Check the new version here

Popular channels

Perón y el 17 de octubre...

Faltan un par de días... pero para que vayamos sabiendo qué paso el 17 de octubre de 1945...



Puede que muchos conozcan sobradamente la historia que hoy nos ocupa y por más que lejos puede estar de caratularse como desapercibida la historia del 17 de octubre no es tan popularmente conocida como algunos creen.

Para mediados del ‘45 las máximas organizaciones empresariales daban a conocer un manifiesto donde se criticaba duramente la política de reformas sociales emprendidas y exigían su revisión.



Lógicamente una rápida y enérgica reacción partió del sector sindical. Uno de las primeros en manifestar su apoyo al gobierno fue el sindicato de empleados de comercio y súbitamente el ejemplo cundió entre la mayoría de las organizaciones sindicales. Puntualmente los muchachos trabajadores apoyaban a Perón. La solidaridad para con el Secretario de Trabajo y Previsión se hizo efectiva en la manifestación, que tuvo lugar frente a esa Secretaría, a la que asistieron alrededor de 3.000 trabajadores. Uno de los principales oradores dijo: “No estamos conformes con que se hable en nuestro nombre; vamos a hablar por nosotros mismos”.



El ambiente estaba caldeado y las internas militares dentro del mismo gobierno terminaron obligando al por entonces Coronel, Juan Domingo Perón, a retirarse de todos sus cargos. La respuesta no se hizo esperar, con Perón cumpliendo arresto militar, la semana del 9 al 17 de octubre fue decisiva. Los sindicatos declararon una huelga de dos días, organizando una protesta tan contundente que terminaron reconfigurando el mapa político. Perón quedaba en libertad dada la presión ejercida por los sindicatos y comenzarían entonces las charlas para la concreción del partido que llevaría a Perón a la Presidencia y que luego él mismo se encargaría de desarticular dándole corta vida.



El partido fue llamado Partido Laborista (vale aclarar que no todos los sindicatos apoyaban la candidatura de Perón, alcanza citar el ejemplo del poderoso gremio ferroviario de La Fraternidad que apoyo a la Unión Democrática, partido opuesto al Laborista) y dos meses después de la victoria electoral de mayo del ‘46 Perón anunciaba la unificación de todas las fuerzas que lo habían respaldado bajo el nombre de un nuevo partido llamado Partido Único de la Revolución el cual poco después sería llamado por todos Partido Peronista.



Esta reorganización no sería bienvenida por los lideres laboristas que tanto habían hecho para que “El General” ocupe el sillón de Rivadavia, sin embargo la manija ya tenía dueño y no fue casual la destitución del entonces Secretario de la CGT Luis F. Gay y el nombramiento en ese cargo de Espejo, un dirigente más dócil y subordinado, al tiempo que la señora Eva Perón “Evita” se afianzaba en el, desde entonces, Ministerio de Trabajo.



Así se daba comienzo a una nueva etapa histórica de nuestro país; una de las más importantes, controvertidas, interesantes, revolucionarias, significativas y todos los adjetivos positivos o negativos que usted quiera colocarle basándose en su opinión personal, que entre muchas cosas convirtió la fecha del 17 de octubre en todo un mito: el «Día de la Lealtad».



El 17 de Octubre de 1945 marcó sin duda un antes y un después en la historia argentina, ese día los muchachos todos unidos triunfaron, consiguieron lo que querían, el resto es historia conocida.


Pero antes de seguir con el tema del 17... una breve biografía de Juan Domingo Perón:



Perón nació el 8 de Octubre de 1895 en la Provincia de Buenos Aires. Entró en el Colegio Militar a los 16 años y realizó un progreso incomparable en los rangos militares. Sirvió en Italia durante los últimos años de la década de 1930 como observador militar observando el éxito de los fascistas y nazis. Tuvo mucho interés en la historia y en la filosofía política y publicó diversos trabajos sobre esos tópicos.



En 1943 se unió a un complot militar que derrocó al gobierno civil de Argentina. El régimen militar que subió al poder los siguientes tres años tuvieron mucha influencia de Perón, quien prudentemente solicitó un puesto menor como Secretario de Trabajo y Bienestar Social. En 1945 se convirtió en Vice Presidente y Ministro de Guerra. Poco a poco fue ganando más respeto y notoriedad, sobre todo por el apoyo que obtuvo de los trabajadores no privilegiados llamados "descamisados" y por su popularidad y autoridad en el ejército.



A principios de Octubre de 1945, Perón fue sacado de su puesto por un levantamiento civil y militar. Pero su hermosa y dinámica amante, Eva Duarte, y los compañeros de uniones de trabajadores reunieron a los trabajadores de todo el Gran Buenos Aires, y con esa presión, Perón fue liberado de la custodia el 17 de Octubre de 1945. Esa noche, desde el balcón de la casa Rosada (Casa de Gobierno), Perón habló para 300,000 personas, y sus palabras fueron retransmitidas por radio a todo el país. Prometió conducir a la gente a la victoria en la elección presidencial pendiente y a construir una nación fuerte y justa. Unos días después se casó con Eva, o Evita, como era popularmente llamada, quien lo ayudó a dirigir la Argentina en los años que siguieron. Perón fue elegido Presidente en Febrero de 1946 con el 56 por ciento de los votos.



Perón puso a la Argentina en un curso de industrialización e intervención de la economía, calculada para proveer mejores beneficios sociales para la clase obrera. También adoptó una fuerte política anti-Estados Unidos y anti-Británica, predicando las virtudes de la llamada Tercera Posición, entre el comunismo y el capitalismo.



Si bien, él no revolucionó estructuralmente a la Argentina, transforma a la Nación. Basando su gobierno en una doctrina llamada Justicialismo, Perón mostró beneficios a los trabajadores, a través de aumentos y otros beneficios. Nacionalizó los trenes y financió grandes obras públicas.

Los fondos para esas obras provinieron de las exportaciones que realizó la Argentina durante la Segunda Guerra Mundial.


Reelegido luego en 1951, Perón modificó algunas de sus políticas. Pero fue depuesto y enviado a Paraguay el 19 de Septiembre de 1955, luego de un levantamiento de la armada y el ejército quienes se justificaron por el descontento popular por la inflación, corrupción y opresión.


PRESIDENTE DE FACTO PEDRO E. ARAMBURU Y SU VICE, EL ALMIRANTE ISAAC ROJAS, JEFES DE LA REVOLUCION LIBERTADORA EN 1956


Perón finalmente se instaló en Madrid. Ahí, en 1961 se casó por tercera vez (su primera esposa murió de cancer, al igual que Evita en 1952); su nueva esposa fue María Estela Martínez, una bailarina argentina. en España, Perón trabajó para asegurar, si no era su regreso a la Argentina, que iba perdurar como líder de millones de seguidores Peronistas, cuya memoria del régimen de Perón mejoraba día a día.



Elecciones tras elecciones, el Pernismo emergía como más y más importante. Ni los regímenes civiles ni los militares que gobernaron la Argentina luego de 1955, pudieron resolver los problemas de la Argentina.



El régimen militar del General Alejandro Lanusse, quien tomó el poder en Marzo de 1971, proclamó su intención de restaurar la democracia constitucional a fines de 1973 y permitir el reestablecimiento de los partidos políticos, incluyendo al Partido Peronista. Luego de una invitación del Gobierno Militar, Perón volvió a la Argentina por un corto tiempo en Noviembre de 1972. En las elecciones de Marzo de 1973, los candidatos peronistas ganaron las elecciones y la mayoría en la legislatura, y, en Junio, Perón fue invitado a regresar a la Argentina.



En Octubre, en una elección especial, fue elegido Presidente, y por su insistencia, su esposa - a quien los argentinos no le tenían cariño - se convirtió en Vicepresidente.

Murió el 1 de Julio de 1974, dejando a su esposa como Presidente.





El 17 de octubre


Génesis del 17 de octubre



Día a día



General Edelmiro Farrell


9 de octubre - Al amanecer, el general Avalos recibe la intimación de la Escuela Superior de Guerra: debe exigir a Farrell la separación de Perón de sus cargos de Vicepresidente, Ministro de Guerra y Secretario de Trabajo y Previsión. El secretario Franklin Lucero, al tener noticias de que Campo de Mayo está movilizado, envía al General Von der Becke a hablar con los rebeldes. A pesar de todas las gestiones, el Coronel debe presentar su renuncia a la que agrega la solicitud de retiro "para que vean que no me ha temblado la mano".



10 de octubre - Se nombra Ministro de Guerra al Gral. Eduardo Avalos. Perón se despide desde la Secretaría de Trabajo y Previsión, previa autorización de Farrell que accede a que el acto sea transmitido por radio.

11 de octubre - Se convoca a elecciones para el 7 de abril de 1946. A las 23,00 hs. Perón decide aceptar la invitación de Román Subiza de instalarse por unos días en su estancia en San Nicolás partiendo en auto con Evita. A último momento, cambia el destino y decide ir a una isla que posee el padre de Rudi Freude, en el Delta, cerca de las Tres Bocas. Perón encarga a Mercante que informe de su destino al Ministro de Guerra, para no rehuir responsabilidades.



12 de octubre - Se comunica que ha renunciado todo el Gabinete. En la Plaza San Martín una multitud pide la entrega del Gobierno a la Corte Suprema de Justicia.

13 de octubre - En la madrugada del sábado 13, el jefe de policía, Mittelbach, se apersona en el Tigre y el Coronel Perón es detenido en el recreo Tres Bocas de las islas del Delta. El subjefe de policía, Mayor D'Andrea lo lleva a la cañonera Independencia. Posteriormente es trasladado a la isla Martín García. Mercante debe presentarse detenido en Campo de Mayo.

El ex director de delegaciones regionales de la Secretaría de Trabajo, al enterarse de la detención del Coronel Perón, se comunica telefónicamente con cada Delegación, informando lo ocurrido.

14 de octubre - Juan Álvarez, el Procurador General de la Nación realiza gestiones para tratar de formar un gabinete de conciliación nacional.

15 de octubre - Se deroga el Estatuto Orgánico de los Partidos Políticos. Un recurso de habeas corpus interpuesto en favor del Coronel Perón es rechazado.

16 de octubre - En la mañana, la comisión general de la CGT se reúne en la sede de los tranviarios y tras un largo debate, se aprueba una huelga por 24,00 hs. a partir de las cero horas del día 18.



El capitán médico Miguel Ángel Mazza informa al Ministro de Guerra que el Coronel Perón padece una antigua afección pulmonar que se agrava por la humedad de la isla y que requiere atención hospitalaria. Al anochecer del día 16, manifestantes de Avellaneda intentan cruzar el puente hacia la Capital. Cerca de trescientos avanzan por Montes de Oca y son disueltos por la policía. Siguen llegando: de Villa Urquiza y de San Fernando.



17 de octubre - Ya entrada la mañana, se suman otros que cantan "sin galera y sin bastón, los muchachos de Perón", llegan desde Ensenada, Berisso, Gerli, Quilmes... El movimiento espontáneo se adelanta a la huelga. Son gente extraña para los porteños del centro, son los descamisados.

En Tucumán, los trabajadores de los ingenios que estaban en huelga desde el día anterior, marchan de Lules a Mercedes. Se les unen los ferroviarios.

En Córdoba, los grupos de trabajadores llegan desde Alta Córdoba, de las canteras, hacia el centro.

Perón es traído de Martín García al Hospital Militar Central de Buenos Aires en horas de la madrugada. Juan Álvarez presenta la lista de candidatos para integrar el nuevo gabinete: Tomás Amadeo, Alberto Hueyo, I. Ruiz Moreno, Jorge Figueroa Alcorta y Antonio Vaquer.



17,00 hs.: el Gobierno aprecia que no puede dispersar a la multitud que ocupa la Plaza de Mayo, pues ya hay más de cien mil personas y siguen llegando en camiones de Berisso, Cañuelas, Campana, Santos Lugares. El pueblo pide la presencia de Perón. Ávalos hace traer a Mercante para tranquilizarlos. Finalmente, los dos van a hablar con Perón al Hospital Militar.

El presidente Farrell se comunica con Perón y éste acepta su invitación de concurrir a la Casa de Gobierno.

A las 23,00 hs. Perón llega a la Casa de Gobierno y, por fin, sale al balcón. Se escucha la voz de Farrell por los altoparlantes: "¡Atención Señores! ... El hombre que por su dedicación y su empeño ha sabido ganarse el corazón de todos: el Coronel Perón..." La multitud ya no escuchaba las palabras del Presidente, sólo vivaban a Perón.





Perón recuerda el 17 de octubre

Un pujante palpitar sacudía la entraña de la ciudad. Un hálito áspero crecía en las densas vaharadas, mientras las multitudes continuaban llegando. Venían de las usinas de Puerto Nuevo, de los talleres de Chacarita y Villa Crespo, de las manufacturas de San Martín y Vicente López, de las fundiciones y acerías del Riachuelo, de las hilanderías de Barracas.

Brotaban de los pantanos de Gerli y Avellaneda o descendían de las Lomas de Zamora.

Hermanados en el mismo grito y en la misma fe, iban el peón de campo de Cañuelas y el tornero de precisión, el fundidor, el mecánico de automóviles, el tejedor, la hilandera y el empleado de comercio.

Era el subsuelo de la patria sublevada. Era el cimiento básico de la Nación que asomaba como asoman las épocas pretéritas de la tierra en la conmoción del terremoto... eran los hombres que están solos y esperan, que iniciaban sus tareas de reivindicación”
.

Raúl Scalabrini Ortiz



FUENTE

FUENTE

FUENTE

17 de octubre (más info)

Testimonios

Artículo La Gazeta sobre el 17 de octubre

OTRA VISIÓN DEL 17 DE OCTUBRE Por César Luis Díaz


Un favor, no armen bardo... cada uno es dueño de expresarse, pero dentro de un marco de respeto mútuo. NO AL FOROBARDO.
0
0
0
1
0No comments yet