vino sobre sandía... un mito