La tecnología nos ha vuelto estúpidos

El ilustrador francés Jean Jullien nos demuestra que la tecnología es buena, pero el mal uso de ella no nos hace más avanzados, sino más estúpidos: