Perdón, tatuajes no más. Perdón.