Check the new version here

Popular channels

Un viaje por los cielos de la Segunda Guerra Mundial



Tras la Primera Guerra Mundial las potencias económicas consiguieron realizar grandes progresos en materia de motores y aviación. Diseñaron modelos mucho más avanzados. Por desgracia, en 1939, cuando estalla la Segunda Guerra Mundial, todos esos avances tecnológicos se pusieron al servicio de los ejércitos.

Se diseñan bombarderos resistentes y de gran autonomía con el objetivo de recorrer gran cantidad de kilómetros y arrojar bombas en puntos clave de las ciudades enemigas. Uno de los más efectivos fue el británico Avro 683 Lancaster, que tenía un alcance de más de 2.500 kilómetros y una carga de 6.300 kg en bombas. Por su parte los norteamericanos diseñaron el Boeing B-17 Flying Fortress, capaz de sostener 13 ametralladoras y cargar con hasta 8.000 kg de bombas. También destacaron el Mitsubishi G4M japonés, el Heinkel He 111 alemán o el IIyushin DB-3 soviético, capaz de alcanzar un altura de 9.700 metros gracias a la disposición de una cabina presurizada para la tripulación.

Los efectos de los bombarderos en las ciudades eran devastadores. Por ello se diseñaron los cazas, pequeños aviones ligeros y veloces que tenían por objetivo derribar bombarderos y cazas enemigos. El Messerschmitt Me 262 cumplía a la perfección dicha misión. Este caza alemán, considerado el primer avión de combate de reacción, llegó a derribar más de 500 aviones aliados. En el otro bando, la Unión Soviética fabricó más de 16.500 unidades del Yákovlev Yak-9, el caza más utilizado por la URSS a partir de la segunda mitad de la Guerra. También fue el caza que participó en todas las operaciones del Ejército Rojo a partir de la batalla de Stalingrado.












































































Ú N E T E:




SÍGUEME TAMBIÉN EN:


0
0
0
1
0No comments yet