Check the new version here

Popular channels

post para las mujeres

Crema de berenjenas asadas



Sin importar la estación, la sopa se instaló como una deliciosa entrada. A lo largo del año va mutando y adoptando características especiales. Las de otoño están en una etapa intermedia entre las ligeras de verano y las que calientan el cuerpo en invierno. Para probar una variante, prepare esta crema de berenjenas asadas, que puede transformarse en primer plato paquete con langostinos grillados.





6 PORCIONES, $ 29, PARA DEDICARSE





lo que lleva




berenjenas 15


tomates 6


blanco de puerro 4


apio 4


perejil 1 RAMITO


ajo 10 DIENTES


zanahorias chicas 4


cebollas chicas 4


nuez moscada A GUSTO


laurel 2 HOJAS


tomillo 2 RAMITAS


leche ½ LITRO, APROXIMADAMENTE


crema de leche ½ LITRO


langostinos pelados 12 (OPCIONAL)


sal y pimienta A GUSTO









cómo se hace
Asar las berenjenas en el grill o la plancha (con piel), girándolas, hasta que estén blandas, unos 30 minutos. Deben estar bien cocinadas. Luego, pelarlas y reservar la pulpa.


Limpiar los vegetales y colocarlos en una cacerola (tomates, puerro, apio, perejil, dientes de ajo, zanahorias y cebollas, pelados). Sumar la nuez moscada, el laurel y el tomillo.


Llenar la cacerola con la leche y la crema de leche en mitades iguales, superando unos 15 centímetros el nivel de los vegetales (usar cacerola alta). Llevar a fuego fuerte y cuando rompe el hervor, reducir al mínimo y cocinar unas 2 horas, revolviendo para impedir que los vegetales se asienten en el fondo de la cacerola. Apagar el fuego y dejar enfriar. Retirar el laurel y las ramitas de hierbas. Licuar los vegetales y tamizarlos.


Si se desea, salpimentar y grillar los langostinos, vuelta y vuelta, y decorar la sopa.




Su cocina: limpieza profunda



Día a día, gota a gota, y casi sin darnos cuenta, la grasa y suciedad se van a acumulando en los rincones de la cocina. Para mantenerla como si nunca se hubiera usado, conviene reforzar la limpieza diaria con un plan de "limpieza profunda". Siga estos pasos y aleje gérmenes y grasa de su cocina.


¿Cada cuánto tiempo?
· Quincenalmente es lo indicado.
· Para una familia pequeña y sin muchos invitados, bastará una limpieza a fondo 1 vez al mes.


¿Qué elementos necesita?
· Guantes de goma
Los químicos
· Limpiador desengrasante
· Detergente neutro o limpiador multiuso
· Limpiador en crema
· Cloro
· Limpiapisos específico para el suyo (baldosas, flexit, cerámicos...)
Las herramientas
· Esponja de dos caras
· Paño absorbente y escobilla plástica
· Eventualmente, una virutilla fina de acero para remover grasa dura
· Un canasto plástico para tener todo a mano
· Un trapero

¿Por dónde empezar?
· El principal enemigo del recinto donde preparamos nuestros alimentos es la grasa, cuya alta adherencia permite que se "fije" en rendijas, bordes de muebles, muros y pisos y hasta en los resquicios más pequeños de muebles e implementos. Lo primero, entonces, es revisar detenidamente aquellos lugares menos visibles, especialmente en las cercanías del área de preparación.

¿Cómo limpiar la cocina y el horno?
· Comience por el horno: enciéndalo algunos minutos hasta que tome temperatura. Apague y aplique antigrasa o limpiahornos siguiendo las instrucciones del envase; deje secar y remueva las adherencias; enjuague bien con paño húmedo. Luego pase un paño seco que no deje pelusas.
· Si su cocina se puede mover, corte la llave de paso del gas y mueva el aparato, separándolo del muro: para esto es necesario que su conexión se haya hecho con una manguera flexible y suficientemente larga como para permitir el desplazamiento.
· Revise detenidamente la parte posterior: bajo la cubierta suele acumularse grasa casi hasta parecer pegamento. Rocíe con un antigrasa, deje actuar y remueva con la ayuda de virutilla suave si fuera necesario; enjuague bien con paño húmedo.
· Remoje las hornillas con el producto multiuso, aunque muy efectivo también pueden ser el vinagre o el limón, que les devuelve el brillo original. Revise los conectores de las hornillas y limpie con una escobilla, para prevenir que se tapen.
· Para las rejillas y bandejas del horno use algún producto en crema no abrasivo.
· Rocíe las perillas con antigrasa o con multiuso; remueva completamente la suciedad con una escobilla y enjuague con paño hasta que las sienta suaves.
· Por último limpie la cubierta y la tapa también con multiuso. Evite los productos abrasivos, que terminarán por rayar las superficies.
· En su "limpieza profunda" no olvide la llave de paso del gas: frótela con antigrasa lo mismo que la manguera.
· Rocíe con antigrasa tanto los azulejos del muro como el piso donde se ubica la cocina; deje reposar algunos minutos y remueva con ayuda de la parte dura de la esponja o virutilla fina de acero hasta retirar toda la grasa, especialmente de las junturas de baldosas; enjuague con el paño absorbente hasta que sienta las superficies lisas. Trapee el suelo y enjuague. Repita en las paredes exteriores de los muebles adyacentes.
· Vuelva la cocina a su lugar.

¿Cómo limpiar la campana extractora?
· Retire el filtro sucio, desatornillando los listones metálicos que lo sujetan, o según el sistema de su modelo. Retire la base y esparza detergente multiuso neutro en la campana. Si la grasa acumulada es mucha, prefiera un antigrasas más potente, dejándolo actuar algunos minutos. Limpie la base con escobilla plástica, cuidando de sacar toda la suciedad adherida y enjuague bien con el paño húmedo. Ajuste el nuevo filtro (puede reponer el anterior si no está muy sucio) y ponga los listones; vuelva la base a su lugar.
· Con ayuda de una escobilla dental vieja, limpie con antigrasa los interruptores de la campana; enjuague y seque.




¿Cómo limpiar el refrigerador?
· Desenchúfelo antes de proceder a la limpieza.
· Al menos una vez al año muévalo con mucho cuidado, manteniéndolo siempre en su posición horizontal y aspire o sacuda cuidadosamente el polvo del panel posterior, incluido el cable eléctrico.
· Para limpiar el interior, vacíelo por completo, retire las bandejas y siga las indicaciones de nuestro artículo: Mantenimiento del refrigerador.
· Recuerde que el interior se limpia muy bien con paño humedecido en una solución de agua con bicarbonato (previene malos olores) y las bandejas con detergente neutro. Seque antes de volver a usar.
· Barra también la suciedad que pueda haberse acumulado bajo el refrigerador y limpie los muros aledaños con agua o multiuso y trapee el piso; si es necesario, remueva suciedad pegada con antigrasas, localmente.
· Una vez finalizada la limpieza, vuelva el artefacto a su lugar y enchufe.

¿Cómo limpiar los muebles?
· Parta siempre por el interior: retire lo guardado y limpie bandejas y cajones –especialmente sus cantos y rincones- use multiuso o detergente neutro. Si prefiere, refuerce con antigrasa la bandeja donde guarda el aceite para cocinar. Enjuague y seque con paño limpio.
· Las manchas rebeldes de las superficies melaminadas –vino, jugos, líquidos con colorantes- salen fácil con unas gotas de cloro.
· Dedíquele algunos minutos al mueble del lavaplatos: una vez retirado todo lo guardado, limpie con multiuso o paño húmedo (también las cañerías y el exterior del sifón).
· Para el lavaplatos, lo mejor es juntar algunos centímetros con agua y echar un chorro de cloro, para limpiar y desinfectar y, si tiene manchas de cal dejadas por el agua, retire con vinagre.
· No olvide las uniones del lavaplatos al muro.
· Limpie las cubiertas, perillas y paredes de los muebles en forma habitual, pero en esta ocasión hay que aprovechar de hacerlo en forma más prolija, con un producto desinfectante.
· Lave minuciosamente las junturas de los muebles a los muros, lo mismo que sus bases, que suelen acumular tierra y salpicaduras. Lave los azulejos con multiuso. Si es necesario, ayúdese con escobilla plástica.
..........................
¿Cómo limpiar el piso?
· Barra y luego trapee con el limpiapisos adecuado al material existente en su cocina, (prefiera productos a base de amonio) y, para evitar manchas, deje secar antes de volver a pisar.

Detalles de mantención
· Si tiene lavavajillas, aproveche de revisar los niveles de las sales y el abrillantador, en sus respectivos depósitos. Para su limpieza, tanto exterior como interior, use sólo paño suave con agua. No olvide los filtros ni el depósito del detergente. Si es necesario, aplique multiuso únicamente en la superficie.
· Para eliminar los hongos del secaplatos, remoje en un producto antihongos o en cloro diluido en agua.
· Abrillante perillas y llaves metálicas con detergente multiuso. Una solución casera es frotarlas con agua con amoníaco.
· Limpie -con precaución- los enchufes, que también acumulan grasa.

· Recuerde que parte importante del éxito o el fracaso de la limpieza estará en la elección del limpiador adecuado: lea las etiquetas y siga sus instrucciones.

PRECAUCIÓN
Los productos de limpieza, en general, son muy tóxicos tenga siempre a mano este número:



0
19
0
0
19Comments