Tomá, Reíte un poco (Capítulo 4)