1. Arte y Cultura
  2. »
  3. Otros

Tengo un dolar maldito y te lo muestro







Tengo un dolar maldito y te lo muestro




HOLA AMIGOS TARINGUEROS A MI NUEVO POST DEDICADO A TODOS AQUELLOS QUE LES INTERESEN LAS CURIOSIDADES DEL MUNDO EN EL QUE VIVIMOS. MI EXCUSA ES LA NUMISMATICA Y ESTO ES LO QUE VOY APRENDIENDO DE MIS MONEDAS.

HOY POR EJEMPLO, VAMOS A VIAJAR UN POQUITO A UN PAIS MUY CONOCIDO PERO CON UNA HISTORIA MUY POCO CONOCIDA EN SU MONEDA.

UN MISTERIO QUE SIN DUDA LLAMARÁ TU ATENCION.


¿¿QUERES ENTERARTE DE QUE Y DE QUIEN SE TRATA??


NO TE PIERDAS ESTE POST.


SIN NADA MAS QUE AGREGAR, ABROCHENSE LOS CINTURONES, PORQUE YA PARTIMOS HACIA UNA NUEVA AVENTURA.



HOY: EL MISTERIOSO DOLAR MALDITO.

¡ ¡ ¡ BIENVENIDOS A ESTADOS UNIDOS DE AMERICA ! ! !










Desde 1935 la moneda de un dólar, hasta entonces de plata, dejó de acuñarse en los EE.UU.; ya en las décadas de 1920 y 1930 la demanda de la misma era ínfima, pues la gente prefería usar el billete antes que una pesada moneda de plata de más de 26 g, por lo que la gran mayoría se mantuvo en reserva para convertir billetes nominados en plata.







En 1964, surgió el problema del abandono del metal plata para las acuñaciones circulantes, y la necesidad de convertir cientos de millones de dólares papel respaldado por plata (silver certificates); aunque varios millones de dólares se acuñaron con los diseños de 1921-1935, pero luego fueron destruidos.








En 1971, al morir el ex presidente Dwight "Ike" Eisenhower, se propuso la reintroducción de la moneda de un dólar, ahora con peso y aleación acorde a las nuevas monedas de cobre enchapado, y en ese mismo metal. La moneda seguía siendo voluminosa e incómoda, pero aún así la gente le dio cierto uso limitado, prefiriendo en cambio siempre el billete de a dólar.








Finalmente, en 1979, se dispuso la introducción de una nueva moneda de dólar, más práctica: sería la primera moneda de dólar con el retrato de una mujer, la educadora y feminista Susan B. Anthony. La nueva moneda se planteó como la respuesta y substituto definitivo al costoso, incómodo y poco duradero billete de un dólar, cuya vida útil en circulación apenas promediaba un año.







En previsión a la enorme demanda que se esperaba tendría la nueva moneda, entre enero y julio de 1979 (la fecha prevista para la emisión), las cecas de EE.UU. produjeron un stock acumulado de 550 millones; la poderosa industria de las máquinas expendedoras invirtió cerca de USD 100 millones en modificar las máquinas para que pudieran aceptarlas.







El resultado fue un fiasco total: la demanda de la moneda fue casi nula; la gente la confundía con la moneda de un cuarto de dólar, casi del mismo tamaño (apenas 1,8 mm. más pequeña), peso e idéntico metal y color; y aunque en 1979 se acuñaron más de 750 millones, en 1980 sólo se produjeron menos de 90 millones; poco después la demanda era prácticamente nula.







Sólo el subterráneo de Baltimore las demandaba y usaba como pago del pasaje, para lo cual los usuarios podían cambiar sus billetes por estas monedas en las ventanillas, ya que dicho Metro era virtualmente el único usuario de este dólar "maldito".








Dadas las cantidades invertidas, se dispuso el almacenamiento de las monedas, algo costoso, pero mucho menos que destruirlas. En 1981, cuando dejó de producirse, más de 500 millones de inútiles dólares malditos aún se almacenaban en las arcas de la Reserva Federal, y aunque volvieron a emitierse en cierta cantidad en 1999, se estima que la mayoría fueron destruídos al introducirse las monedas de nuevo diseño en 2000.





A pesar de todo, el "dólar maldito" no ha perdido su valor legal, y se lo encuentra una que otra vez aún hoy en circulación, si bien la mayoría ha sido atesorada por los coleccionistas.








MI DOLAR MALDITO:






Y POR SUPUESTO Y COMO SIEMPRE: LAS CERTIFICADAS:









¡ ¡ ¡ ESPERO QUE TE HAYA GUSTADO ! ! !

SI TE GUSTA LA NUMISMATICA, LAS CURIOSIDADES DE NUESTRO PLANETA O LA HISTORIA DE NUESTRA HUMANIDAD: NO DUDES EN SEGUIRME






¡ ¡ ¡ NOS VEMOS EN LA PROXIMA AVENTURA ! ! !











+22
11
0
11Comentarios