Check the new version here

Popular channels

Para vos Lince, estas minas subastaron su virginidad

Algo que no se nos ocurrió a la inmensa mayoría de nosotros era pensar que en nuestra virginidad podíamos tener un banco del que sacar dinero rápido. Y mucho.

A pesar de no ser la forma de hacer dinero rápido que la mayoría de los mortales hubiéramos elegido, hemos de admitir que al menos estas chicas fueron creativas. No todo el mundo subasta su virginidad al mejor postor.

Las causas esgrimidas para tal subasta van desde conseguir dinero para estudiar en la universidad hasta ayudar a la familia, pasando por las que simplemente querían dinero rápido.

A pesar de ser una decisión libre de estas muchachas, uno no deja de sentir un punto de tristeza al saber que hay mujeres tan jóvenes dispuestas a subastar su virginidad.


1. Catarina Migliorini. 20 años.


Esta brasileña subastó su virginidad por 780.000 dólares, más dinero del que la mayoría de nosotros hemos ganado desde que perdimos gratuitamente nuestra virginidades. Eso si, Migliorini vendió su virginidad por una noble causa. Dijo a los medios que planeaba donar hasta un 90 por ciento de las ganancias a organizaciones benéficas que construirán viviendas en el estado brasileño de Santa Catarina.


2. Natalie Dylan. 22 años.

Natalie Dylan es una estadounidense que decidió poner en venta su virginidad debido a que su padre pidió unos prestamos para él que se suponía que debían ir a financiar su educación universitaria pero que no tuvieron ese fin, por lo que necesitaba en dinero para pagar la universidad.
Para subastar su virginidad se puso en contacto con Dennis Hof, propietario del burdel más famoso de Nevada por aparecer en la serie de televisión Cathouse, de HBO. La subasta se llevaría a cabo a través del sitio web del burdel y el acto se consumaría ahí. Sin embargo, a pesar de que algunos dicen que se llegó a pujar hasta 3,7 millones de dólares por el privilegio de yacer con Natalie, nunca se llegó a realizar, si bien ella ganó 250.000 dólares por las molestias y la publicidad. No está nada mal.


3. "Ungirl". 19 años.

Bajo el seudónimo de Ungirl, una joven neozelandesa de 19 años de edad decidió seguir los pasos de Natalie Dylan y puso en venta su virginidad en un sitio web. Recibió 1.200 ofertas, y la ganadora consiguió su virginidad por 35.000 dólares. No son los 250.000 dólares que ganó Natalie pero también se pueden comprar unos cuantos libros con ese dinero.


4. Alina Percea. 18 años.

La joven rumana Alina Percea, de 18 años de edad, decidió que la forma más rápida de pagar su carrera de informática era subastando su virginidad. Un empresario italiano que pagó 14.000 dólares fue el ganador de la subasta. Alina dijo que había disfrutado con la experiencia. Estupendo. Todos ganan.


5. Rosie Reid. 18 años.

Rose Reid, una joven británica de 18 años de edad decidió vender su virginidad para poder pagar los estudios en la universidad de Bristol. Después de recibir 2.000 ofertas, el ganador fue un ingeniero de 44 años de edad, divorciado y padre de dos hijos. A diferencia de lo ocurrido con Alina, que disfrutó de la experiencia, después del acto Rose lloró y lloró, arrepintiéndose de lo que había hecho. Moraleja, una vez que vendes la virginidad, no te la pueden devolver.



6. Raffella Fico. 20 años.

Rafaella Fico es una joven modelo de ropa de baño que saltó a la fama al participar en la versión italiana de Gran Hermano. En declaraciones a la revista Chi dijo que seguía siendo virgen y que si alguien quería tener el placer de ser el que la librara de la virginidad tendría que pagar un millón de dólares. Eso si, dijo que si el postor no le gustaba simplemente tomaría una copa con él y adiós.


7. Gacriela Yataco. 18 años.

Graciela es una peruana que tenía 18 años cuando fue precursora en el negocio de las subastas de la virginidad por Internet allá por 2005. Graciela Yataco tenía que hacer frente a los gastos médicos de su madre, así como ayudar económicamente a su hermano, recién divorciado. Decidió que una forma rápida de conseguir el dinero era subastando su virginidad. En Perú recibió numerosas críticas pero ningún alma caritativa se hizo cargo de las facturas. Un canadiense llegó a postar 1,5 millones de dólares, sin embargo, a última hora Graciela se arrepintió y no vendió su virginidad. Hay quien la acusa de haber montado una farsa simplemente para darse a conocer.


8. Una chica anónima. 16 años.


En la católica Irlanda apareció un anuncio en un sitio web en el que una chica de 16 años subastaba su virginidad con en fin de recaudar dinero para poder pagar la escuela de arte. Un reportero, intrigado por el anuncio decidió pujar hasta 10.000 dólares. Concertaron una cita pero cuando la chica descubrió que era un periodista dijo que todo había sido una broma. ¿Seguro?
0
0
0
0No comments yet