About Taringa!

Popular channels

La pesadilla británica en el Atlántico Sur III

Las Bombas lanzadas por los A-4 “Skyhawk” y los IAI “Dagger”




Modelos de Bombas:

BK-BR PG 50Kg.
BK-BR PG 125 Kg.
BK-BR PG 250 Kg.
BK-BR PG 500 Kg.

Bomba PG de 882lbs.

FAS-250, bomba frenada de 50kg.


BRP-S Bomba frenada de 250Kg.

Mk.117 Bomba de Demolición de 820Kg.

FAS-800A Bomba de fragmentación de 250 Kg.
FAS-800B Bomba de fragmentacion de 125 Kg.



FAS-300 Bomba Cluster de 250Kg. En versiones: FAS-300A con 220 bombetasCAM-1 de los tipos AP, AT o INC con espoleta de impacto y FAS-300B con 88 bombetas con espoleta de retardo de hasta 52 h. Dispersión: 130mx450 (o 100x100m o 7850 m2 a baja altura) o 34.200 m2 o 58.500m2 segun DGID. Velocidad de traslado: 600 kts. Velocidad de lanzamiento: 200 a 600 kts. Altura de lanzamiento: 60 a 5000 mts. Peso: 225Kg o 250Kg.



FAS-500 Bomba Cluster de 500Kg.

BME-330 Bomba Cluster de 330Kg.

Matra Belouga BGL-66 Bomba Cluster.

TAL-2 Bomba Cluster.







Su Labor en Malvinas:

El día 12, aviones A-4 Skyhawk argentinos intentan destruir con bombas al HMS Glasgow y el HMS Brilliant, que se encuentran bombardeando Puerto Argentino. El ataque resulta un fracaso, con la pérdida de 4 aviones (uno de ellos por fuego amigo). Pese a ello, el Glasgow recibe el impacto de una bomba que no llega a estallar, pero le causa suficientes daños como para obligarle a volver al Reino Unido.
El 22, se inició el Dia D, renombrando a la bahía de San Carlos como “Callejón de las Bombas” o “Valle de la Muerte”. Tras un primer ataque sin consecuencias a cargo de dos Dagger a las 10.25 le siguieron cinco minutos después dos escuadrillas de tres Dagger cada una. Con sus cañones y bombas dañaron severamente a la fragata HMS Broadsword y dejaron fuera de servicio (con una bomba sin explotar a bordo) al destructor HMS Antrim, perdiendo un avión por un misil Sea Cat de la Plymouth.
Casi simultáneamente cinco A-4B Skyhawk del Grupo 5 de Caza se lanzaron sobre la Argonaut’’, dañándola gravemente con dos bombas de media tonelada que no explotaron. Una hora más tarde dos A-4B se internaron en el estrecho, bombardeando el numeral por error el casco varado del Río Carcarañá mientras que el líder atacaba sin consecuencias a la fragata Ardent. Al mismo tiempo cuatro A-4C del Grupo 4 de Caza eran interceptados por una PAC, que derribó con sus Sidewinder a dos de ellos: ambos pilotos perdieron la vida. Se produjo entonces una tregua que finalizó abruptamente a las 14.40. Tres Dagger (un cuarto avión había sido derribado por un Sea Harrier poco antes sin que sus compañeros lo notaran) descubrieron a la Ardent que navegaba rumbo al norte y la alcanzaron con dos bombas, una de las cuales explotó destruyendo el helicóptero Lynx y el lanzador de Sea Cat y matando a cuatro hombres. Cinco minutos después otros tres Dagger atacaron con fuego de cañón a la fragata Brilliant, produciendo algunos heridos y daños menores: sin embargo, poco después la siguiente escuadrilla de Dagger fue aniquilada sobre la Gran Malvina por los Sea Harrier, aunque felizmente los tres pilotos pudieron eyectarse. Finalmente, a las 15.10 tres A-4Q Skyhawk de la 3° Escuadrilla de la aviación naval hicieron su aparición y descubrieron a la maltrecha Ardent, que intentaba desesperadamente reunirse al grueso británico. De inmediato la atacaron, alcanzándola con varias bombas de caída retardada Snakeye de 227 kg. La formación argentina fue inmediatamente interceptada por una PAC, que derribó a dos aviones y averió a un tercero de tal forma que el piloto debió eyectarse sobre Puerto Stanley ante la imposibilidad de aterrizar. Sin embargo, dicho ataque había firmado la sentencia de muerte de la Ardent: con 22 muertos y 37 heridos a bordo, los incendios avanzando inexorablemente y el agua de mar penetrando por un gran rumbo en la línea de flotación, sólo quedaba una decisión por tomar. La fragata Yarmouth se colocó junto a la Ardent y procedió a evacuar a los heridos y al resto de la tripulación. Después de arder durante horas, el barco se hundió a las dos de la madrugada del día siguiente.
A mediodía del 23, tres A-4B Skyhawk reaparecen por el norte a gran velocidad y muy baja altitud. Esta vez, las fuerzas británicas reaccionan de inmediato produciendo una densa cortina de fuego antiaéreo. El avión líder es alcanzado enseguida, y su piloto el capitán Carballo logra desaparecer tras los montes para volver al continente. Sin embargo, de manera suicida los dos aparatos restantes prosiguen el ataque mientras los misiles y las trazadoras les envuelven. Se encaran directamente hacia la recién llegada HMS Antelope. El alférez Hugo Gómez lanza su bomba Mk.17 de 500 kg que alcanza a la fragata, sin explotar, y consigue escabullirse. El primer teniente Luciano Guadagnini lanza a su vez y es inmediatamente alcanzado bajo el ala derecha: el avión de Guadagnini se desintegra contra el mástil de la Antelopey un instante después su bomba alcanza al barco sin explotar. La Antelope ha quedado fuera de combate. Con dos bombas sin explotar a bordo y un incendio controlado, los británicos deciden evacuar la fragata excepto por el personal esencial para desactivaciones y control de daños. En la noche del 23 al 24, y mientras el personal de desactivación intentaba desactivar una de las bombas, ésta estalla y el incendio consiguiente alcanza un pañol de Sea Cat: la Antelope se ve conmovida por una terrible explosión. Partida en dos, se hundirá en la mañana del 24.
No hay tregua. La aviación argentina golpea una y otra vez a las fuerzas navales de desembarco, pese a que los británicos les están esperando y pierden cada vez más y más aviones. No obstante, son alcanzados los buques de desembarco HMS Sir Galahad y Sir Lancelot. Los ataques del día 24 se cobran tres Dagger y un Skyhawk, todos ellos abatidos por Sea Harriers sin sufrir ninguna pérdida propia.
El día 25 es la fiesta nacional argentina. Todo el mundo, en ambos bandos, sabe que habrá acción y están en alerta máxima. En efecto, desde primera hora de la mañana comienzan los raids argentinos bajo fuerte presión aérea y antiaérea enemiga. A las 8:37, el primer Skyhawk cae en la trampa misilística del destructor HMS Coventry’’, de la misma clase del malhadado Sheffield. En torno al mediodía se produce otro ataque sobre las fuerzas de desembarco en el Estrecho de San Carlos: un Skyhawk es derribado por un misil Rapier disparado desde tierra y otro cae a manos del Coventry. Es la segunda victoria del día para este moderno destructor, pero son justamente dichos éxitos los que sellan su destino: la Fuerza Aérea Argentina se decide a eliminar a la "rtrampa 42/22" a cualquier precio.
Un ataque de cuatro Skyhawks cae a las 15:20 sobre el destructor Coventry y la fragata Broadsword. La Broadsword es severamente dañada en popa y su helicóptero Lynx resulta destruido, pero sobrevive. El Coventry’’, en cambio, recibe el impacto directo de tres bombas que matan a 19 hombres. Ningún avión atacante resulta abatido. El destructor está perdido, ha de evacuarse de inmediato. En media hora, da la voltereta y se hunde.
En la mañana del día 30 despegaron de Río Grande cuatro Skyhawks con bombas de 250 kg retardadas por paracaídas —para evitar los fallos de detonación que impidieron la destrucción de grandes objetivos los días anteriores— y dos Super Étendards, uno de los cuales transportaba el último Exocet AM.39 aire-superficie de Argentina.
Tras reabastecerse en vuelo, atacaron desde el sur. El primero en disparar fue un Super Étendard, lanzando su Exocet contra un blanco de gran tamaño nítidamente detectado en su radar. Cumplida su misión, los Super Étendards se dieron la vuelta para retornar a base. Sin más Exocets disponibles, su papel en la guerra había finalizado.
Los Skyhawks, en cambio, utilizaron la estela del Exocet para guiarse hacia el blanco. De pronto, observaron «una gran columna de humo negro en el horizonte». El Exocet, una vez más, había alcanzado a algo. Pero al mismo tiempo había puesto en alerta al portaaviones y su escolta, la fragata HMS Avenger. Cuando los pilotos argentinos llegaron, se encontraron con densas capas de humos negros y neblinas blancas generadas por los dos buques para ocultarse, por lo que no pudieron evaluar qué clase de daños había ocasionado el Exocet (según la versión británica fue detectado aproximándose y destruido con un disparo DP de 114 mm, pero parece bastante improbable que un disparo de 114 mm intercepte a un ágil misil antibuque). También se encontraron con algo más: una densa barrera de fuego antiaéreo. Cuando ya tenían claramente al HMS Invincible en las miras, un misil Sea Dart derribó al avión líder y el fuego antiaéreo al del 1er teniente Omar J. Castillo, tan cerca que uno de sus motores cayó sobre el ascensor de aeronaves del portaaviones produciendo un pequeño incendio. Ambos pilotos resultaron muertos.
Pero los otros dos lograron lanzar sus bombas y escapar del área a gran velocidad, perseguidos por misiles y balas. Echaron un último vistazo a su blanco desde lejos, y aseguran haberlo visto envuelto en «un humo denso y negro». Sin embargo, la versión británica de la historia tampoco está de acuerdo. Asegura que los pilotos argentinos, entre tantas neblinas, confundieron al Invincible con la Avenger y sus bombas fueron a parar al mar. Lo único cierto es que el HMS Invincible tardaría dos meses en regresar a puerto después de la guerra, y cuando lo hizo llevaba un gran rectángulo recién pintado en el lateral atacado.



A pesar de que el post no estaba dedicado a los A-4 y las Dagger, los tuve que poner.


Douglas A-4Q SkyHawk




Avión de caza y ataque embarcado
Características:
Tripulación: Uno
Propulsión: Un turborreactor Wright J-65-W-20 de 3.800 kg. de empuje.
Medidas: Envergadura 8,38 m., largo: 12,48 m., alto: 4,57 m.
Peso: Vacío: 4.600 kg., máximo: 10.200 kg.

Velocidad: 1.052 km/h.
Alcance: 3.000 km.
Armamento: 2 Cañones de 20 mm y 2.000 Kg de cargas ofensivas alojadas en estaciones subalares.





Procedencia: Israel.
Fabricante: Israel Aircraft Industries.
Tipo: Ataque e Interceptor.
Envergadura: 8,22 m.
Longitud: 15,55 m.
Peso vacío: 6.570 kg.
Peso máximo de decolaje: 13.500 kg.
Planta motriz: Atar 9C-5 de 4300 kg.
Velocidad máxima: 2.350 km/h (Mach 2.2).
Velocidad crucero: 956 km.
Alcance: 4.000 km.
Armamento: 2 x cañones de 30mm y 4000kg de carga alar (bombas, Matra Magic o Sidewinder)




Más Imágenes:


































La Pesadilla Británica en el Atlántico Sur I
La Pesadilla Británica en el Atlántico Sur II
21Comments