Rudolf Diesel

Rudolf Diesel (París, 18 de marzo de 1858 - † Canal de la Mancha, 29 de septiembre de 1913) fue un ingeniero alemán inventor del motor de combustión de alto rendimiento que lleva su nombre, el motor diésel. Motor aplicable a la locomoción, primeramente llamado "motor de petróleo", posteriormente tomaría el nombre de su inventor.

Hijo de inmigrantes bávaros, nació en París. En 1870 la familia tuvo que abandonar Francia al estallar la guerra franco-prusiana, y Rudolf fue enviado a Augsburgo.

Discípulo del inventor de la nevera Carl von Linde a partir de 1875 en Munich. Regresó a Paris como representante de la empresa de máquinas frigoríficas de su maestro.

Entre 1893 y 1897 construyó en MAN (perteneciente al grupo Krupp) el primer motor diésel del mundo en condiciones de trabajo.

El Instituto de Ingenieros Mecánicos le concedió la orden del Mérito por sus investigaciones y desarrollos sobre los motores de petróleo.

Se consideraría a sí mismo como un filósofo social, aunque su libro “Solidarity”, donde describe su visión de la empresa, sólo vendió 200 ejemplares.

Se supone que murió el 29 / 30 se septiembre de 1913 y (se supone que) ahogado, pues desapareció del buque que cubría el trayecto de Amberes a Inglaterra en el que viajaba. Un par de días después su cuerpo fue encontrado por un bote de la guardia costera. Como era lo común en ese entonces, sólo se tomaron sus pertenencias (identificadas posteriormente por su hijo) y el cuerpo fue arrojado de nuevo al mar.

Se manejan varias hipótesis sobre su muerte, la primera indica que cometió suicidio en vista de encontrarse en quiebra, aunque su familia creyó que fue asesinado y sus ideas robadas. Otra hipótesis indica que agentes alemanes lo asesinaron para evitar la difusión de sus inventos, en vista de que la guerra se encontraba cercana y él estaba decidido a permitir que cualquiera (Francia e Inglaterra entre ellos) comprara licencias sobre sus patentes.