocar como los dioses. Lo mismo pasa con todos los guitarristas.
-Ahora, ¿cómo es el asunto? ¿Vos sos un músico de rock nacional, o sos un argentino que hace rock'n'roll?
-Yo soy un músico de rock nacional. El rock no lo inventé, pero mi música es nacional porque está fabricada acá. Puede tener muchas raíces e influencias de Chuck Berry, de los Stones, porque ahí está todo, pero es lo mismo que si te ponés a fabricar un teléfono. Y lo hacés acá, nacional. Pero el teléfono no se inventó en Argentina. ¿Quedó claro, no? ¿Lo dejamos ahí? (risas).

Dos flacos caminan por la calle, a la madrugada. Salen de un recital.
-El mejor del año fue el de Pappo en Obras.
-¿Sí?
-¡Más bien! El Carpo la gastó.
-Pero mirá que en este año también estuvo Queen y fue un recital tremendo... Y Seru Giran la hizo de goma...
-Jeje... Queen, Seru Giran, ¿sabés como se debe cagar de risa Pappo con esos?
-¿Qué opinás de la llegada de Queen al país?
-Y... para mí estuvo bien. Porque eso abre la mente de la gente. Y ahí te das cuenta de las ganas que todos tenían de ver un grupo grande, en un concierto gigante. Además, Queen es un grupo de rock'n'roll. El hecho de que se juntaran tantos miles de personas por día, demuestra que la gente no se puede expresar, porque acá no se lo permiten. Porque si hubiera grupos como Queen cinco veces por año, en vez de una sola, ya cambiaría un poco el asunto. Lo mismo pasa con los grupos nacionales. Yo pienso que el movimiento ahora está creciendo. Todo el mundo me pregunta qué pasa con el rock nacional. ¿Por qué, en la época en que estaban Pescado, Color Humano, Aquelarre, Vox Dei, nosotros, había más festivales? Yo digo que lo que va a pasar, dentro de poco, es que van a salir cada vez más grupos. Lo importante no es darle bola a uno solo, sino darle bola a cada grupo, dentro de lo que hace. Buscarle lo bueno y lo malo.
-¿Te gusta The Police?
-Police es un grupo para escucharlo después de veintidós botellas de champagne. Es un alivio escuchar a Police después de eso...
-¿Y qué pensás de Seru Giran?
-Seru Giran... Lo empecé a escuchar hace bastante. La primera vez no me gustó. Pero después empecé a escucharlo bien, y encontré algunas cosas. Creo que David Lebon es un excelente músico. Por sobre lo demás, me gusta él en Seru Giran. Ojo, que todos tocan muy bien... En definitiva, tengo una buena opinión de esa banda. Pero no es la música que haría yo...
-¿Spinetta?
-De él no te puedo decir nada, porque lo quiero más como amigo que como músico. Entonces, no te puedo dar una opinión. Te podría decir, solamente, que dentro de su mambo, está muy bien.
-¿Has escuchado nuevos grupos?
-Sí, había unos grupitos muy lindos, pero se ve que cerraron los lugares y no fueron más. Esos grupitos punk, de pendejitos de 15 y 16 años. Mataban, pero los cortaron.
-Si hay algo que no te bancás, dentro de la música que anda girando por el país, ¿a quiénes nombrarías?
-...No quiero tener juicios como Charly García con Palito Ortega (risas). Podría opinar, pero me callo la boca...



PALOS POR LA CABEZA

-Decías...

-...Que no hay que hacer comparaciones con otros grupos, como algunos intentan. Raúl Porchetto toca la música de él; Spinetta Jade toca la suya; Seru Giran, la de ellos, y Riff, la de rock'n' roll de Riff. No hay que comparar, porque es ridículo. Cada uno está haciendo música distinta. Porque si siguen los palos por la cabeza, en el momento en que a vos te dé ganas de escuchar rock and roll, no vas a tener nada, y vas a decir ¡qué boludo, le dimos tanto al rock and roll, y ahora no hay ningún grupo! Parezco Tato Bores... Un poco de agua, por favor....

-El long play de Riff tuvo críticas no muy elogiosas, que digamos...

-Sí. ¿Vos hiciste la crítica del Expreso?
-Sí, ¿por?
-Jeje, no... por nada. Mirá, el primer long play es un envión que nos dimos nosotros mismos. De ahora en adelante, vamos a tratar de mejorar más. Hasta que se pudra. Porque llegará el momento en que se va a pudrir. De parte nuestra, o del público, o del periodismo.
-¿Por qué?
-Porque muchas veces el periodismo te sacude la cabeza, o al público no le gusta más, o el conjunto se pudre solo. Son tres cosas. 0 por ahí se ponen todos de acuerdo y duran... Los Beatles. Yo creo que a Riff lo tienen que tomar como a un grupo más, para escuchar. No como un grupo para criticar. Para que dure... Y tiene que haber muchos más grupos. Porque si somos sólo cuatro, ¿cómo nos vamos a hacer la guerra entre cuatro, en un país de 27 millones de habitantes, donde nadie entiende un carajo de rock'n' roll? Encima vos pasás y te dicen, "uy..., rockero". Entonces los pocos que estamos... tenemos que tirar juntos.
-Ajá.
-Ahora todo se individualizó mucho. Cada uno está en su negocio. Habría que juntarse un día y hacer un festival, por ejemplo, en la cancha de fútbol de Boca, a beneficio de los chicos que no tienen para comer. Tendríamos que ir todos los grupos, olvidándose de la fama y del estrellato que uno tiene.



EN LA ISLA

-Hablás de otra cultura, digamos.
-Si. Hay una cosa que te voy a contar. Yo creo en algo que llamo "cultura europea". ¿Cómo se ve? Se nota en el tipo que, siendo argentino, estuvo en Inglaterra y ha vuelto a tocar acá.
¿Cuál es la diferencia?
-Y... la cultura europea. Eso es ver a los grupos en vivo, porque uno se da cuenta de un montón de cosas. También tiene que ver si tocaste allá. Con Michel, el actual baterista de Riff, lo hicimos en un grupo que al final no funcionó.
-¿Los argentinos estamos muy lejos de esa cultura europea que vos decís?
-Hay gente que está cerca. Pero vos salís a la calle y te das cuenta enseguida por qué no hay tanto rock'n' roll en este país. Este es un lugar gris, diferente. Es una isla apartada de lo que es, para mí, la diversión. Es un lugar tranquilo, y a mí los lugares tranquilos no me gustan mucho.
-¿Eso es malo?
-¡Eso le hace mal a la gente! Y hace que nosotros no vayamos adelante. La juventud está muy influenciada por las generaciones mayores. Y de repente no va a los conciertos porque cae la cana... Allá en Inglaterra no pasa nunca. ¡Cómo va a pasar eso! Por eso digo que estamos bastante atrasados. Estamos diez años atrás. A lo mejor, dentro de cien años esto puede cambiar... Nosotros, en este momento, estamos como en un campo de Daniel Boone. Lleno de trampas para osos. Y nos tenemos que fijar bien dónde pisamos. Tenemos que tener cuidado dónde apoyamos las botas... (risas).
-¿Vos no te has cansado de seguir luchando contra eso?
-Yo no lucho. Yo hago música porque me gusta, y tengo amigos que piensan igual que yo, y lugares donde me siento cómodo. Tengo un mundo aparte, donde nos gusta lo que hacemos, y nos llevamos bien. Ya llegamos a ignorar un poco a Buenos Aires, porque no nos interesa. Nos interesa hacer nuestro propio mundo, y que vendría a ser como si estuviéramos viviendo materialmente acá, pero con la cabeza en Europa. Esto no tendría que ser. Yo a veces camino por la calle y me agarran unas ganas terribles de irme. Pero ahora estoy acá y... bueno. Vos fijate una cosa. Fue Riff a Obras, y había tres mil quinientas personas un jueves que llovía. Y ahí no cabía la represión. Y fue una fiesta, volaban los paraguas, los pullóveres, se agitaban banderas. Vos fijate las ganas que tiene la gente de divertirse. Lo que pasa es que no tienen lugar dónde hacerlo. La próxima vez que estemos en Obras va a ir, seguro, toda esa gente que ya nos vio. Y mucha más. Ese momento fue inolvidable. Había una calentura de locos. Y se rompieron pocas cosas. Ocho butacas, nada más.
-¿Qué pensás de la violencia en el rock?
-Acá no hay violencia. 0 sea, la violencia que puede haber, sería en el escenario. En el rock no hay violencia, hay euforia, El rock empieza, como dice Keith Richard, en algo físico. El rock es físico: te hace mover, y a veces no te das cuenta y rompés algo. Pero no creo que sea a propósito.



LA RUEDA DE LA MUSICA

-Estamos en el cambio de década. Y la música está cambiando, viste.
-Hace años que vengo diciendo lo mismo: la música es una rueda. Y se va modernizando, a la vez. Es como un dínamo. Un dínamo tiene cinco contactos, por ejemplo. Cuando giran, van cambiando. Y la música va rotando como el tiempo, invierno, primavera, verano, otoño. Entonces en cada punto de contacto, pasa una cosa distinta. La música es una época. Y cuando va cambiando la época, cambia la música. Pero cada vez es más moderna. En este momento se está tocando la música del año '50, pero mucho más moderna, con otro sentido. Porque estamos en este momento. Ya se va a cambiar, y vendrá otra vez el jazz rock, y todo así...
-¿Acá pasa eso?...
-No, y por eso debo despotricar contra la Argentina. Acá no se dan cuenta de lo que ocurre.
-Dentro de esa rueda musical que siempre da vueltas, vos asegurás que siempre hiciste lo mismo. ¿Por qué se habla, entonces, de Riff como un grupo new wave?
-No somos un grupo new wave. Pero al principio teníamos idea de hacer algo así.
Está por comenzar el recital, las populares están colmadas. En la platea se van llenando los últimos vacíos. Algunas niñas rubias de mini faldas más que breves hacen delirar a la tribuna... hasta que surge el cantito:"¡¡El que no salta, es un cheto!!" Y todo termina, invariablemente, en el "preguntale a los chetos cómo pegan los rockeros..."
-¿Qué opinás de los chetos?
-¿Chetos? ¿Qué es eso? (risas). No, los chicos ésos que andan en moto, son chicos sanos (risas). Yo no puedo hacer eso porque soy enfermo (más risas)... A mí me parece que está bien. Esa cuestión es eminentemente argentina. Dividir y separar: los "chetos" por un lado, y por el otro, los "no sé cuánto". Cada uno es como es, y los demás también. Si yo veo en la calle a un tipo que anda sin ropa de cuero, no digo que es un boludo. A lo mejor él opina distinto que yo, y cree que soy un boludo porque ando con ropa de cuero... El día que la cortemos con la moda, va a ser perfecto. A mí me parece bien que haya de todo. Si les dan con un caño a los chetos, y un día me agarran ganas de verlos bailar, no voy a poder ir a verlos porque los hicieron desaparecer. Nosotros, con el grupo, estuvimos en Música total, que es un programa cheto, según dicen. Ahí, la gente de la conducción, del ballet, de la producción, es macanuda. Les gusta el rock'n' roll. A veces voy a boliches y estoy con esa gente, y veo que está todo bien. Creo que la gente se está uniendo cada vez más.
-Ahora se está produciendo un acercamiento de adolescentes a tu música. ¿Eso lo necesitabas?
-¿Cómo no voy a necesitar esa renovación? Para mí es como empezar de vuelta. Además, esos chicos tal vez ni sepan que existió un Pappo's Blues. Para ellos, ahora, el fato es Riff.
-Y ese acercamiento al rock de una parte de la juventud, ¿te suena a real, ó es una pose?
-No importa lo que sea. Si hay pose, es porque hay interés. Puede haber falta de conocimiento, y como no conocés el asunto, te ponés en pose y listo. Pero de tanto estar en pose, lo conocés. No importa cómo hayas llegado. La meta no es llegar a ser rockanrolero. Podés ser médico y que te guste el rock'n'roll. Va un abogado en su auto, y pone un cassette de Riff (risas). Tome esto, señora, para los nervios (más risas).
-Hablemos de lo que has hecho en tu carrera. ¿Hay algo de lo que te arrepentirías?
-De muchas cosas...
-¿Por ejemplo?
-Me arrepentiría... Mira, me arrepiento de haber reconocido, recién ahora, mis posibilidades musicales. Y de no haberlo hecho diez años antes.
-...¿Cómo?
-Bueno, arrepentirse es algo que no va bien con esto. Yo no me arrepiento nunca. Lo que te quería decir es que, recién ahora, me doy cuenta que estoy tocando bien la guitarra. Y me da bronca.
-Sin embargo, hay quienes dicen que siempre tocaste bien la guitarra...
-A lo mejor, recién lo siento así. Antes lo hacía, pero era algo más automático. Ahora, con respecto a todo lo que he hecho... me puedo mandar pifiadas como cualquier ser humano, pero lo que hice, por algún motivo fue. Y generalmente no me arrepiento de lo que hago... Ah, si de algo me arrepentí, es de haber vuelto a la Argentina. Pero después me fue bien y se me pasó...
-Ajá. ¿Y de qué otras cosas renegás?
-De una cosa: ¿Por qué me tocó a mí salir en la tapa del Expreso con esta cara? Le podría haber tocado a otro más lindo... (risas, muchas, y final).
Publicado en Expreso Imaginario, noviembre de 1981.



13.10.1999.-

"Estoy tocando mejor que antes y la gente se da cuenta"

Norberto "Pappo" Napolitano editó su nuevo CD, "El auto rojo", luego de cuatro años de silencio. En esta nota habla del buen momento que está pasando y hasta de sus padres.
Pappo está exultante. Recibe al cronista en la cocina de su casa de siempre, en La Paternal. Invita con un té, pone un CD de Megadeth en un pequeño reproductor portátil que está sobre la mesada, muestra unas fotos personales y sonríe. "Mirá, ella es Layla Roberts, la chica Playboy. Mirá cómo me abraza. Nos conocimos en una fiesta, estuvimos toda la noche juntos. Ella me dijo que tiene novio, y yo le dije que no me importa, que voy a esperarla. Estoy enamorado..."
Su buen momento personal tiene un motivo visible: acaba de salir El auto rojo, el nuevo disco de su banda, Pappo's Blues, que califica nada menos que como el mejor de su carrera.
Norberto Napolitano, según el documento, es El Carpo para sus fans y El Tano para sus amigos. Sabe que además de blusero, aficionado a los autos y a las motos, devoto de las rubias y admirador de los músicos que tocan con el corazón, es una leyenda, pero esto último no parece afectarlo, aunque en algún momento hace alguna referencia. "Soy El Carpo hace 30 años", anuncia por ahí, acaso como para dejar en claro quién es.
Es evidente que este hombre de voz grave y fornidos 49 años se muestra orgulloso de ver dónde está. Cuenta que hace unos meses tocó con su actual trío en un festival de blues y jazz en Buzios, Brasil, y que, cuando terminó su show, los locales le dijeron: "¡Seu violao fala!...". Y termina la anécdota con una risotada.
El auto rojo es su primer disco en cuatro años. Lo grabó entre junio y agosto pasado, con Yulie Ruth en bajo y Bolsa González en batería -"el mejor Pappo's Blues, junto con el trío del primer disco", dice-, y con el aporte de dos invitados, Gabriel Carámbula y Miguel Botafogo. "En el disco se nota que estoy tocando mejor que antes. La gente se da cuenta. Es que yo entreno, invento, estudio. Siento que no voy a parar nunca de aprender".
-Llegar a viejo tocando cada vez mejor parece ser el gran objetivo para un músico de blues.
-Por supuesto. Si he podido crecer, es porque nunca me quedé quieto. Puede ser talento, no sé, pero seguro que tuve constancia. Además, siento que sé hablar el idioma del blues. Los bluseros se dan cuenta. Es que el blues no es solamente la pentatónica, es un mensaje espiritual. Un idioma universal. Y yo sé hablarlo.
-Hace 30 años, cuando entraste al rock, ¿pensabas llegar a esta edad y seguir tocando?
-Nunca lo pensé. Pero es que por la música siento mucha devoción y respeto. Por eso dejé el alcohol, por eso me cuido, me entreno. Ahora tengo muy claro que quiero vivir más, para poder tocar más.
Eso de vivir se cuela en la conversación. Pappo ahora está sentado, tomando té y mostrando orgulloso el CD con los más grandes temas de Chuck Berry que tiene sobre la mesita ratona. Y habla de la vida en esta cocina de la casa donde ahora habita solo, porque sus padres murieron el año pasado. Su mamá, que tuvo un tiempo de fama impensada por aquel hit de 1992 ("nadie se atreva a tocar a mi vieja", partió a comienzos de este otoño. El tema lo pone serio. "Fue duro. Y me puso donde estoy, ahora quedé como el jefe de la familia. Pero bueno, así es la vida. Y estoy tranquilo, porque alcancé a decirle a mi vieja cuánto la quería. Porque a los dos les di satisfacciones, los cuidé, les di lo que necesitaban. Ahora todo sigue".
Pappo dice que se ve, en el futuro, "un tipo de traje y blusero", tocando "hasta morir".
Y ninguna de sus palabras, ni siquiera ésas, suena solemne. Seguramente porque tiene la sonrisa fácil como siempre, porque su nuevo disco lo entusiasma, y porque está bien.
Publicado en La Razón el 13 de octubre de 1999.



10.02.2002.-

La segunda noche de Cosquín tuvo mucha música, pero sin represión


A la inversa que el viernes, la noche del sábado fue tranquila y ordenada. Divididos fue el centro de atención. Por Esteban Pintos, enviado especial

Publicado en Diario Página/12
La segunda jornada del Brahma Cosquín Rock transcurría anoche, al cierre de esta edición, dentro de aquellos límites de orden que el viernes por la noche-madrugada del sábado (ver recuadro) habían sido vulnerados, paradójicamente, por la acción policial. Una imagen: a las 9.30 de la noche, cientos de chicos y chicas circulaban tranquilamente por la calle San Martín, la principal de la ciudad del folklore –y desde ahora, también, del rock–, algunos esperaban por sus amigos, otros mataban el tiempo con una cerveza. Una larga fila, ordenada y sin empujones, avanzaba hacia el ingreso a la plaza Próspero Molina. En el cielo, las estrellas de siempre (muchas). Y sobre el escenario Yupanqui, Pappo hacía temblar las cuerdas de su guitarra en el solo de “Desconfío”, tal vez la mejor de todas sus canciones en treinta años. Todo lucía y estaba tranquilo, esperando por Riff, Catupecu Machu y Divididos, las grandes atracciones de la noche. Una multitud estimada en doce mil personas siguió cada uno de los doce shows del día, coreó sus canciones favoritas, saltó y se dejó empujar (contagiándose la energía del otro). Los pibes fueron felices. Después de la agitada noche de viernes, entre la fiesta y la represión, esto se pareció a un estado ideal de rock en vivo, en Argentina. Lo que siempre debería ser, la verdad.
Este sábado coscoíno, a juzgar por las actuaciones de las principales figuras del cartel, fue de blues y rock and roll duro, generalizando. En verdad, hubo un segmento “purista” del primero con Botafogo y más tarde con la Mississippi, otra clase de rock garantizado por Catupecu Machu y Divididos, y... Pappo. El veterano rocker es un caso aparte en todo sentido. Llegó con su perro Cactus –al que presentó en el escenario durante su set con Pappo’s Blues–, su hijo Luciano y dos bandas para liderar. Algo molesto por tener que tocar antes que Catupecu Machu, montó su número a lo largo del día en el bucólico paisaje serrano. Pappo es el primer y verdadero “hombre de negro” del rock argentino: en ocasiones como ésta, su figura se eleva. Hay que verlo todo de negro, gafas incluidas, pisar el escenario con esa actitud única. Su panza sigue creciendo y se entiende poco lo que dice, pero casi siempre es gracioso, filoso, lapidario. Haciendo música, que es lo que importa, lució en gran forma. Primero, levantó de verdad y por primera vez la temperatura de la noche, con una seguidilla inicial demoledora: “Desconfío”, “Tomé demasiado” y “Sucio y desprolijo”. Más adelante, Alejandro Medina –otro histórico– subió a cantar “Todo el día me pregunto”. Fue la gloria para los miles de chicos y chicas que se agitaban pegados a la empalizada de madera que separa al público del área de escenario. Más tarde, volvió con Riff y ahí todo subió en intensidad y volumen. Las apariciones de Pappo, intermediadas por la Mississippi, introdujeron a otra gran noche de rocanrol.
El viernes, de no haber sido por los balazos de goma, también hubiese merecido el mismo juicio. El Otro Yo revalidó su gran momento y dejó a todos con la boca abierta. Tienen carisma, canciones y una forma de pararse en un escenario únicas para el medio local, y no parecen detenerse en su ascenso. Más tarde, Attaque 77 confirmó su buena salud como banda punk que hace rato dejó de serlo, al menos en cuanto a las posibles limitaciones que el “género” parece traer consigo. Es un grupo maduro con cuatro fuertes personalidades, un compacto bloque de canciones que suenan frescas y contundentes (el caso de la reactualización del clásico adolescente “Hay una bomba en el colegio”, es una muestra) y nunca parecen estar detenidos. Debe ser la banda argentina que más shows concretó en los últimos cinco años, aquí, allá y en todas partes. Ese rodaje resulta un argumento incontrastable cuando se debe pensar por qué suenan como suenan.Hubo momentos de gran intensidad y emoción en su largo show: “Canción inútil”, dedicada a los desaparecidos y precedido por la voz de Hebe de Bonafini. Una línea de esa canción, “parecen ser adolescentes siempre... Es como debe ser” quedó resonando en la plaza.
Los Piojos, por lejos los más convocantes y festejados, dieron rienda suelta a la fiesta alrededor de las dos de la mañana del sábado, precedidos por una salva de fuegos artificiales y el espectáculo habitual que brinda su público cada vez que tocan. Tocan los músicos y acompaña la multitud que conoce cada uno de los momentos de su show: los coros que acompañan ciertos estribillos (“Te diría”, gran comienzo; y por supuesto “Tan solo”, “Ay ay ay”, “Genius”, “Ruleta”), el “Maradó, Maradó” de la gente que precede a la canción del mismo nombre y el gran final, cuando llega el repaso de las banderas y las zonas que representan. Esta vez, hubo agregado de chicas sobre el escenario para “Muévelo”. Todo en un contexto de fervor popular que se mantiene inalterable o, mejor dicho, cada vez mayor.



10.10.2003.-

Pappo, de puño y letra


El Carpo describe uno por uno los temas de "Buscando un amor", su nuevo disco.
Publicado en Diario Clarín
"Buscando un amor" sale a la calle esta semana. Es un disco clásico de rock y blues con varios posibles hits, como el corte Rock and roll y fiebre, Ella es un ángel y Banquero blues. La banda la integraron Gustavo Bolsa González (batería) y Yulie Ruth (bajo) y, como invitados Luis Robinson (armónicas), Nico Raffetta (teclados), las Blacanblus (coros) y José Bale (percusión). Hay cuerdas y una línea de vientos arreglados por Javier Malosetti. Los últimos seis temas del disco son covers de bluseros.
A continuación, uno por uno, según el propio Pappo:
Ella es un angel (Pappo-Yulie Ruth): El sonido de la guitarra sí me costó bastante sacarlo. Tenía tantos equipos ahí... y después me di cuenta que hay que usar guitarra, cable y equipo. Y tocar claro. Tocar es como hablar. Si yo hablo claro, vos me vas a entender.
Buscando un amor (Pappo-Luis Robinson): Es un riff que trajo Luis Robinson y con armónica lo hacíamos a capella. Yo grabé el riff ése y después le hice la letra arriba.
Rock and roll y fiebre (Pappo): Un tema basado en la ruta, los bares de rock y cosas que todavía nosotros necesitamos. El rock and roll es una raza.
Juntos a la par (Yulie Ruth): Es de mi bajista. Pero la versión es bien Pappo.
Mejor que vos (Pappo): Un tema medio indio. Dun dun dun dun dun dáaa. Lo más importante es la parte rítmica y los solos que tiene. Los solos son fabulosos... para mí.
Yo te amo más (Pappo): Me ha ce pensar que vuelvo al 73, cuando hice Stratocaster Boogie. Hacía tiempo que quería grabar un tema con un solo rápido y contundente.
Banquero blues (Pappo): La historia que cuenta fue verdad. Mi hermana mayor puso una plata en el banco y nunca más. De bronca le compuse este tema al banquero. Para este tema usé una guitarra Lucille.
Aquel gato (Pappo): Mientras esperaba que cambien la cinta en el estudio me puse a hablar de algo. Y se me ocurrió forzar la voz haciendo una imitación al padre y al hijo del gato Silvestre. Y quedó. Es muy simpático.
La barca (Pappo): No sé cómo lo compuse porque no sé. Me salió solo. Un día estaba con la guitarra así en la mano y plin!, me salió el tema. Con letra y todo. Con los vientos atrás se puso algo Sam Cooke, Otis Redding. Bien de Chicago, Detroit.
En los bares (Luciano Napolitano): Los méritos son de mi hijo. Aquí uso wha-wha Jimi Hendrix.
Descortés (Pappo): Habla de las tantas peleas que tengo con mi novia. Cuando quiero volver con ella le escribo. Aquí me siento como "una hormiga a la deriva por el andén". ¿Viste cuando baja la gente del tren? Como que me siento de esa manera.
Botas sucias (Pappo-M.A. Cárdenas): Tengo un amigo en Luján que se llama Cárdenas. Me dice: "Tengo una letra que no la puedo terminar". La agarré y se la terminé. Pensé que era ideal para rhythm and blues. Dice: Soy el futuro, soy el pasado, soy el fantasma que está a tu lado.
Trabajo forzado (Pappo): Es una realidad: la falta de trabajo. Y hay una parte que explica bien lo que le pasa a estos muchachos que no ganan lo suficiente como para pagar ni siquiera el alquiler.
Katmandú (Pappo): Está inspirado en Flash, un libro que habla de la droga pesada. La trágica experiencia de la droga. De la época hippie, cuando usaban heroína y se iban a matar a Katmandú, porque allá estaba más barata que en EE.UU. o en Europa, según decía el libro. Acá, gracias a Dios, la heroína nunca llegó. Bueno, yo me basé en eso y cuento la historia de un tipo que está en una fiesta, tipo normal. Conoce una chica ahí dándose una dosis. El prueba y empieza el viaje. Después quiere ir a Katmandú. ¡Es una película el tema!
Tributo a B.B.King (Pappo): Bueno, es un regalo que le quiero hacer al viejo porque lo quiero mucho y porque él me enseñó un montón de cosas. Nunca me olvido que, cuando le preguntaban a Clapton: "¿No te molesta que digan que sos Dios?", él decía "yo no sé qué me vieron. Lo único que hago es imitar a B. B. King."
Trouble no more (Muddy Waters): Lo conocí por Allman Brothers. Y estoy haciendo la versión Allman Brothers. Pienso que gracias a mi productor pude cantarlo en inglés y pronunciarlo bastante bien. Aunque después, escuchando los temas originales, pienso que lo pude haber hecho mejor. Como siempre.
Thrill is gone (Darnell-Hawkins): Está pensado en B. B. King. Pienso que cuando él lo escuche le va a gustar bastante. Y traté de hacerlo lo más personal posible, pero es imposible olvidarse la influencia que uno tiene de B. B. King. Lo escuché tantas veces por él!
Pienso que hay una parte que le faltan los violines y después me parece más o menos parecido. No te digo igual porque es mucho decir.
Little Red Rooster (Willie Dixon): El pequeño gallo rojo. Yo lo había escuchado por Muddy Waters. Es de Willie Dixon, que era el primo. Me encantó cantar así y eso que no fumo. Voy a empezar a fumar cigarrillos negros así me sale más podrida la voz...
Killing floor (Howlin Wolf): Esta versión yo la escuché por Buddy Miles y Electric Flag. Y después, mucho más adelante, la escuché por Howlin Wolf. Pero tenía la versión de Electric Flag en mi cabeza.
Rock me baby (B.B.King-Josea): Me inspiré en esta versión en la versión de Jeff Beck con Rod Stewart.



27.08.2004.-

El eterno retorno de Riff


Pappo, Vitico y Michel Peyronel se reunen en Córdoba y adelantan cómo serán los festejos por el 25º aniversario de la banda.
Publicado en Diario La Voz del Interior
Riff 2004
En declaraciones a este diario, Pappo y Vitico habían negado una reunión de Riff, el grupo que comandaron desde los primeros ’80 y que, en su momento, patentó el heavy rock argentino junto a V8.
“Todo lo referido a Riff hay que diferirlo hacia el año que viene. No tengo nada en contra de Pappo. Es más, el año que viene se cumplen 25 años del nacimiento de Riff. Sería interesante hacer una serie de conciertos para festejar”, declaró Vitico en la antesala de una presentación de su grupo Viticus. Y a Pappo no había ni que nombrarle a Riff en el desarrollo de su estrategia de posicionamiento como bluesman, ideada por “Corcho” Rodríguez y coronada en el disco Buscando un amor. Vale recordarlo: Pappo había cambiado sus habituales botas y camperas de cuero por un ambo de tono oscuro. Al menos para las fotos.

La emotiva estrategia

Pero como estos músicos siempre priorizaron emoción por sobre estrategia, cualquier reunión fortuita puede redundar en una reunión de... Riff. Que finalmente llegará a Córdoba este fin de semana para actuar en la Vieja Usina con una formación algo parchada; a saber: Pappo (guitarra y voz), Vitico (bajo y coros), Nicolás Bererciartúa (hijo de Vitico, guitarra) y el histórico e irreemplazable Michel Peyronel (batería y coros). El guitarrista Serafine Boff no aceptó una nueva reunión por estar abocado a otras cuestiones y, fundamentalmente, por haberse sentido traicionado por Pappo. “En este último año y medio, Pappo me ofreció grabar un disco, ser parte de la banda, salir de gira y un montón de cosas más; y después me dejó de lado. Pappo no tiene ética ni como músico, ni como profesional y mucho menos como amigo”, declaró Boff al diario Clarín.
Como sea, volverá a sonar el “hay que ver, hay que ver, a Pappo presidente y a Vitico Canciller”. Se actualizará la clase dirigente del heavy rock, a quien algunos jóvenes cibernautas agreden en foros por estar formada por “viejos ch...”. No tan así. Según trascendió, Riff no salió a recaudar por el interior sino a poner motores a punto de cara al año del 25 aniversario. Es más, en Córdoba probarían un cantante y expondrían un repertorio nada complaciente



30.08.2004.-

"Mucha boludez... tenía que volver Riff"


La banda con más historia del rock duro nacional regresó a Córdoba. Ante unas 1200 almas dejaron en claro que Riff nunca se fue.
El show estaba programado para las 22:30, sin embargo Norberto Napolitano y los suyos se hicieron esperar. El escenario elegido para el reencuentro fue La Vieja Usina, en el marco de una serie de shows que culminaba en La Docta. Riff otra vez sobre el escenario y la magia intacta.
Rayo Luminoso fue el tema con el que, pasadas las 23:30, decidieron romper el silencio. En escena Michel Peyronel, Vitico, Pappo y Nico (hijo de Vitico); abajo los viejos y nuevos metaleros disfrutaban de cada acorde. Todo estaba en marcha y las cabezas no paraban de girar a doscientas revoluciones por minuto.
"Un poco de Acción", anuncia Pappo y suena justamente ese tema. El venerado violero vuelve a dirigirse al público y proclama: "Hay mucha boludez... tenía que volver Riff" y las bestias gritan enardecidas.
Cabaret revive pasiones y Estrella viaja desde el recuerdo para inmortalizarse una vez más en sus gargantas. Riff está tocando, con la fuerza de siempre a pesar del paso de los años; "Nosotros estamos bien, iguales... más gordos, nomás", dice el Carpo y procede a presentar a su banda.
Poco a poco el tiempo se iba consumiendo entre solos de guitarras que se colaban entre las estrofas. Lili Malvon, Fuera de mi, Mucho Corazón, Betty Silicona... algunos de los temas que iban sonando en una noche donde la sorpresa mayor fue la presentación de quien posiblemente se haga cargo de las voces de Riff. Se trata de un muchacho joven con una voz poco emparentada a la de Pappo. Con sus frondosos rulos rubios, se dio el lujo de interpretar canciones como Mundo Nuevo, La dama del lago y Que sea Rock, recibiendo el aplauso del público.
Pero esta no fue la única presentación. De la boca del propio Pappo salía esta promesa: "Estuvimos dos días en Rosario y tocamos ahora acá en Córdoba; y después vamos a parar hasta el año que viene y vamos a grabar un disco nuevo...". Asi que posiblemente haya una nueva cosecha Riff, esta vez 2005.
Algo que demuestra que "Riff vuelve cuando quiere", como gustan decir, pero esta vez con todo. El show se fue consumiendo y sobre el final sonaron clásicos como Ruedas de Metal, Forastero, La voiture y Sussy Cadillac. Poco a poco se fueron retirando pero no sin antes escuchar el mensaje del profeta vestido de cuero: "Este es mi mensaje para la juventud: todos morirán, nadie se salvará. La muerte será terrible".



12.06.2005.-

Pappo's Blues: limpio y prolijo


Los siete volúmenes, remasterizados y con cubiertas originales, son indispensables para ubicar al mejor Pappo más allá del mito del "guitar heroe". La nota de Fernando García, para Clarín.
Publicado en Diario Clarín
Está claro para todos que en este país la justicia llega tarde. También para Pappo que tuvo que pagar con la muerte para tener lo más preciado de su catálogo reeditado en compact disc como se merecía bastante tiempo antes.
Es que nada hubo más injusto hacia Pappo y su música que la deprimente edición en CD de sus discos con Pappo's Blues, obras maestras del rock duro hecho en Argentina que quedaron relegadas mientras toda la época —los realmente dorados primeros setenta— era remasterizada, corregida y aumentada para volver a orbitar en el mercado.
Pappo's Blues no. Pappo's Blues quedó atrapado en el catálogo de Music Hall, con los años transformado en el sello tropical Leader, juntando polvo como una obsoleta estrella del catch. Pero el mito respiraba y paradojalmente, los vinilos originales salvados de la extinción empezaron a cotizar alto a partir de la segunda mitad de los noventa: podían valer entre tres y cinco veces más que un compact común.
En digi pack, con el arte de tapa respetado puntillosamente, remasterizados y con precisas notas de Alfredo Rosso, los siete volúmenes de Pappo's Blues están de regreso y con gloria.
Buena parte de lo que está grabado en estos discos está entre lo mejor que ha dado el rock argentino aunque el canon haya relegado a Pappo bajo el sutil castigo de premiarlo por su esplendor técnico: el guitarrista virtuoso.
Hay aquí, al menos en los primeros cuatro volúmenes (todos los discos se llaman Pappo's Blues) y el quinto, conocido como Triángulo, mucho más que yeites, efectos y digitación. Pappo's Blues es la obra de un artista. Que expresa una sensibilidad alternativa a la poética dominante —surreal o social— y se impone como una tautología. Pappo's Blues son los blues de Pappo que cerrados sobre sí mismos, están hechos para ser cantados por una sola voz: la de Pappo.
En las notas —originalmente en la contratapa del Volumen I—, el productor Jorge Alvarez lo pone claro cuando habla de lo que mucho que se insistió para que "Pappo fuera Pappo". A partir de ahí, lo suyo sería la reinvindicación del rock como una música de locos, la banda de sonido de un estilo de vida intenso y, sí, escapista ("Algo ha cambiado dentro de mí y alucinado debo vivir", canta).
Del Volumen I al V, la máxima preocupación de los blues de Pappo está en la ilusión de la mente, como si asumiera el sino de la generación L. S. D. que pasó de la psicodelia a la psicosis; del viaje al naufragio. Sintoniza, el angel caído de Plaza Francia, con Hombre Esquizoide del Siglo XXI, de King Crimson, y Paranoid , de Black Sabbath.
La música —entonces llamada "hard rock" o "rock pesado"— aporta el afuera. Pappo's Blues sucede en los años más violentos de la Argentina. Como Pescado Rabioso, Color Humano, Billy Bond y La Pesada del rock and roll y otros grupos perdidos como La Banda del Oeste, Pappo expresa el contexto en el sonido reventado de sus riffs. Se escucha Sucio y desprolijo y se ven Trelew, Ezeiza, la plaza "imberbe". Es rock, no canción testimonial, y la información muchas veces hay que encontrarla en el sonido. Pappo's Blues, más que ningún grupo de aquel entonces, sonaba a que todo se estaba pudriendo.
Sorprende la violencia precoz del Volumen I (Especies es directamente extremo), en el Volumen II está el mejor solo de guitarra de toda la serie (Tumbas), el Volumen III es acaso el más querido (Sucio y desprolijo, El sur de la ciudad, Sandwiches de miga, la tapa azulada de la hippie Cristina Villamor) y el Volumen IV es el definitivo. La reedición le hace justicia a la demencia boogie de Fiesta cervezal, el swing noir de El gato de la calle Negra (otro solo memorable) y el éxtasis agotador de la jam Semilla de sésamo.
Fuera de este límite quedan arenas movedizas para Pappo's Blues. El Volumen V , en realidad llamado Triángulo, es un disco perdido (insondable por donde se lo escuche) para el rock argentino que la reedición devuelve a tiempo. El VI y el VII están hechos de tomas alternativas y sobras y anticipan en cierta forma el futuro azaroso de Pappo en su relación con el objeto "disco".
Remasterizado y con el cuidado que merecía, Pappo's Blues volvió para quedarse.
Llegó la paz, finalmente.



13.07.2005.-

Ni sucio ni desprolijo


El sello argentino Leader Music, licenciatario en el país del catálogo Music Hall que adquirió una compañía mexicana, lanzó los siete primeros discos de Pappo's Blues, con ediciones cuidadas, respetuosas de las originales y por lo tanto muy recomendables. Al fin.
Víctor Pintos © www.rock.com.ar
Las portadas de los cuatro primeros volúmenes de los siete reeditados. Son transcripciones fieles de las originales.
Al principio de todo, cuando Jorge Alvarez comandaba el barco pionero, las ediciones de rock argentino fueron formidables. Las de los simples de Mandioca, las primeras de Talent, las que el productor lanzó en Music Hall. Muy de la época, claro (fines de los 60, principios de los 70), casi siempre por obra y gracia de Juan Orestes Gatti, un diseñador notable que después de aquello dijo adiós y se fue: está radicado en España desde hace casi 30 años. Luego de aquello hubo de todo, algunas cosas recordables, otras decididamente no.
Más tarde, el descuido de las empresas discográficas por sus catálogos y el desentendimiento de los músicos en el tema dejaron muchísimas veces en un profundo olvido aquellas proezas del diseño gráfico y la fotografía del pasado. Así, fue lamentable cómo se reeditaron, no siempre con los tracklistings originales, algunos álbum que presentaban música de valor. Los discos de rock del sello Music Hall son un buen ejemplo de esto, en tiempos (fin de los 80) en que la empresa entró a la deriva, y mucho más después, cuando cayó en un agujero negro legal y su catálogo vagó sin rumbo, de mano en mano.
Ahora que parece ser que el sello mexicano Orfeón Videovox compró por derecha los derechos -no es un juego de palabras- de ese histórico Music Hall, aparecen señales de que las penurias pueden estar concluyendo. La empresa argentina Leader Music, licenciataria en el país del catálogo Music Hall/Orfeón Videovox, acaba de lanzar los siete primeros discos de Pappo's Blues, publicados originalmente entre 1971 y 1978, con ediciones ciertamente felices. Con el sonido adecuadamente remasterizado, ajustadas liner notes de un especialista (Alfredo Rosso) y respetando los tracklistings originales y las bases del diseño original. Esto último tiene, sobre todo, especial importancia en los cuatro primeros discos, que fueron producidos por Alvarez: tres de ellos, el 2, el 3 y el 4, contaron con el arte y el diseño de Gatti.
Se recomienda. Por la música, claro, y ahora también por lo que la acompaña.
Lástima que Pappo no pudo ver estas ediciones.



13.07.2005.-

En tiempos de mecha corta

Por Alfredo Rosso. Liner notes de "Pappo's Blues Volumen 2" (2005) © Leader Music.
El año era 1972 y el rock argentino se hallaba en un momento de cambio y transformaciones. Sus grupos pioneros -Los Gatos, Almendra y Manal- se habían disuelto, pero por todas partes surgían nuevas propuestas y se abrían perspectivas inéditas. La Pesada del Rock and Roll sacó provecho de esos meses en que el libro de pases del rock nacional permaneció abierto y por ello su álbum debut se vio enriquecido con el aporte de luminarias como -entre otros- Luis Alberto Spinetta, David Lebon, Black Amaya, Javier Martínez y, por supuesto, Pappo. El Carpo sumó su furibundo riff de guitarra al clásico de Martínez "Salgan al sol", que Billy Bond cantó con tanta convicción como si lo hubiese compuesto. Pappo también añadió su instrumento al tema "El Parque" de Spinetta y fue co-autor de la música de "Divertido, reventado", que traía un guiño evidente al "You got me floating" de Jimi Hendrix.
Pero Pappo se sentía inquieto y algo desbordado por las expectativas que la prensa había depositado en él. Después de acercar su guitarra a "Spinettalandia y sus amigos", el disco experimental del exAlmendra al que -además- aportó sus temas "Castillo de piedra" y "Era de tontos" (cuyo reconocimiento autoral le llegaría varios años después), Pappo decide partir hacia Inglaterra para tantear el terreno y estar más cerca de sus ídolos musicales. El idioma universal de la música le sirve de esperanto para trabar amistar con John Bonham -baterista de Led Zeppelin- y con el futuro factótum de Motörhead, Lemmy Kilmister, por entonces integrante de Hawkind.
Desde Argentina, sin embargo, las noticias le hablan del éxito de Pappo's Blues y un entusiasta telegrama -que le anuncia fechas de recitales ya comprometidas para su banda- lo incita a regresar. Pero 1972 es el año en que los fragmentos de Almendra se corporizan en tres nuevas bandas. Irónicamente, estos nacimientos significan el final del primer Pappo's Blues, porque Spinetta se llevaría a Black Amaya para que sea baterista de Pescado Rabioso, al tiempo que David Lebon dejaría el bajo para transformarse por un tiempo en el baterista del nuevo proyecto de Edelmiro Molinari, Color Humano.
Pappo no se inmuta. Con la ayuda del baterista de La Pesada, Luis Gambolini, más alguna colaboración postrera de Black y el concurso de un misterioso bajista de nombre Carlos Piñata, transcurren las sesiones de "Pappo's Blues Volumen 2". El peón-cuatro-rey no puede ser mejor: "El tren de las 16". La letra parece un eco lejano de "Soy de cualquier lugar" de Los Gatos: hombre que quiere a mujer que siempre está disponible y no hace preguntas. Hombre que se va. Final abierto. A pesar de su resonancia machista (o quizá precisamente por eso) el tema pronto se convertirá en un clásico que habrán de corear por décadas las huestes metaleras. Es fácil caer en la trampa de tachar de simplista a la prosa de Pappo, pero quienes lo hacen se pierden el bosque por los árboles. El Carpo sabe que la distancia más corta entre dos puntos es la línea recta, y no pierde tiempo en galimatías. Después de todo "Llegará la paz" expresa en tres frases ("ese monstruoso que caminando va / no se da cuenta que no tiene lugar / y con el tiempo desaparecerá..." algo parecido a lo que las columnas de manifestantes que tomaban las calles en las postrimerías del gobierno militar de Lanusse ya gritaban a voz de cuello: "se va a acabar / la dictadura militar". En el país eran tiempos de mecha corta e intolerancia y flotaba un aire de desasosiego que no alcanzaban a disipar ni el vitoreado regreso de Perón ni la esperanza del ya cercano retorno democrático. Como intuyendo la necesidad de hablar claro y sin tapujos, Pappo hace de su segundo álbum un vehículo para un rock primal, despojado y efectivo a la vez. Los riffs recurrentes son la carta de presentación de los temas y a menudo una metáfora simple basta para pintar la realidad que se vivía puertas afuera del estudio. Como en "Insoluble", con su inolvidable "El sacerdote que brindó misa para la moral / no se dio cuenta que tenía grasa en el delantal".
"Tema 1", alias "Hay tiempo para elegir" alias "Castillo de piedra", era la versión Carpiana del tema obsequiado a Spinetta, en un arreglo muy parecido: rápido, duro y en abierto contraste con el otro gran "tema de fogón" de Pappo's Blues Volumen 2: "Desconfío", que nos devuelve al Pappo solitario, vulnerable y melancólico que habíamos conocido en "La estación", aquel blues memorable de Los Abuelos de la Nada. Sentimientos similares expresa "Solitario Juan" ("Pobre Juan", donde Pappo se toma la licencia poética de derivar la carga de soledad a la tercera persona. "Blues de Santa Fe" será siempre un blues cuadrado y arquetípico y bienamado por ello. Para cierre, un tema de atmósfera opresiva y circular: "Tumba", también conocido como "Cementerio". La guitarra de Pappo dime detrás de una letra que desnuda ese momento de madrugada en que estamos más desprotegidos, junto a todos nuestros fantasmas. Un final apropiado para un álbum ominoso y brillante a la vez.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Fotos:






















[img]http:
+10
46
0
46Comments
      mulcahy

      Muy buen material!!!!!!

      0
      elnano1979

      Gracias!!

      0
      elnano1979

      gracias, gente! abrazo grande!!

      0
      MaskOfDeath

      +10 por el carpo y mi vieja 😄

      0
      BrainDead123

      un capo el carpo! Buen post... y Luciano me gusta mucho lo que hace tambien...

      0
      Tole26

      yo vivo justo enfrente del monumento 😊 lo vi muerto cuando tuvo el accidente

      0
      sesshomaru212

      no lei nada pero creo que te esforsastes asique te van mis +10 del dia!

      0
      OcasoViolento

      pappo es dios

      0
      nirvana_4ever

      apporoll]TE DEJE PUNTOS Y TE AGRADESCO QUE POSTIES PARA EL CARPO .. SOS UNA MASA ..

      PAPPOOO NO MURIOOOO PAPPO NO MURIOOOOO QUE SE MUERA CERATI Y LOS PUTOS QUE LO ESCUCHAN LA PUTA QUE LO PARIOO (8)

      Y PAPPO NO SE VAAA NO SE VAAA EL CARPO NO SE VAA !!!!!!!

      No tenes porque bardear a Cerati

      0
      Poker_Foger

      🙄

      0
      nirvana_4ever

      Muy buen post chabon,,faltarian Discos,dvds,,pero bueno,,esta muy bueno el post,,info como esta no se consigue mucho,,muy buen post,,te dejo +10,,,AGUANTE EL CAAAAARPO CARAJO!!!!POR SIEMPRE!!!

      0
      rovitoelias

      me gusto muchoo

      0
      pinkfloyd25

      bueen post hermanooo!!!!

      0
      papporoll

      TE DEJE PUNTOS Y TE AGRADESCO QUE POSTIES PARA EL CARPO .. SOS UNA MASA ..

      PAPPOOO NO MURIOOOO PAPPO NO MURIOOOOO QUE SE MUERA CERATI Y LOS PUTOS QUE LO ESCUCHAN LA PUTA QUE LO PARIOO (8)

      Y PAPPO NO SE VAAA NO SE VAAA EL CARPO NO SE VAA !!!!!!!

      0
      Scroll125

      🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️🙆‍♂️

      0
      campastri

      estoy tan cargado de emociones que sinceramente no se que escribir.
      Pappo, TE AMO!

      0
      gastonlagana

      Nos une una religion que es la de pappo y mi mangazo es el siguiente:

      El dia 7 de agosto de 2004 el gran carpo toco por ultima vez en la ciudad de la plata, y ya si eso fuera poco, toco con una remera de smith & wesson que le dimos (mangas cortadas y todo) estamos desesperados buscando alguna filmacion foto o imagen que pueda guardar smith como unica e irrepetible.

      Es un favor grande pero creo que si estarias en nuestro lugar estarias como yo jejejej!

      Loco dejo en tus manos este mangazo y si llegas a saber de algo me avisas por este medio o a mi telefono 0221 154635673 o 213*295 del nextel.

      Vieja sabras lo que seria eso para toda smith & wesson asi que descarto que si tenes alguna noticia me la pases

      Siempre juntos a la par del loco un gran abrazo y como decimos los smith

      EL ROCK NOS UNE!!!!

      Si quieren escuchar algo de Smith...
      www.purevolume.com/smithrock
      http://www.youtube.com/watch?v=f1z7QY8vfgw
      http://www.youtube.com/watch?v=bQ9w46OFSxA
      http://www.youtube.com/watch?v=hib6ZG3aX4s
      http://www.webderock.com.ar/web/bandas/smith&wisson/index.htm (AQUI PUEDEN VER FOTOS Y COMENTARIOS EN UNA PAGINA DE ROCK DE LA CIUDAD DE lA pLATA)

      http://www.fotolog.com/budibajistas/38791875

      0
      elnano1979

      gracias por pasar, clota!

      0
      clota

      Excelente post! Cómo se te extraña Carpo!

      0
      elnano1979

      dale, joya! saludos!

      0
      Arigatoo

      Hu buenisimas las fotos!

      Un dia tocaba en mi pueblo y para sorpresa ese mismo dia al mediodia estaba comiendo un asado en frente de mi casa, asi que cruce y aproveche para sacar un par de fotos y estar un rato. Lo que me sorprendio es que es un tipo muy sencillo.
      Cuando tenga tiempo subo un par de las mias y te las paso.
      Un abrazo! 😉

      0
      elnano1979
      Arigatoo

      Tube la suerte de conocerlo personalmente, era un tipaso.
      +5

      0
      elnano1979

      gracias jssarasa! 😉

      0
      jssarasa

      Viva Pappo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 😈
      grande loco..buen post!!

      0
      elnano1979

      de nada, maiki! 😉

      0
      maikimask

      me emociono... gracias loco

      0
      Sebla

      nunca me habia parado a ver fotos de Pappo de joven... no era tan escracho como de viejo 😛
      COMO TOCABA ESTE TIPO POR DIOS!!!

      nada que ver, pero alguien se paro a ver como le toca el culo "Santos" a Araceli. 🤤

      0
      Rumiau

      MUY BUENO!!

      0
      abandonob

      IDOLO !!!

      0
      chino666

      pappo.....dios!!!!!!!

      0
      metalero82

      elcone_debur dice:gracias amigo, piel de gallina.

      idem. se agradece el post 😉

      0
      elcone_debur

      gracias amigo, piel de gallina. +10 🤘

      0
      Orishas

      todo bien, cuanto mas aporte haya de este groso... mejor para todos,
      simplemente el titulo me jodio un toque, pero una boludes, ya fue... 😄

      0
      matufc

      el carpo no se murio, se fue al cielo a tocarle un rockanroll a Dios !!!!!!!!!!!!!!!!!!!
      🤘🤘🤘🤘🤘🤘🤘:headba
      ng:🤘🤘🤘🤘🤘🤘🤘:hea
      dbang:🤘🤘🤘🤘🤘🤘🤘:
      headbang:🤘🤘🤘🤘🤘🤘:headba
      ng:🤘🤘🤘🤘v

      0
      elnano1979

      Orishas, ya sé que vos armaste el otro post, pero son completamente diferentes. No
      fue mi intención faltarle el respeto a nadie...

      0
      supirañiquete

      Muy cierto Orishas.... 😄

      0
      Orishas

      Homenaje a Pappo - megapost posta!
      🙄

      http://www.taringa.net/posts/100859/Megapost---Norberto-Napolitano-%28Pap.html

      fijate el titulo la proxima vez... por lo menos por el respeto a los users que
      armaron ese post...
      😉

      0
      RudaMacho

      🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘
      🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘
      🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘
      🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘
      🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘
      🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘
      🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘
      🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘 🤘

      0
      luditobv

      groso pappo dios siempre se lleva a los mejores.. una gran perdida para el rock
      siempre en nusteros corazones

      0
      iair

      "mega post en serio" y no hay discos???? 😟 🤷‍♂️´ 😟 🤷‍♂️´

      0
      godines

      sabes como te dicen a vos?: ROCk NACIONAL... Por que?: DOS AÑOS SIN PAPO,
      JAAAAAAAAAAAA, aguante el Carpo!!!

      0
      julitos

      Gracias!, siempre el carpo en la memoria. +10

      0
      Thinkywinki

      PAPPOOOOOOOO PAPPOOOOOOOOO!!!!!
      🤘 🤘 🤘

      0
      insanity

      El rey se ha muerto pero no se ha olvidado

      0
      Bosterman

      CND (Carpo Not Died) 🤘

      0