About Taringa!

Popular channels

3 pizzerías de Bs AS donde podés comer la mejor fugazzeta

3 pizzerías de Buenos Aires donde podés comer la mejor fugazzeta del mundo


Recorrer todas las pizzerías de Buenos Aires en busca de la mejor Fugazzeta rellena al molde... Y ya que estamos también de la mejor Mozzarella, y bueno, tampoco podemos dejar afuera a la Fainá, pobrecita, ahí sola.



1 Las Cuartetas: Av. Corrientes 838


Ya de entrada el mozo nos tomó para la cachetada. Siempre nos pasa. Nos sentamos en el fondo en una mesa de 4 (y somos dos) y con un gesto amabilísimo, el mozo, nos hace pasar a una mesa de 2. Ok, todo bien. Al instante otra pareja se sienta en una mesa de 4 y nada. Los dejan ahí. Como por efecto dominó, cae otra pareja y también eligen una de 4. Nada. Lo más campantes. ¿Mirá vos? El mozo derrocha buena onda. Nos trae una birra he-la-da. Literalmente helada. La abre haciendo un chascarrillo y nos baña en malta escarchada. Se disculpa al grito de “Uy, Dioss”, y sale disparado a por otra cerveza. Ok. Vuelve con una cerveza en una mano y una rejilla en la otra, nos pregunta si nos mojó. Le decimos que no, pero entendemos que va a secar el océano de elixir desperdiciado que yace en nuestra mesa, pero no, no lo seca y se va con la mejor cara de “No te canto el envido, y tengo 33 de mano”. OK. Notamos que la nueva birra está a temperatura ambiente. (Cabe destacar que en el fondo de “Las Cuartetas” hace 45 grados a la sombra).
¿Cómo hacés para quejarte con un tipo que se zarpa en buena onda?
Al menos nosotros no tenemos esa respuesta. Bebemos. Entre mucha bulla hablamos, nos reímos y sacamos hipótesis sobre la gente de la mesa de más allá: por encima de las dos parejas en MESAS DE 4, logramos divisar una compañía de teatro entera con todos los clichés del mundo. Nos reímos de ellos, obvio, no con ellos, como debe DE ser. En eso viene nuestro pedido.




2 Porciones de Fugazzeta rellena
1 Grande de mozzarella
2 Fainá.
1 Cerveza de litro

Ubicación





Sentados en el salón.

Servicio

En el salón se puede pedir ‘por porciones’. Punto para “Las Cuartetas”.
Sin que lo pidas te traen primero las porciones y después la grande. Parece obvio, pero hay lugares donde el sentido común es el eslabón perdido.
En el salón hace mucho calor.
El barullo puede afectar a tímpanos sensibles.
Viernes, sábados y domingos: un infierno de gente. De 21 a 24h inclusive, una cola constante. Armate de paciencia o no vayas con el estómago demencialmente vacío porque podrías morir esa noche.

Calidad




La Fugazzeta es muy digna. Muy rica. Pero no te interna, digo, por si vas en plan ‘La última cena’. La forma es rectangular. (Al menos pidiendo por porciones).
Muy buen sabor, pero no rebalsa de queso. Muy buena masa, y cebolla cocinada. Por lo cual no cae pesada ni da acidez.

La pizza de mozzarella es Dios. Abundante queso, o sea, todo el queso del mundo está ahí, para vos, en ese momento. El queso rebalsa pero no nadás en aceite. La salsa es suave.
En conclusión: Excelente sabor general, un verdadero y puto manjar.
La Fainá está bien, pero comimos mejores.









Precio

$100 pesos por pera aproximadamente, con propina incluida. Más o menos igual que las otras pizzerías legendarias de Corrientes.

Puntaje (sobre 8)
8 Porciones (Sí, puntaje ideal)

Conclusión
Después de comer, beber, quejarnos —por lo bajo— del mozo y reírnos con la boca abierta de la mesa de la compañía de teatro, pedimos que nos envuelvan las sobras y nos fuimos, un poco más gordos y felices.




2 Pin Pun: Av. Corrientes 3954


Sábado. Paseando por la ciudad, haciendo mil cosas (?), terminamos por la zona de Palermo a eso de las 9 de la noche y con el bagre que empezaba a acariciarnos desde adentro. Sacamos nuestro papelito chamuscado con la lista de las pizzerías y evaluamos cercanía y opciones de alguna actividad post cena para hacer después. Recuerden que era un sábado y somos jóvenes, llenos de vida. “Pin Pun”, dijimos, y después, al toque de ahí, podemos ir a ver actuar a Carla, una amiga que actúa, porque es actriz. Siempre y cuando no quedemos detonados por la ingesta de masa y queso.






Pedido

2 Porciones de Fugazzeta con queso (Así figuraba en la carta, nos explicamos en el ítem: Calidad)

2 Porciones de mozzarella

2 Porciones de fainá

1 Porción de jamón y morrones

1 Cerveza de litro






Servicio

Se puede pedir por porciones en el salón. Y sobre todo FUGAZZETA rellena. Amor y destrucción. Otro dato importante es que no hay tanta gente. Siguiendo con esa ley muy pelotuda de que el lugar que está lleno es bueno y el que está vacío es malo: (“Por algo será que no va nadie”, dice la vieja chota modelo); “Pin Pun” nos despabila de ese prejuicio. El salón no es muy grande, pero no importa porque hay lugar. Te olvidás de esa “histeria” que generan otros lugares con buena (o sobrevalorada) prensa. Acá es todo más simple. Vas, te sentás, y comés una excelente pizza. Punto.





Calidad

“Pin Pun” resulta un hallazgo, un cachito de agua fresca en un desierto yermo y frígido. La Fugazzeta es un néctar de los dioses: generosa, pero no bodoque; la cebolla bien cocinada; horneada a punto justo; y hete aquí, como se anunciaba en la carta (“Fugazzeta con queso”), la mano que crea esta belleza le mete queso fresco en su fórmula no tan secreta. Charlando con entendidos en la materia nos avispamos que, según cuenta la leyenda, la “verdadera” Fugazzeta es con queso mozzarella y queso fresco. Esas dos variedades combinadas serían el ingrediente secreto. O al menos, uno de ellos.

La de mozzarella es correcta, sencilla pero rica. Y acá hacemos un destacado especial: La fainá es una cosa de locos, manjar pocas veces degustado. De consistencia más bien carnosa por dentro y apenas crocante por afuera. Sequita. Con un picor justo (algunos se zarpan en pimienta). Una MA-RA-VI-LLA.









Precio

Económico.

Alrededor de 60 o 70 pesos por pera.

Puntaje (Sobre 8)

7 porciones

Conclusión

“Pin Pun” resulta una verdadera gema, el secreto mejor guardado. Y tiene doble sabor el hecho de que nadie nos lo recomendó, lo veíamos desde el bondi, lo anotamos, un día se dio y tomá, una de las mejores.




3 El Fortín: Av. Álvarez Jonte 5299 y Av. Lope de Vega


Fuimos una noche a eso de las 11:30 de la noche. Un cartel nos cacheteo la cara: “No hay más Fugazzeta rellena ni cerveza rubia”.
Ok, volvemos otro día.
Nos fuimos re re contentos.
Volvimos un toque más temprano, tipo 10. Sacamos numerito y esperamos mesa. Nos tocó una cómoda, al lado de la ventana. Pero no tardamos en descubrir que oootra vez no había Fugazzeta rellena. El mozo notó nuestra cara de odio, muerte y destrucción, y se ofreció a hacernos una de cebolla con queso “bien cargadita”.
Hubo una tercera: Fuimos a las 8:23 de la noche, para asegurarnos una Fugazzeta como Dios manda. Lo logramos, al fin lo logramos.






Pedido

Noche 1: ----- (Nada, nos fuimos)

Noche 2:

-1 Grande mitad mozzarella, mitad “cebolla con mucho queso” (gentileza del mozo)

-2 Porciones de fainá

-2 Cervezas en lata de medio litro

Noche 3:

-1 Grande mitad mozzarella, mitad Fugazzeta rellena

-2 Porciones de fainá

-1 Jarra de cerveza tirada





Tremendamente respetable.

Ubicación

En el salón. Por suerte, las dos noches al lado de la ventana, por suerte porque estar en una mesa de dos, en el medio del salón puede ser más adrenalínico que saltar en Bungee jumping.
Servicio
Muy bueno. O sea, la onda es griterío, barullo, mozos que te hacen “finitos” a toda velocidad enfriándote la pizza con la ventolina que su paso apresurado deja en el aire. Los pedidos te los toman como mirando a otro lado, apurados, pensando ya en el paso siguiente, pero no fallan. El aseo general del local es dudoso. Quizás no tengan tiempo de pasar el lampazo, quizás sean medio “dejados” o tal vez sean proteccionistas de cucarachas.
Calidad

La Fugazzeta rellena es todo lo que queremos en una pizza. Es alta, cargada y generosa. La cebolla está bien cocida e incluso “quemadita” en sectores. Una delicia supina. Acá vuelve esa “técnica” o secreto: la Fugazzeta no tiene solo mozzarella, sino que también queso fresco. Se siente clarísimo, está muy presente, ahora es obvio. Otro de los trucos es que al parecer la Fugazzeta, la verdadera, se hace o se empieza a hacer al revés: La cebolla boca abajo. Después se da vuelta y se termina de cocinar de manera tradicional. Eso explica la cebollita apenas quemada. Un verdadero espectáculo. Un verdadero y puto manjar, una cosa de locos. Tener una Fugazzeta tan buena es muy peligroso para la mozzarella, bueno, no. No, no y no. La mozzarella está muy cerca, cerquísima de su oponente. No se lo puede creer.
La masa, también alta, es terriblemente esponjosa. El queso es muy sabroso, desborda lo justo, no te inunda el plato, te lo moja apenas. Y hete aquí: todo, la mozzarella, la masa, el “tronquito” (lo que todos dejan) está impregnado de un ahumado de otro mundo. Toda la puta pizza tiene un sabor ahumado que te invita al Machu Pichu de la pizza.









Precio

Salado: Si hacés Grande miti-miti 100 pesos por pera (totalmente justificado).
Si hacés porciones un toque más barato: 70 u 80 pe por persona.






Puntaje (Sobre 8)
8 Porciones






Conclusión

Si después de toda esta magia te queda un huequito, te recomendamos fervientemente el “Palo de Jacob” de dulce de leche. A nosotros no nos queda ningún espacio, por eso lo pedimos para llevar.








3Comments
      GIF