No me lleves ahí por favor...

Cuando piensas en un parque te imaginas niños felices jugando los unos con los otros, pero imaginarte una escena así en los siguientes parques es algo difícil.