Un granjero cultiva calabazas con forma de Frankenstein

Tony Dighera es un granjero de California que ha creado unas calabazas con la forma de la cabeza de Frankenstein. Las ha cultivado con unos moldes de plástico y ha producido más de 5.000 en sólo este año.

Al parecer, no fue nada sencillo encontrar el tipo de calabaza perfecto para que se adoptara la forma del clásico personaje de la novela de la escritora inglesa Mary Shelley. Después de probar con más de 27 tipos, logró conseguir su objetivo. Le llevó unos cuatro años de ‘ensayo error’, pero ahora ya tiene la fórmula.

Tony invirtió cerca de 400.000 euros y ahora espera recuperar el dinero de la venta de estas. Las vende por unos 80 euros.



Noticias de actualidad