si los navegadores fueran mujeres...