Popular channels

Lo Robé de "Confitería Del Molino" y Te lo Muestro.


La Confitería del Molino fue inaugurada el 9 de julio de 1916 , y cerró sus puertas en 1997, siendo un lugar emblemático de la Ciudad de Buenos Aires ubicada frente al edificio del Congreso Nacional, en el barrio de Balvanera.

UN POCO DE SU HISTORIA

En 1850 dos maestros pasteleros italianos, Constantino Rossi y Cayetano Brenna, tenían una panadería en la esquina de avenida Rivadavia y Rodríguez Peña, que por entonces se llamaban Federación y Garantías. Cerca de allí, frente a la plaza Congreso, se levantó el Molino Lorea, el primero que tuvo la ciudad de Buenos Aires. Rossi y Brenna cambiaron el nombre de su panadería, que se llamaba Confitería del Centro, por el de Antigua Confitería del Molino.



 El negocio fue muy exitoso gracias a las delicias que preparaban, especialmente el pan dulce, pero el hijo de Brenna compró en 1904 una propiedad en la esquina de Callao y Rivadavia y, en años posteriores, también los edificios linderos de Callao 32 y Rivadavia 1815. Allí se asoció con los hermanos Juan y Andrés Rocatagliatta para la construcción del edificio que ocuparía los tres terrenos. El proyecto fue del arquitecto Francisco Terencio Gianotti (el autor de las Galerías Güemes) y el edificio se llamó El Molino.





El arquitecto Gianotti hizo traer todos los materiales de Italia: puertas, ventanas, mármoles, manijas de bronce, cerámicas, cristalería y más de 150 metros cuadrados de vitrales. El edificio tiene una estructura de hormigón armado, material novedoso en esa época, en la que todavía se construía con ladrillo y losas.



La Confitería del Molino se trata de un valioso edificio estilo ”art nouveau” de seis pisos y tres subsuelos. Los pisos superiores se destinaron a inmuebles para alquiler, algo muy típico en los tiempos de las inmigraciones europeas, y la planta baja funcionó como confitería hasta el 24 de febrero 1997. Contaba con tres subsuelos: uno en donde estaba la cuadra de la panadería, lugar donde se elaboraban los panificados; en otro había una fábrica de hielo; y luego bodegas y depósitos. También había en el primer piso dos salones de fiestas, el Versalles y el Gran Molino, con una gran vista a la plaza.


La tarea de expropiación y recuperación de la histórica quedará a cargo del Gobierno actual de Mauricio Macri según lo dispuesto a través del decreto 2026/2015, publicado el 29 de septiembre en el Boletín Oficial con la firma de la presidente Cristina Kirchner, y con esa Ley la confitería pasó a formar parte del patrimonio del Congreso de la Nación y es administrada por una comisión creada para ese fin, y fue fue declarado Monumento Histórico Nacional también en 1997 según el Decreto 1110/97.

Se calcula que la restauración costará unos 100 millones de pesos y la obra demandará entre 18 y 24 meses, pero recuperará su esplendor y dejará de ser una presencia fantasmal en el barrio para volver a ser un ícono del que los porteños estarán orgullosos.



LO QUE YO ROBÉ

Hace unos 4 meses habían comenzado con las primeras refacciones de la confitería, y gran cantidad de obreros estaban desmantelando partes de la mampostería a punto de caer. Si bien yo venía caminando por una senda enmarcada para el tránsito peatonal , en un instante e inesperadamente se escucho un fuerte ruido con la caída de un sinnúmero de vidrios.


Algunos llegaron muy cerca mío y sin darle importancia en el momento, recogí un pequeño pedacito que después de mirar hacia arriba me di cuenta de lo sucedido. Un operario estaba tratando de desarmar un vitreaux externo, y de ahí el desprendimiento .




Cuando llegué a casa lo lavé un poco y parecía nuevo, fue entonces cuando me ocurrió transformarlo en un exclusivo recuerdo, por lo que se lo dí a un artesano amigo para que me fabricase un llavero el cual te muestro.
Como anécdota cabe recordar que mientras Madonna grababa la película “Evita”, filmó el video del tema “Love don´t live her anymore” en marzo de 1996 dentro de los salones del Molino.


0
0
0
0No comments yet