Nikki Shelley y su retorcido maquillaje




Nikki Shelley es una madre de 33 años con una afición por transformarse en monstruos y demás.