Check the new version here

Popular channels

Teléfono en mano, se lo podrás decir cara a cara


VIDEOPHONE MTA 5531

El último modelo de videoteléfono IP de Innomedia puede hablar con otros modelos iguales y con celulares 3G que acepten videollamadas. Está disponible en Asia.


OJO VIDEOPHONE

Modernísimo. Tiene un año de vida y lo diseñó Motorola. Su precio en los Estados Unidos es de us$500. Permite llamar a otros videoteléfonos Ojo y a teléfonos comunes.



NOKIA 6680

Este modelo de videocelular que ya se luce en Europa trae dos cámaras. Una en la parte de atrás para sacar fotos de 1,3 Megapíxeles. La otra, adelante, es para videollamadas.


Samsung SGH-Z510

Con doble pantalla color, este modelo de Samsung para redes UMTS ya se vende en Europa. Es bien chiquito: mide 8,9cm de largo y pesa 95 gramos.


SONY ERICSSON W900i

Videollamadas y música a todo trapo es la fórmula de seducción de este teléfono móvil. Trae una amplia pantalla color especial para videollamadas, TV móvil y videoclips de música.



MOTOROLA v1050

¿Qué más se le puede pedir?: Cámara de 1,3 Megapíxeles con zoom de 8X, filmación en MPG4, reproductor MP3 integrado y función de videollamadas. Además, es bien compacto.


SE VIENE LA VIDEOTELEFONIA

Teléfono en mano, se lo podrás decir cara a cara


Los videoteléfonos abandonaron el terreno de la ciencia ficción y se preparan para debutar en el mercado. Muy pronto comenzarán a verse celulares de última generación y teléfonos para Internet (con monitor y cámara) capaces de establecer videollamadas. En Asia y Europa estos servicios ya funcionan. En la Argentina se los espera para fines de 2007. Aquí, un completo anticipo de la nueva tecnología, que se viene con todo.


Igual que en esas viejas películas de ciencia ficción: un videoteléfono que sirve para escuchar y ver a la persona con la cual se conversa. Pero ahora, las videollamadas no son más un privilegio del cine o la pantalla chica, sino un servicio real que ofrecen los celulares de tercera generación. También, los teléfonos para Internet (IP) con monitor y cámara.

Hacer una videollamada por celular esmuy fácil. Se necesita que cada interlocutor tenga un teléfono móvil con cámara de video y un software de videoconferencia. Cuando estos teléfonos están en una zona geográfica con cobertura celular de alta velocidad (red 3G), basta que uno de ellos marque el número telefónico del otro y apriete el botón de video llamada. Si su interlocutor acepta, se inicia la charla cara a cara.

Cuando se desea interrumpir la videollamada y seguir charlando a la usanza tradicional, es necesario cortar y marcar de nuevo. Este "corto y llamo de nuevo" es necesario porque la videollamada se realiza por tecnología IP y no por el canal habitual de las llamadas de voz. En la videoconferencia celular tanto la voz como la imagen son fragmentadas y transmitidas en paquetes de datos.

Las redes celulares 3G, también conocidas por la sigla UMTS o WCDMA, permiten transmitir video en forma bidireccional a alta velocidad: en teoría, hasta 2Mbps (Megabits por segundo). Además, poseen muy baja latencia. La latencia o retardo es el tiempo que transcurre entre que una persona habla y la otra lo escucha.

Pero el amplio ancho de banda de las redes 3G no sólo permiten hacer videollamadas, sino mirar TV móvil y estar siempre online. Los celulares 3G están permanentemente conectados a Internet, para navegar por sitios web o recibir y enviar e-mails.

Estos mágicos videoteléfonos móviles ya son un chiche bastante común entre los hipertecnológicos habitantes de las ciudades asiáticas de Singapur, el Japón y Hong Kong, entre otros. También los europeos lucen sus flamantes videocelulares, en los numerosos países del viejo continente donde ya existen redes 3G. En el mundo hay 50 millones de consumidores de celulares 3G, y la mayoría viven en Asia y Europa, según la organización 3G Américas.

En el continente américano la tecnología 3G está más verde. A pesar de que en los Estados Unidos existen redes 3G, las videollamadas por celular es un tema pendiente. Erasmo Rojas, de 3G Américas, explica que el problema de los celulares 3G norteamericanos es que funcionan sobre redes UMTS en la banda de frecuencia 1900/850 MHz, que es la misma frecuencia saturada de usuarios que emplea la "vieja" telefonía celular de ese país. Para solucionar este problema, el gobierno de los Estados Unidos va a licitar la frecuencia 1700/2100 MHz para servicios 3G el próximo mes de junio.

Como era de esperar, América latina no está en mejores condiciones. Pero hay voluntad de lanzar servicios comerciales de videollamadas a fines de 2007.

A fines del año pasado, Personal anunció Personal 3G Labs, un proyecto destinado a estudiar el impacto que de los nuevos servicios de tercera generación tienen el consumidor, entre ellos la videoconferencia. Guillermo Rivaben, Director de Marketing de esa empresa, cree que recién en 2007 estarán dadas las condiciones para lanzar la videollamada como servicio comercial.

Daniela Martínez, de Movistar, también apuesta a la etapa experimental. "Las videollamadas están en nuestro portafolio de futuros servicios que lanzaremos de aquí a tres años. Mientras tanto probaremos el servicio sobre diferentes tecnologías: GPRS, EDGE y UMTS", dice Martínez.

Por ahora, las empresas celulares evitan las definiciones y tantean con tímidez el mercado, con pruebas de servicios de TV móvil, video a demanda y videoconferencia, que emulan los servicios comerciales de tercera generación. Pero Erasmo Rojas lo deja en claro: "con redes GPRS o EDGE, como las que hoy existen en la Argentina, sólo es posible hacer videoconferencia en versión de prueba, pero no lanzar un servicio comercial másivo. Carece de la velocidad y latencia que exige una red 3G".

En opinión de Gustavo Wrobel, Director de Comunicación de Motorola, el tiempo de definición debe llegar tarde o temprano. "A las compañías de telefonía celular de la Argentina le quedan dos caminos: adoptar una red celular 3G sobre la actual frencuencia de 1900 MHz (el camino por el que optó Cingular, en los EE.UU), o trabajar con el Gobierno para abrir la licitación de nuevas frecuencias 3G de 2100 MHz, como hizo Europa y Asia", dice Wrobel.



Videoteléfonos IP

No es novedad. Desde que la multimedia llegó a Internet existe la posibilidad de hacer videoconferencia por esa gran red. Para hacer una videoconferencia online basta con que cada usuario tenga una conexión a Internet (de banda ancha, mejor) y usar un programa como NetMeeting, o la nueva versión de Skype 2.0.

Pero claro, no es tan cómodo como discar directamente desde un teléfono IP con cámara y pantalla incluida. Estos teléfonos no necesitan de una PC ni de lidiar con un soft de videoconferencia. Pero sólo puede hacer una videollamada a otro videoteléfono IP. Aunque nada le impide llamar por Internet a un teléfono común y corriente. En este caso, no sueñe con verle la cara a su interlocutor.

En 2005, Motorola lanzó Ojo (www.ojophone.com), un pintorezco videoteléfono IP que se vende en los Estados Unidos a us$500. Funciona sobre redes de banda ancha ADSL. El servicio cuesta por mes us$15 y permite hacer videollamadas o enviar mensajes con video a otro usuario de teléfono Ojo. También llamadas tradicionales de voz a cualquier teléfono.

Otra compañía, Packet 8 (www.packet8.net), vende dos videoteléfonos IP al precio de uno: us$400. El servicio de llamadas sin límite a los EE.UU y el Canadá cuesta us$20 al mes.

Un poco más completo es el Innomedia VideoPhone (www.innomedia.com). El modelo MTA5331 posee una lustrosa pantalla LCD color de 7 pulgadas y no sólo permite llamar a otros teléfonos de su raza sino que está capacitado para hablar con celulares 3G. El servicio combinado con telefonía celular está disponible en Singapur, por medio de la empresa SingTel, y en Hong Kong, a través de VFone.

Pero también hay videoteléfonos IP que hablan en castellano. La méxicana Telmex ofrece en su país de origen un servicio de videollamadas. Los usuarios necesitan comprar el teléfono con cámara y pantalla Telmex V200 y contratar los servicios de una línea telefónica IP.

Ninguno de estos equipos está a la venta en la Argentina. Pero, ¿qué pasa si se compra online o durante un viaje al exterior? Nada impedirá al flamante consumidor de teléfono IP enchufarlo a su línea de banda ancha. Pero, más vale que compre por lo menos dos: uno para el y otro para la persona con la cual quiere hablar cara a cara. Además, va a tener que configurar las direciones IP de ambos teléfonos por su cuenta, ya que el servicio de voz y video sobre IP asociado a cada equipo no está disponible en el país. Sin este servicio es imposible llamar a otros teléfonos comunes y corrientes.


A ver quién corre más rápido

Las diferentes tecnologías de celulares compiten para ver quién corre más rápido. Aquí una breve guía de la performance de cada tecnología celular:

Las redes GPRS, que cubren casi todo el país, ofrecen una velocidad teorica de download (bajada de datos) de 115Kbps, pero en la realidad logran unos 40Kbps. En ella se basan los servicios de mensajería multimedia que ofrecen los celulares GSM criollos.

EDGE podría llegar a 473Kbps, pero si alcanza los 130Kbps date por conforme. Más que de sobra para transmitir datos en forma rápida, incluso pesados archivos multimedia. También, puede brindar servicios de video a demanda con bastante calidad. Incluso permite hacer videoconferencia en etapas experimentales.

UMTS/WCDAM puede llegar a 2Mbps. Pero en la práctica tiene un promedio de 320Kbps. Suficiente para TV móvil y videollamadas. Además, posee menor periodo de latencia que las otras redes.

La más nuevita invención es la UMTS-HSDPA. Está en período de prueba y puede alcanzar 14Mbps. El promedio que logra en la cancha es, como en las otras, menor: entre 550 y 1100Kbps.

Otra en danza es CDMA2000 o CDMA1x, fue promocionada con bombos y platillos por Movicom antes de su fusión con Movistar. Ahora, ni se escucha hablar de ella. Logra en promedio una velocidad real de entre 50 y 70 Kbps. En teoría, la máxima es 153 Kbps.
0
43
0
0
43Comments