Check the new version here

Popular channels

Huevos Faberge

Un poco de cultura no viene nada mal

Huevos imperiales Faberge

Un huevo de Fabergé es uno de los cincuenta y siete joyas creadas por Peter Carl Fabergé de la empresa Fabergé para los zares de Rusia entre los años 1885 y 1917. Los huevos se encuentran se consideran como obras maestras del arte de la joyería.

El banquete más importante del calendario de la iglesia ortodoxa rusa es Pascua. Se celebra con el intercambio de huevos y de tres besos. Los huevos de Fabergé comenzaron en 1884 con un huevo de Pascua hecho para el zar que hizo un regalo para su esposa, la zarina Maria. El huevo recordó a la emperatriz su patria, y así se dijo que Carl Faberge haría un huevo de Pascua cada año para Maria. Fabergé diseñó los huevos de Pascua por otros once años hasta que Alejandro III de Rusia murió. Entonces Nicolás II, hijo de Alejandro, continuó la tradición. Desde entonces el regalo de Pascua tendría forma de huevo y tendría una sorpresa dentro. Estos proyectos se convirtieron en prioridad superior de la compañía y fueron planeados y se trabajaban en ellos por adelantado un año o más. La sorpresa siempre fue mantenida secreta.

Los diseños para los huevos imperiales fueron inspirados por los trabajos de arte históricos que Faberge imitó o copió de sus recorridos o del ermita. Sin embargo, hay una representación conmovedora de cuál ahora es historia rusa en el diseño de un número de estos huevos. Había huevos para conmemorar la coronación del zar Nicolás II, la terminación del ferrocarril siberiano del transporte, y los aniversarios. Había huevos que representaban el yate-Standart imperial, la catedral de Uspensky, el palacio de Gatchina, y durante la época de la guerra, de la Cruz Roja y de los militares.

La fuente primaria de Faberge de la inspiración vino de los trabajos de siglos anteriores. El esmaltar translúcido era una técnica valorada en el siglo XIX que requería de varias capas del esmalte aplicado y de la “leña” del objeto en un horno después de cada capa. Sin embargo, solamente una pequeña cantidad de colores fueron utilizados en el siglo XIX, así que Faberge experimentó y pronto subió sobre 140 cortinas o capas. El más estimado de éstos fue el esmalte de la ostra el cual variaba en color dependiendo de la luz.





10Comments
      GIF
      New