Yo no fuí

Perros que han aprendido por las malas que meterse es fácil, pero salir es otra historia.