Check the new version here

Popular channels

Once productos que demuestran que la Humanidad va directa...



Once productos que demuestran que la Humanidad va directa al abismo




El mundo se va al garete y apenas queda ya esperanza para el ser humano. La tontuna de nuestra especie parece no tener fin; además, cada vez va a peor. Muestra de ello son estos objetos que cualquiera puede comprar y con los que en tu barrio empezarán a sospechar que algo no fluye muy bien en tu cerebro. Son dudosamente útiles y, a la vez, asombrosamente innecesarios:

El dispensador colgante de pizza

Boquiabiertos se quedarán todos si te ven paseando por la calle con ese trozo de pizza que te ha sobrado colgando del cuello. Aquí no se tira nada a la basura y transportar este manjar universal no es nada sencillo. No te pringues las manos ni lleves una aparatosa caja con una sola porción: al cuello y que se mueran todos de envidia. Puede ser tuyo por ocho dólares (algo más de siete euros).

Una alfombrilla-piano para el váter

Si no eres un amante de la lectura y ves cómo se te va demasiado tiempo visitando al señor Roca, esta alfombrilla es absurdamente perfecta para ti. La pones al pie del váter y, mientras manchas la porcelana, puedes tocar al piano. Como el de Tom Hanks en ‘Big’, pero mientras defecas. Mucho mejor.

La cámara para ‘perroselfis’

Si el asunto de los selfis es ya de por sí preocupante, todavía lo es más el sinfín de cosas que estos acarrean. Ya hay modas aún más absurdas, como la del ‘panoselfi’ o la de hacerse un autorretrato de un par de huevos (literalmente), pero este producto supera todo lo anterior: esta cámara camuflada en una pelota de tenis atraerá la mirada de tu perro para que tu selfi canino quede perfecto. Trece dólares (casi doce euros) y las fotos con tu perro serán de un nivel superior.

La máscara ‘emoji’

Lo de los selfis se nos ha ido de las manos, pero lo de los emoticonos va por el mismo camino. Después de que algún genio del marketing ideara ropa con la caca de WhatsApp estampada, la siguiente moda es sustituir directamente tu rostro por el de un ‘emoji’. Cuando un emoticono expresa sentimientos y emociones mejor que tú a través de una máscara, preocúpate. Ese día, te habrás gastado doce dólares (unos once euros).

Tampones para colar el alcohol

Por lo visto, uno de los grandes problemas del siglo XXI es entrar a un garito con el alcohol traído de casa para no tener que rascarse el bolsillo demasiado. Sin embargo, meterlo en una botella o en una petaca es demasiado arriesgado y pueden impedirte la entrada. Las chicas ya tienen solución: estos recipientes con forma de tampón (cuestan doce dólares, cerca de once euros) son perfectos para meter cualquier bebida. ¿Qué portero osaría registrar un paquete de tampones?

Pastillas para cagar de color dorado

“¿Quieres cagar oro? Literalmente. Simplemente trague una de estas píldoras de oro y todas sus brillantes sueños fecales se harán realidad”, indican en la web donde las venden. “Está relleno de virutas de oro 24 quilates y nos lo traen los diseñadores Tobias Wong y Ju$tAnother Rich Kid. Está inspirado en las personas que lo tienen absolutamente todo, a excepción de una mierda brillante”, explican.

Una barba para tu cerveza

Lo hípster también ha llevado a la especie humana a expandir los límites del ridículo: se pueden escribir guías gastronómicas especializadas mientras las barbas de los modernos de turno están hundiendo el mundo de la cosmética. Por si esto no fuera poco absurdo, ahora existe la posibilidad de comprar una pequeña barba postiza para colocársela a tu lata de cerveza. ¿Para qué? Además de para gastar dieciséis dólares (más de catorce euros), no parece haber mucha utilidad en ellas.

Un comedero equino para ardillas

Puede que no haya mejor cosa en la que invertir treinta euros que en este comedero para ardillas. Cuando el animalito en cuestión meta la cabeza en él para alimentarse, tendrás ante tus ojos un maravilloso ser fantástico con cuerpo de ardilla y cabeza de caballo. Más allá de las fantásticas fotos que podrás compartir en Facebook, el comedero no te aportará mucho (y las pobres ardillas serán objeto de una cruel mofa).

Un reloj-hormiguero

Si te ha parecido injusto el trato recibido por la ardilla anterior, lo de estas hormigas no te parecerá mejor (ni menos absurdo). Se trata de un reloj con hormigas en su interior y comida para que estas sobrevivan durante un año. Tiras de la corona del reloj, y los insectos tendrán azúcar para alimentarse. El reloj solo ofrece un supuesto entretenimiento, ya que no da la hora. Cruel, inútil y ridículo. ¿O te apetece ir con un hormiguero de más de cincuenta euros en la muñeca?

Un plato para tu gato ‘dj’

Los gatos, dueños y señores de internet, también sufrirán escarnio por culpa de este objeto endemoniado. Con el aspecto de una mesa de mezclas de ‘dj’, el cacharro tiene cartón enrollado simulando el plato. Para tu gato, será irresistible acercarse a rascarlo, con lo que tendrás un sinfín de fotos de tu gato pinchando música. Endiabladamente adorable y viral. Y patético.

Botellas falsas para rompérselas a alguien en la cabeza

Para todos aquellos que hayan soñado alguna vez en su vida emular las escenas de acción que terminan en la típica pelea de bar, este debe ser el producto estrella del año. Se trata de una botella de atrezo para rompérsela a alguien en la cabeza (sin causar lesiones ni tener que soportar luego denuncias). Ahora bien, los que la compren porque planeen tener una pelea en la que estrenarla deberían mirárselo. Gastar más de 130 euros (la botella cuesta 150 dólares) en esto es para preocuparse.





0
7
0
2
7Comments