Check the new version here

Popular channels

12 aterradoras torturas utilizadas en la Edad Media




12 de las más escalofriantes y aterradoras torturas utilizadas en la Edad Media

La Edad Media fue la edad de oro en todo lo que se refiere a técnicas de tortura, técnicas que nos resultan impensadas hoy en día. La verdad es que tan sólo con mirarlas producen una sensación de terror. En este sentido, me siento muy aliviada con que las prácticas de la Edad Media hayan quedado atrás.

A continuación 12 de las prácticas de torturas más horripilantes:


1. El potro


Con esta técnica se buscaba el estiramiento y la dislocación de las extremidades. Tiene la fama de ser la forma más dolorosa de tortura medieval. Era un marco de madera con dos cuerdas fijas en la parte inferior y otras dos en la parte superior unidas a un torno. Las cuerdas se ataban a las extremidades de la víctima y a medida que el torturador giraba el torno, las cuerdas se tensaban y las extremidades se estiraban. También existían algunos potros con picos de metal que penetraban en la espalda de la víctima.

2. La rueda


Con esta tortura se buscaba directamente la muerte del acusado, pero de manera muy lenta. Las extremidades de la víctima eran atadas a los radios de una rueda grande de madera, la cuál giraba lentamente mientras el torturador rompía los huesos de las extremidades con un martillo de hierro. Una vez que esto sucedía se dejaba a la víctima en la rueda hasta que muriera por deshidratación. Muchas veces se los dejaba al aire libre para que las aves picotearan y se alimentaran de las heridas del hombre todavía vivo .

3. La sierra


Se buscaba cortar a la persona viva por la mitad. Esta era una forma barata de torturar (las sierras eran muy comunes). Ataban al acusado de pies a un poste o árbol, de esta manera toda la sangre corría a la cabeza y la persona se mantenía mas tiempo consciente. Si bien algunas de las víctimas eran cortadas completamente por la mitad como gesto simbólico, la mayoría sólo eran cortadas hasta el abdomen para prolongar el tiempo que tardaba en morir.

4. La técnica de cruzar un poste a través del cuerpo


Las personas eran obligadas a sentarse sobre un palo grueso y afilado, y el mismo peso del cuerpo hacía que cruzara todo el cuerpo. Con esto, se calcula que la víctima podía tardar hasta 3 días en morir.

5. La cuna de judas


Aunque un poco menos sádico que el poste a través del cuerpo, este método de tortura no deja de ser horripilante. La víctima debía poner su ano o vagina en la punta de esta especie de pirámide, luego se añadía peso en sus piernas o cadera para aumentar el dolor. Con esto se pretendía estirar el orificio.

6. El ataúd de la tortura


Las víctimas eran colocadas dentro de esta jaula con forma de cuerpo humano, la cuál se colgaba al aire libre donde las personas podían tirarle piedras y gritarle injurias.

7. El rasgador de senos


Se utilizaba especialmente para castigar a las mujeres adúlteras. Sus cuatro puntas desgarraban hasta convertir en masas informes los senos de las mujeres acusadas.

8. La trituradora de cabezas


El mentón del torturado se colocaba encima de una barra inferior y la cabeza debajo de la tapa superior. El torturador giraba lentamente el tornillo, presionando la barra contra la tapa. Con esto, la cabeza se comprimía lentamente, rompiendo primero los dientes y después la mandíbula, causando una muerte lenta con un dolor insoportable.

Era una forma eficaz de obtener confesiones, ya que el período de dolor podría prolongarse durante varias horas si el torturador así lo quería.


9. El triturador de rodillas


A medida que el torturador giraba una tuerca, las garras se apretaban entre sí penetrando en la piel y triturando los huesos de la rodilla. Aunque su uso rara vez producía la muerte, dejaba a la víctima completamente inútil. También se utilizaba en otras partes del cuerpo, como los codos, los brazos e incluso las piernas.

10. La pera


El instrumento con forma de pera se insertaba la vagina de la mujer, el ano de los homosexuales y la boca de los mentirosos y blasfemos. El instrumento tiene cuatro hojas filosas que se abrían cuando el torturador movía un tornillo colocado en la parte superior. El dispositivo podía mutilar el orificio de la víctima en el que se introducía. También podía dislocar o romper la mandíbula.

11. La zarpa de gato


El torturado era colgado desnudo y con este instrumento era “rascado”. Las afiladas uñas de la zarpa de gato desgarraban la piel y arrancaban tiras de carne.

12. La cigüeña


Se sometía al acusado a este aparato de hierro que sujetaba su cuello, manos y tobillos manteniéndolo inmovilizado en esta posición incomodísima. A las pocas horas se producían calambres en todo su cuerpo.


0
2
0
2Comments
PochoPanther

cuanta crueldad se aplicaba en aquellos años

0
JuanitoPirez

porque entre a ver esto..

0