Lombriz solitaria



La lombriz solitaria es un gusano parásito que vive en el aparato digestivo. Resulta desagradable de sólo pensarlo, pero en realidad estos gusanos no causan problemas serios.

Las infecciones de lombriz solitaria no son comunes en los Estados Unidos, y cuando ocurren, son fáciles de tratar.


Aspectos básicos de la lombriz solitaria
La lombriz solitaria es un parásito. Como seguramente recuerde de la clase de biología, los parásitos son organismos que viven de otros organismos (organismos huésped). Los parásitos toman nutrientes del huésped, robándoles sustancias nutritivas.

La lombriz solitaria se mete en el cuerpo cuando alguien come o bebe algo que está infectado de gusanos o de huevos de gusanos. Una vez que está dentro del cuerpo, la cabeza de la lombriz solitaria se agarra de la pared interior de los intestinos. La lombriz solitaria se alimenta de la comida que el huésped está digiriendo; utiliza sus nutrientes para crecer.

Las lombrices solitarias están formadas de segmentos y crecen agregando nuevos segmentos. Cada segmento se reproduce generando miles de huevos. Dado que las lombrices solitarias pueden tener más de mil segmentos, la posibilidad de extenderse es muy grande. Pueden crecer hasta alcanzar más de 33 pies de largo (10 metros) y vivir hasta 25 años.

Los segmentos nuevos crecen a partir de la cabeza de la lombriz solitaria, empujando los segmentos más viejos hacia el final del cuerpo, donde se desprenden. Estos segmentos, junto con los huevos que contienen, salen del aparato digestivo del huésped a través del excremento. Si el excremento no se elimina de una manera sanitaria, como en un inodoro con descarga de agua, puede quedarse en la tierra o el agua.

Los segmentos de la lombriz solitaria pueden mantenerse vivos durante meses en el ambiente, esperando la llegada de un huésped. Los animales, como las vacas o los cerdos, que comen pasto o tocan el terreno pueden entrar en contacto con estos segmentos de la lombriz solitaria o con los huevos. Cuando la lombriz solitaria llega a los intestinos del animal, comienza el ciclo de fijación y crecimiento.

Causas
La mayoría de las veces, las personas contraen infecciones de lombriz solitaria al comer un alimento contaminado o que no se prepara correctamente:

La lombriz solitaria también se puede diseminar cuando alguien ingiere un alimento o bebe agua contaminada con materia fecal infectada. Ésta es una de las razones por la cual la infección de la lombriz solitaria no es común en lugares con un buen sistema sanitario, como los Estados Unidos. Los inodoros, los sistemas cloacales y las plantas de tratamiento del agua ayudan a eliminar la materia fecal del agua y de los alimentos.
Las personas pueden contagiar la lombriz solitaria a otros cuando no se lavan las manos después de usar los sanitarios. Los huevos de la lombriz solitaria en la materia fecal pueden pasar fácilmente a los alimentos o a los objetos, como por ejemplo las manillas de las puertas. Si alguna vez necesita darle a sus hijos una buena razón para lavarse las manos, explíqueles esto.
Los niños pueden contraer una infección de lombriz solitaria al comer carne o pescado que no esté bien cocido y por lo tanto contenga los huevos y las lombrices vivas.