La mirada es muy natural... no es para escandalizar