Todo lo que hizo este hombre para no separarse de su perro.

Un hombre que estaba dispuesto a dormir a la intemperie durante un invierno terrible solo para estar junto a su amado perro está reconstruyendo su vida gracias al cuidado de los demás.
Facebook: horizonhouseindy

La historia de Bernard Holland (53) y Oreo, su perro de dos años, fue publicada por primera vez en enero por The Indianapolis Star, un diario de Indianápolis, la capital de Indiana, en Estados Unidos.

Holland se mudó desde el Estado de Michigan en noviembre, y en un principio se hospedó con una familia.
Sin embargo, reportó el periódico, pronto se encontró sin un lugar a donde ir, y no pudo encontrar un refugio que acepte a su cachorro.
Pero abandonar a Oreo no era una opción. Así que Holland armó una carpa en un campamento para personas sin techo y sufrió varias noches de temperaturas bajo cero junto a su mascota.

Facebook: horizonhouseindy

Un tiempo después, el hombre y el perro fueron encontrados por un trabajador de un refugio local, Horizon House.

La organización comenzó a trabajar junto a Holland para que resuelva su situación habitacional y para que tanto él como Oreo pudieran pasar seguros el invierno.
En breve entró en escena el refugio canino Wigglebutt Doghouse. El grupo ofreció cuidar a Oreo hasta que Holland se recuperase.
“Está segura, y sé que la están cuidando bien”, dijo Holland.
Gracias a la ayuda de estas organizaciones locales, en febrero Holland pudo comenzar a trabajar medio día en el refugio canino. Desde entonces, dijo elIndianapolis Star, encontró un motel en el que Oreo y él pueden vivir juntos.
“Es asombroso ver el cambio en Bernard desde que todo comenzó”, dijo al periódico Melissa Burgess, de Horizon House. “Cuando lo encontramos por primera vez estaba triste, perdido, y ahora está con más energía y ánimo. Estamos muy orgullosos de él”.

Facebook: horizonhouseindy

La historia de Holland conmovió a personas de todo el país, que hicieron numerosas donaciones para él y Oreo.

Holland dijo al Indianapolis Star que espera encontrar un trabajo de tiempo completo y asegurarse una vivienda permanente para él y su querido cachorro.
“No busco ser rico, solo vivir feliz”, dijo.