Check the new version here

Popular channels

Un transgénero pensó tener sobrepeso, pero estaba embarazado

Quien no lo conoce, podría ver a Kayden Coleman y pensar que es una persona con una vida común. Sin embargo, hace 10 años, no era nada de lo que es hoy. De hecho, en ese entonces era mujer.
Pero hoy, además de hombre, se ha convertido en padre de un bebé que él mismo trajo al mundo. Pese a la feliz noticia, Kayden asegura que fue una verdadera sorpresa.
No sabía que estaba embarazado
Tras varios años de utilizar hormonas para dejar de lucir como una mujer, Kayden estaba a punto de realizarse una mastectomía. Para ello, debía suspender su tratamiento durante seis meses.
En ese tiempo, su viente comenzó a lucir abultado y pensó que se debía al sobrepeso. Al poco tiempo, sintió un dolor de espalda. Elías, su pareja, intentó disminuirle la molestia con un masaje.
Fue entonces cuando, a manera de broma, le comentó que tal vez se trataba de un bebé y que debería comprar una prueba embarazo. Pero Kayden comenzó a sospechar más y fue a comprarla. El resultado dio positivo.
“Nunca pensé en quedar embarazado. A causa de las hormonas masculinas, no pensé que fuera una posibilidad. Definitivamente fue una sorpresa”, comentó al diario Mirror.




De inmediato, la pareja comenzó los preparativos para recibir a su bebé, quien para entonces ya tenía 21 semanas de gestación. Se casaron en Pennsylvania (Estados Unidos), se mudaron a un departamento más amplio y decoraron un cuarto especial para su primogénito.
El siguiente reto
Con la llegada del bebé, sucedió otro momento importante para la vida de esta pareja. Eran aceptados por sus familiares como una pareja gay. Pero ahora tenían que explicarles que en realidad Kayden es un hombre transgénero y estaba embarazado.
A los pocos meses, ambos le dieron la bienvenida a su hija, a la que llamaron Azaelia.
“Incluso cuando por primera vez la sostuve, todavía no había asimilado muy bien que era mi hija, y por un momento tuve miedo. Sentí que las cosas nunca volverían a ser iguales. Estaba tan feliz de ver por fin su rostro”, confesó Kayden




Sin embargo, no fue del todo sencillo. Hayden padeció depresión post-parto y la familia de Elías comenzó a distanciarse de la pareja. Hoy las cosas han ido mejorando.
“Es una niña maravillosa, muy sensible y tiene mucho de nosotros dos. Creo quesomos buenos padres”, aseguró al sitio mencionado.


0
0
0
0
0No comments yet