Canales populares

10 películas de culto que quizás no has visto








10 curiosidades que quizás no conocías de Los Cazafantasmas




Los cinéfilos son aquellas personas que viven para ver cine. Su mayor reto es conocer por completo la filmografía de sus autores favoritos, aunque esto signifique romper con todas las relaciones humanas. Queriendo ser espectadores élites del séptimo arte, cada miércoles o fin de semana pasan el día entero en las salas de cine. Este acto, aunque ellos no lo sepan, sólo los aleja de su codiciado calificativo, porque al estar frente a una macropantalla se pierde de todo lo que implica el cine de culto.

Para definir qué es y qué no es cine de culto de manera sencilla, habría que hacer una comparación con su opuesto. En este caso, si quisiéramos diferenciar el tramposo término “cine de culto”, habría que partir de algo que es más común en el inconsciente colectivo, es decir, los blockbusters o cine hollywoodense. Esa clase de producciones son todas las que se proyectan en las grandes salas de cine. Por tanto, los films de culto son aquellas que no aparece en las salas comerciales y que pasan casi desapercibidas en la industria cinematográfica.




Al no ser exhibidas en los lugares comunes del cine, las cintas se cargan con un valor simbólico distintivo que las eleva inmediatamente por encima de sus películas hermanas. Junto con este aspecto de “pasar casi desapercibida”, se encuentra otro factor muy importante, el cual es mostrar “lo que el cine convencional trata de evitar con una imperativa necesidad por lo irracional y lo prohibido”, según explica la investigadora Amparo Banegas Martí.

Así, el cine de culto es aquel que va contra la corriente de la industria y por su misma naturaleza es casi totalmente desconocido. Las personas que lo descubren, casi como un milagro, le rinden un homenaje supremo, creando un culto alrededor de él. Justo de ahí sale el término. En el camino muchas películas se pierden en el abismo, porque son tan transgresoras que se pierden en lo absurdo e intrascendente. Por fortuna hay unas cuantas cintas que comenzaron con un gran peyorativo, pero conforme pasaron los minutos se ganaron la etiqueta de culto.





“Sins of the Fleshapoids” (1965) – Mike Kuchar



Esta historia distópica presenta un argumento complicado de seguir, y al mezclarse con una escenografía y actuaciones deplorables, uno siente la necesidad de apagar la pantalla. Pero si se aguanta un poco más se podrá ver una increíble y extraña historia de amor entre una máquina y una mujer. La película se centra en unos cuantos sobrevivientes de una guerra nuclear que son cuidados por unas máquinas llamadas Fleshapoids. Un día una de estos robots se vuelve loco y mata a su amo. Cuando huye se esconde en la casa de una mujer, de la cual se enamora.



link: https://www.youtube.com/watch?v=BDzymx1zvgI&feature=youtu.be






“Forbidden Zone” (1980) – Richard Elfman



Lo que inició como un disparate en “Forbidden Zone”, terminó siendo una propositiva lección sobre las realidades paralelas. La cinta se concentra en la familia Hércules, que se traslada a una antigua casa en California. En el desván de este nuevo lugar descubrirán una puerta que nadie se atreve a abrir porque es un portal hacia la sexta dimensión. Como era de esperarse, el umbral es abierto y de ahí saldrán extraños personajes que querrán apoderarse de nuestro mundo, en especial del corazón de Frenchy.


link: https://www.youtube.com/watch?v=QBDqd7rHhLg&feature=youtu.be






“Manos: The Hands of Fate” (1966) – Hal Warren



En su mala producción, dirección y ejecución, se encuentra un encanto del que pocos pueden separarse. Ver “Manos: The Hands of Fate” es difícil o tedioso, pero al final hay algo valioso y digno de recordar. La cinta presenta a una familia que sale de vacaciones y por un par de infortunios termina en una casa donde adoran al demonio. Desde su llegada estarán obligados a vivir actos terroríficos y surrealistas.


link: https://www.youtube.com/watch?v=sF03ZFt8t8w&feature=youtu.be





“The Sinful Dwarf” (1973) – Vidal Raski




Olaf y su madre rentan una casa a lindas chicas que después usarán para saciar su perversiones. Lo extraño aquí es que comienzan a inducirlas y manipularlas cuando las hacen adictas a la cocaína. Cuando las tienen en sus garras, las aprisionan en el desván y las agreden sexualmente. Lo más pervertido es que Olaf es un extraño y maniaco enano.


link: https://www.youtube.com/watch?v=FQyrYZBoS1g&feature=youtu.be





“It’s Alive” (1974) – Larry Cohen




Los espectadores pensaban que esta cinta estaba destinada a fracasar debido al aparente absurdo de la trama, pero llega un punto en el que el filme logra su cometido de aterrorizar. “It’s Alive” es la historia de un bebé deforme que tiene instintos endemoniados y asesinos. El día de su nacimiento se escapa del hospital y comienza a hacer destrozos en la ciudad. Los mismos padres serán atormentados por su hijo y por la presión social de haber engendrado a un demonio.


link: https://www.youtube.com/watch?v=w_pU1SkoPQc&feature=youtu.be




“Meet the Feebles” (1989) – Peter Jackson



Quizá por el aspecto mórbido de los personas la cinta de Peter Jackson estaba destinada a fracasar, pero la metáfora sobre la sociedad que aplica al puro estilo de “Rebelión en la granja” logra salvar la película de una manera decente. En “Meet the Feebles” las personas son animales que son consumidos por su vicios. En forma de sátira, estos seres salvajes querrán rodar una obra de teatro, pero cada uno de sus integrantes tiene que lidiar con sus pusilánimes valores que los condenarán al fracaso.


link: https://www.youtube.com/watch?v=OFNw83IcuGQ&feature=youtu.be







“The Toxic Avenger” (1986) – Lloyd Kaufman



El conserje Melvin es perseguido por un grupo de alumnos rufianes. En su desesperación se mete a un laboratorio y cae en un enorme estanque radiactivo. Las radiaciones lo convertirán en un monstruoso mutante con superpoderes, los cuales usará para liberar del mal a la ciudad. Aunque este argumento parezca absurdo y cómico, la cinta de Lloyd Kaufman logra transmitir mensajes certeros sobre la decadencia de la sociedad.


link: https://www.youtube.com/watch?v=bktiHgK168g&feature=youtu.be







“Black Devil Doll from Hell” (1984) – Chester Novell Turner



Había muchos factores que hacían absurda esta cinta: la pésima producción, las falsas actuaciones y el hecho de que el ser maligno fuera un muñeco afroamericano. Aún así, “Black Devil Doll from Hell” cumple con las características de horror y logra sacar más de un susto. La historia es sobre una chica que va a una tienda mágica a comprar un inocente muñeco. Cuando llega a su casa, este juguete toma vida porque al parecer fue poseído por un espíritu diabólico.



link: https://www.youtube.com/watch?v=SAbQ3EIRhpM&feature=youtu.be






“Frankenhooker” (1990) – Frank Henenlotter



Esta versión moderna y decadente de Frankenstein termina siendo encantadora por todas las barbaridades argumentales que presenta. Jeffrey es un joven electricista. Elizabeth es su novia, pero un día por un accidente es despedazada por una podadora de césped. En su desesperación, Jeffrey toma a su pareja muerta y descuartizada para tratar de revivirla. Para revivirla por completo necesita órganos nuevos, así que comenzarán a matar a las prostitutas del lugar por amor.



link: https://www.youtube.com/watch?v=9QbuO3iLydI&feature=youtu.be






“Two Thousand Maniacs!” (1964) – Herschell Gordon Lewis



Un grupo de viajeros toma una ruta equivocada en la autopista y llegan a un pueblo sureño de los Estados Unidos. Inmediatamente son acogidos por los pobladores, quienes les brindan una interminable lista de lujos. El encanto termina cuando se dan cuenta de que todo fue una trampa y ellos serán las víctimas de un rito demente y diabólico que los habitantes de Pleasant Valley practican cada año.


link: https://www.youtube.com/watch?v=wycAnWMs_TM&feature=youtu.be


Como se dijo en el principio, estas películas fueron realizadas bajo unos lentes transgresores, que se fueron por el lado contrario de lo que está acostumbrado a trabajarse en Hollywood. Al ser tan provocativas se ganaron la etiqueta de culto.












0No hay comentarios