Yo sé que odias a las mujeres apretaditas... Que picardía!