Check the new version here

Popular channels

Imágenes que te erizarán la piel. Entra

                                        





A pesar de su supuesta preocupación hacia los animales, los zoológicos son más bien “colecciones” de animales interesantes: no son refugios ni hogares para los animales. Incluso bajo las mejores condiciones es imposible duplicar o acercarse a crear algo similar al verdadero hábitat en que éstos viven.




A los animales se les impide realizar la mayoría de los comportamientos que para ellos son innatos y vitales como correr, volar, escalar o acompañarse de otros compañeros de especie.









 Los zoológicos sólo enseñan al público que es aceptable interferir y mantener en cautiverio a los animales, a pesar de su aburrimiento, hacinamiento, soledad y privación de las más elementales maneras naturales de su especie.













Los zoológicos varían en tamaño y calidad: hay desde parques hasta recintos con losas de hormigón y barrotes de hierro. Millones de personas visitan anualmente los parques zoológicos, pero la mayoría de éstos sufren pérdidas económicas, y deben encontrar maneras de reducir los costos ingeniándoselas para atraer a los visitantes.





Poca inversión en el cuidado de los animales.










Los zoológicos dicen brindar oportunidades de educación, pero la mayoría de los visitantes pasan sólo unos minutos en cada lugar de cautiverio, más que nada en busca de entretenimiento que de formación.



Entretenimiento, no educación.










¿QUE HICIERON PARA MERECER ESTO? 

















¿Qué podes hacer?

Nunca visites zoológicos, porque con tu dinero pagas la cárcel para los animales y para seguir negociando con ellos, en vez de aportar a su rescate y preservación.
Si tu zoológico local solicita dinero para donaciones corporativas y/u organizaciones o fundaciones caritativas, escribe a los patrocinadores del zoológico y fuérzalos a destinar el dinero a proteger a los animales libres en su propio hábitat.
Promueve y protege las iniciativas libres del sufrimiento de los zoológicos: no dejes a tus hijos que asistan, y desincentiva la visita de parte de colegios o clubes infantiles. Éstos suelen llevar a los niños a los zoológicos para educar y entretener: insiste en que no tiene gracia ni formación la idea de visitar animales encerrados, violentados y tristes.
Escribe cartas al director de los periódicos locales, expresando tu preocupación y enfado con el maltrato que suponen los zoológicos, envía panfletos y presiona a los funcionarios locales para detener la subvención a las cárceles con animales.
Asóciate a las organizaciones que están activamente luchando para informar al público sobre la crueldad escondida en los zoológicos.




¿y vos? ¿Preferís ver a los Animales así? 










¿O así? 



















 
             





                    


                   





0
0
0
0
0No comments yet