Check the new version here

Popular channels

Un troll del cine Ridley Scott

Todos los resultados de las películas realizadas por Ridley Scott (exceptuando Alien, el octavo pasajero) están a un nivel muy inferior del punto de inflexión cinematográfico que supusieron las obras o corrientes que le inspiraron. Si dejamos de lado su obra maestra, Blade Runner, no hay nada innovador en todo su cine y si una gran tendencia a la mediocridad y el reciclaje.



Jaws, 1975 (Steven Spielberg) / Alien, 1979 (Ridley Scott)


Ambas tratan sobre un depredador (marino o alienígena) que mantiene el suspense mediante breves apariciones (apenas salen los monstruos) y se va comiendo a la gente, el bicho muere mediante una detonación.

Barry Lyndon, 1975 (Stanley Kubrick) / Los duelistas, 1977 (Ridley Scott)



Misma época, misma estética, los duelos fundamentan el drama de ambas historias.

Yakuza, 1974 (Sidney Pollack) / Black Rain, 1989 (Ridley Scott)



El argumento de ambas películas (que transcurren en Japón aunque las protagoniza un norteamericano) tratan temas como el honor, la corrupción moral y el nacimiento de una gran amistad entre dos culturas aparentemente opuestas. En ambas películas aparece Ken Takakura haciendo un papel similar.

Braveheart, 1995 (Mel Gibson) / El patriota, 2000 (Roland Emmerich) / Gladiador, 2000 (Ridley Scott)


Cinco años después de la oscarizada película de Mel Gibson aparecen dos películas que parten de un mismo guión: Ambas sobre un hombre que quiere dejar de luchar pero tras el asesinato de su familia se ve obligado a hacerlo hasta derrocar a un gobierno tirano y morir como un mártir para ir al cielo con sus queridos.

El silencio de los corderos, 1991 (Jonathan Demme) / Hannibal, 2001 (Ridley Scott)


La primera parte es una película que ha marcado una época, la estudian en las Universidades como el ejemplo perfecto del cine “postclásico”. La segunda parte no cosechó grandes resultados ni de crítica ni de público. Jodie Foster (auténtica Clarice Starling) no quiso participar en este proyecto siendo sustituida sin remilgos por la productora.

Salvar al soldado Ryan, 1998 (Steven Spielberg) / Black Hawk derribado, 2001 (Ridley Scott)


Ambas películas patrioteras y belicistas tratan sobre la hermandad en el ejército y lo sacrificado que llega a ser el intento de una operación de salvamento, formalmente Scott graba con cámara en mano y efecto estroboscópico plagiando el rupturismo de Spielberg a la hora de filmar una escena de batalla.

En ambas películas hace un papel secundario Tom Sizemore.

Diamantes de sangre, 2006 (Edward Zwick) / Red de mentiras, 2008 (Ridley Scott)



Tras la guerra con Irak se ponen de moda las películas sociales made in Hollywood haciendo especial hincapié en un cine de denuncia que, en muchos casos, trata sobre el conflicto de Oriente Medio. Leonardo DiCaprio encabeza estas dos películas con temática de actualidad, ambas desentrañando ciertos funcionamientos gubernamentales y empresariales.

Batman Begins, 2005 (Christopher Nolan) / Robin Hood, 2010 (Ridley Scott)



En la época de remakes de mitos y leyendas de comic o cuentos, tras el trabajo de Nolan con el justiciero de Gotham los héroes se presentan más oscuros que nunca e hiperrealistas, seres de carne y hueso que pasan un auténtico calvario hasta encontrar su identidad y meta en la vida: ayudar al débil y luchar contra los poderosos. La franquicia Robin Hood no funcionó.

No es país para viejos, 2007 (Ethan y Joel Cohen) / El consejero, 2013 (Ridley Scott)


Aprovechando el éxito entre el público y las críticas positivas de la película de los hermanos Cohen el señor Scott dirige otra historia basada en una novela de Cormac McCarthy.

Noé, 2013 (Darren Aronofsky)


Versión alarmantemente libre de este profeta de Dios.


Exodus, 2015 (Ridley Scott)


Scott prepara para el 2015 la historia de Moisés, otro profeta de Dios.

La mezcla pasada por agua entre dos de sus grandes películas: Alien, el octavo pasajero y Blade Runner dio como resultado la entretenida pero decepcionante precuela de la saga Alien titulada Prometheus, una película con sabor a déjà vu a falta de mejores ideas.



0
0
0
0
0No comments yet