Check the new version here

Popular channels

Mazinger Z, El Robot de las Estrellas

Si todos pensabamos que Mazinger Z tenía una estética hortera, sus imitadores se encargaban con creces de rizar el rizo.



Mazinger Z, El Robot de las Estrellas fue una de las imitaciones más chirriantes y descacharradas de las muchas a las que fue sometido el robot de Go Nagai. Este cómic, editado por Editorial Valenciana en 1978, está basado en la película de imagen real Mazinger Z (The Iron Superman), El Robot de las Estrellas producida por Gofer Films S.A. el mismo año.

El autor de los dibujos es José Sanchís, el creador del simpático gatito Pumby, en un trabajo puramente alimenticio surgido a raíz del increible éxito de Mazinger Z durante su emisión en España en el año 1978.



En Mazinger Z, El Robot de las Estrellas, podemos encontrar todos los ingredientes del Mazinger Z original: En esta serie, Koji está representado por Tinyu, Sayaka es Lin y el Profesor Yumi es el Profesor Lu.

Por parte de los malos, el Dr. Infierno sigue llamandose Dr. Infierno, mientras que Ciberman viene a ser una especie de Barón Ashler, y el Barón Von Bruck es un remedo del Conde Brocken, con monóculo incluido. Para acabar, nos encontramos con una retahila de secundarios de no te menees, así que los dejamos de lado y acabamos antes.

En cuanto al robot milagroso, el Mazinger Z de esta serie está construido con Tanium, que viene a ser una Aleación Z de pacotilla. Lleva escrito su nombre en la cintura, a modo de matrícula y puede desplazarse por el aire con el ayuda de unas pequeñas alas que le salen de la espalda. Su arsenal de armas no tiene nada que envidiar al de su homónimo: Puño Volante de Plutonio, Hoja de la Muerte, Cañón Lanzallamas, Misiles Tierra-Aire, Cohetes Neutrónicos, Rayos de la Muerte...

Y si el Mazinger Z original tenía una compañera, el Robot de las Estrellas no iba a ser menos: El robot de rasgos femeninos Adriana-D, pilotado por Lin, tambien ayudaba en las batallas que se libraban contra las fuerzas del mal. Y por si no hubiese bastante con estos dos aún nos queda un tercero: Rodas II que tenía un espadón así de grande y disparaba rayos con un escudo solar. Demasiado, amigos, demasiado...

Para terminar, hay que caer en la cuenta de que, mientras en los dibujos del Mazinger Z original, dibujados en Japón, los personajes tenían rasgos occidentales, en este cómic, dibujado en España, los personajes tienen rasgos orientales. En fín: el mundo al revés.

+1
6
0
0
6Comments