Check the new version here

Popular channels

10 curiosos comportamientos de las hormigas que debes conoce



Son insectos fascinantes, a menos que seas un entomólogo o que las encuentres invadiendo tu hogar para llevarse un poco de alimento, muy rara vez nos detenemos para prestarle un poco de atención a las hormigas en lo cotidiano. Pero te repito: son seres únicos, muy curiosos y pese a su tamaño, también son capaces de grandes cosas. Todo esto se ve reflejado en sus complejos comportamientos, en ocasiones ¡muy similares a los humanos!



Desde conglomerarse para formar un puente viviente y atravesar el agua a esclavizar especies o sacrificar su vida para salvaguardar la colonia. Comencemos el recorrido de una vez y no te quedes sin ver estas curiosidades sobre el comportamiento de las hormigas.

10. Las hormigas tejen



Popularmente conocidas como hormigas tejedoras, esta peculiar especie del género Oecophylla habita distintas regiones de África, India, el sur y este de Asia y también Australia. Tienen la particularidad de construir sus hogares en lo alto de los árboles, algo que logran tejiendo atados de hojas y ramas con un material secretado por las larvas que es similar a la seda. Para tejer, estas hormigas se reúnen en grupos y mientras unas sostienen los materiales, otras van tejiendo, logrando formar nidos muy grandes, perfectamente aislados y seguros.



9. Las nutritivas hormigas mieleras



Mientras que las obreras trabajan muy duro, las llamadas hormigas mieleras tienen mucho menos de qué preocuparse. Estas últimas se pasan en lo profundo de la colonia sin hacer más que holgazanear, descansar y comer todas las cosas dulces que puedan traerle las obreras. La cuestión es que cuando hay periodos de sequía y es difícil conseguir alimento, las hormigas mieleras, que para entonces están hinchadas y parecen una uva de miel, deben regurgitar su contenido para alimentar al resto de la colonia. Son básicamente una gran reserva viviente y están repletas de dulces nutrientes que también aprovechan... los seres humanos. Dentro de una colonia hay unas 1500 hormigas de esta clase y pueden retener hasta 1 kg de este dulce manjar.



8. Las hormigas aprovechándose de otras especies



El mutualismo en las hormigas no es una noticia y es algo que nos enseñan desde pequeños en la escuela. Sin embargo, la relación de las hormigas con otros animales no era entendida realmente hasta hace poco. Una serie de investigaciones recientes coinciden en que estas se aprovechan más de la relación simbiótica que sus compañeros. Por ejemplo, las hormigas suelen picar a los áfidos, quitarles las alas y evitar que estos vuelen lejos. De este modo, los pueden tener siempre cerca, alimentarse de los dulces fluidos que estos segregan y volverlos más pasivos, como si de mascotas se tratase. Así es que las hormigas, más que mantener una relación mutualista con los áfidos, como se solía pensar, en un trato poco equitativo, se aprovechan de estos pequeños a cambio de un poco de protección.



7. El sacrificio de las hormigas



Numerosas especies de hormigas sacrifican a otros miembros del grupo por el bien de la colonia. Es sabido que estos insectos tienen comportamientos que parecen ser una suerte de conciencia social y el caso del sacrificio de las hormigas soldado heridas, por ejemplo, es una buena muestra de ello. Hay casos aun más sorprendentes, como el de las hormigas Forelius pusillus. Cuando está apunto de anochecer, un grupo de entre 8 y 10 hormigas salen de la colonia y sellan la entrada trabajando muy duro, para que ningún tipo de amenaza pueda surgir. Cargan pequeñas rocas, barro, ramas y demás, cubren la entrada minuciosamente y se aseguran de que nada pueda entrar. Para ello, hacen todo desde afuera y por ende, en la gran mayoría de los casos, terminan en la muerte al exponerse fuera de la colonia una noche entera. Cabe destacar que este sacrificio ocurre todos los días.



6. Las hormigas construyen balsas vivientes para cruzar el agua



link: https://www.youtube.com/watch?v=qnxNQ9c2TkA

Las hormigas de fuego, mejor conocidas como hormigas coloradas (Solenopsis), son capaces de cosas tremendamente sorprendentes. Por ejemplo, hacer balsas vivientes, reuniéndose unas con las otras en grupos masivos, sosteniéndose y formando estructuras firmes y resistentes que sirven para que otras hormigas trepen, floten en el agua o cualquier otra cosa que la colonia necesite en un caso extremo. Es muy común en las hormigas coloradas de América del Sur, especialmente en las selvas, cuando los nidos se inundan por las crecidas de los ríos o épocas de intensas lluvias, logrando sobrevivir así por meses hasta encontrar tierra firme.



5. Las inaccesibles puertas de las hormigas tortuga



Las hormigas tortuga constituyen una de las especies de hormigas más raras que existen. De nombre científico Cephalotes varians, estas hormigas tienen la particularidad de tener una cabeza muy grande y extraña, dura, firme y resistente, las cuales utilizan como puerta al momento de bloquear la entrada a la colonia. Generalmente, construyen sus hogares en túneles de árboles ahuecados, en donde previamente estuvo cavando un escarabajo. De este modo, la entrada se reduce a un único orificio, el cual es celosamente protegido por un grupo de impenetrables cabezas y amenazantes mandíbulas.



4. Hormigas suicida



Como si de soldados kamikaze se tratara, hay hormigas que, en otra muestra del sacrificio por la colonia, son capaces de suicidarse. Para esto, las hormigas del género Cylindricus poseen una bolsa interna repleta de un fuerte ácido de color amarillo, el cual pueden hacer explotar, literalmente, en el momento en el que sea necesario. Cuando una amenaza llega a la colonia, un grupo de obreras actúa inmediatamente, atrapando a la amenaza con sus enormes mandíbulas y haciendo estallar la bolsa de ácido, la cual provoca un profundo dolor y hasta la muerte de otros insectos. Este fenómeno de la naturaleza recibe el nombre científico de autothysis. Todo sea por el bien de la colonia...



3. Las hormigas son agricultoras



Otra de las más asombrosas capacidades de las hormigas es la forma en la que parecen cultivar hongos para alimentar a los miembros de la colonia. Las del género Cyphomyrmex son las más icónicas en este sentido, increíblemente, estas hormigas guardan hongos en sus colonias y lo mantienen allí, cuidándolo hasta que salga levadura. En lugar de comerse el hongo directamente, lo guardan y le dan el cuidado adecuado para luego tener una levadura prácticamente igual a la que nosotros usamos para hacer pan. Un vez se cosecha, la levadura se dispensa y se reparte en la colonia.



2. Hormigas vampiro




Superando toda ficción, sabemos que el vampirismo es algo real en el reino animal y el caso de las rarísimas hormigas vampiro de Madagascar es ejemplar. También conocidas como hormigas Drácula, esta especie vive en colonias muy pequeñas y fueron descubiertas en forma reciente por el entomólogo Brian Fischer. Viven en trozos de madera podrida y, para alimentarse, desarrollaron una cuidadosa práctica en la que absorben la hemolinfa de las larvas, que sería el equivalente a la sangre humana. Provocan una pequeña herida en las larvas y absorben la hemolinfa con mucha sutileza para poder alimentarse sin quitarle cantidades mortales o peligrar la salud de las larvas.



1. Las hormigas esclavizan a otras



Creías que la esclavitud sólo era parte de la estupidez humana, ¿no? Bueno, sorprendentemente, no es así. Existen unas pocas especies de hormigas que tienen esclavos. Lo más increíble es que no lo hacen con su propia colonia. Las hormigas esclavizadoras Myrmoxenus ravouxi, especie endémica de Europa, se caracteriza por este peculiar comportamiento: atacan a otras colonias, capturan a otros ejemplares y los llevan a la suya para obligarlos a trabajar duramente, para convertirlos en sus esclavos. ¿Te suena familiar?




0No comments yet
      GIF
      New