Check the new version here

Popular channels

.44 Magnum

Horace Smith y Daniel B. Wesson provenían de familias de la vieja Nueva Inglaterra. Horace aprendió el negocio de las armas mientras trabajaba en la Armería Nacional de Springfield, Massachusetts. La experiencia de Daniel venia de su época como aprendiz de armero junto a su hermano Edwin Wesson, el negocio líder en el mercado de rifles y pistolas en la década del 1840.
Los dos hombres formaron su primer negocio juntos en 1852 en Norwich, Connecticut, con el propósito de poner a la venta una pistola de acción de palanca que pudiese utilizar un cartucho de vaina metálica. Esta primitiva aventura armamentística no fue un éxito financiero, y para 1854 la compañía tenia dificultades económicas.
Debido a sus dificultades financieras, se vieron obligados a vender su compañía a una compañía que fabricaba camisetas con el nombre de Oliver Winchester. En 1866, utilizando el diseño de palanca original utilizado por SW, la compañía de Winchester surgió como la famosa Winchester.
En 1856 Smith and Wesson formaron su segunda empresa juntos para producir un revolver pequeño diseñado para disparar los cartuchos Rimfire que patentaron en Agosto de 1854.


Este fue el primer revolver de vaina metálica exitoso adquirible en el mundo. Smith and Wesson aseguraron la patente de el revólver para prevenir que otras compañías de armas produciesen un revólver de cartuchos- dándole a la joven compañía un negocio muy lucrativo.



Los socios se dieron cuenta de que cuando las patentes expirasen necesitarían un nuevo diseño que les mantuviese con la superioridad del mercado. El nuevo diseño fue completado en 1869 y la compañía empezó a venderlo en 1870. El Model 3 American, fue el nombre por el que llegó a ser bien conocido en los EUA, fue el primer revolver de gran calibre y estableció a Smith and Wesson como los líderes de la industria armamentística. Los dos clientes mas importantes para el nuevo revólver eran la Caballería de Estados Unidos, que adquirió 1,000 unidades para su uso en la frontera del oeste, y el Gobierno de la Rusia Imperial.
A los 65 años, Horace Smith decidió retirarse de la compañía y vendió sus acciones del negocio a D.B.Wesson, convirtiéndose así en el único propietario de la empresa. A finales del 1800 la compañía introdujo su línea de revólveres sin martillo. Estos siguen siendo representados en la línea de tiro de hoy en día.
Smith and Wesson luego introdujeron el que probablemente sea el revólver mas famoso en el mundo, el .38 Military y Police o, como es conocido hoy en día, el Model 10. Este revólver ha sido producido continuamente desde ese año y ha sido utilizado por prácticamente todas las agencias policiales y fuerzas militares del mundo.
La contribución de Smith and Wesson a la historia de la pistola de mano y el desarrollo del cartucho ha continuado hasta el siglo 20. Y el primer revólver Magnum, el .357 Magnum fue introducido por la compañía en 1935. En 1955 la primera compañía americana que hizo una pistola de acción de doble carga automática; el modelo 39 era introducido.
El Modelo 29 Echo para un .44 mágnum - la pistola que se hizo famosa por Clint Eastwood en la película "Harry el Sucio" - era increíble en 1956. En 1965 SW empezó a producir el Modelo 60 - el primer revólver de acero inoxidable - lanzando así la nueva era de armas inoxidables.
Los logros de Smith and Wesson son tan numerosos que es imposible entender la historia de las armas de fuego modernas sin entender la historia de Smith and Wesson. Smith and Wesson fue una industria líder en 1852 cuando fue fundada por primera vez y continúa liderando al mundo hoy en día con innovaciones hasta el siglo 21.



Un poco de historia: Smith and Wesson Magnum 44 (Model 29)
Popularizado por la famosa pelicula "Harry el Sucio" (Clint Eastwood - Warner Bros. Inc. and Malpaso Company 1971) el revólver SW Modelo 29 en el super potente calibre .44 Magnum se convirtió en el mito "del revolver más potente del mundo" gracias a las palabras del actor americano en esta película interpretando al frio e implacable inspector "Harry Callahan".
Nacido en 1955 para demostrar la potencia de un nuevo cartucho para arma corta (Remington .44 Magnum ideado por Elmer Keith), este revolver pronto se convertiría en el arma más codiciada por tiradores deportivos y aficionados a las armas en general. El impacto social que causó este arma llevo a los fabricantes a continuar con este modelo en el catalogo y a crear toda una saga de modelos derivados de "la bestia". Asi en 1979 se añadia la version en acero inoxidable recibiendo la denominacion 629.
Toda una leyenda para un arma poco práctica por su exagerada potencia y tamaño.



El primer cartucho que analicé fue el .44 Magnum y llegó el momento de reanalizarlo. Desde que escribí aquel primer "Taffin Tests", en 1987 en la revista American Handgunner, Colt produjo, finalmente, un .44 Magnum, Ruger lanzó el Super Blackhawk modelo Hunter, Smith le hizo profundos cambios al mecanismo del modelo 29 y lanzó su línea Classic DX, Freedom Arms marcó un hito tanto en la caza como en el tiro a la Silueta Metálica con su .44 Magnum y Texas Longhorn Arms está produciendo un .44 Magnum de simple acción con ciertas partes invertidas: la varilla de expulsión y la ventana de carga del lado izquierdo; además Taurus introdujo toda una línea de revólveres de doble acción en este calibre.
En 1987 muy pocos tiradores sabían algo sobre proyectiles de gran peso aplicados en este cartucho; ahora, disponemos de una munición de fábrica producida por Garrett con una punta de 310 grains SWC a 1300 pies/segundo y otra producida por Black Hills con punta de 300 grains encamisada. Freedom Arms, Hornady, Sierra y Speer ofrecen todas ellas proyectiles encamisados de 300 grains diseñados para cazar.
El .44 Magnum ha sido "superado" por el .454 Casull, el .475 Linebaugh, el .500 Linebaugh, el .445 Supermag, el .475 Maximum y el .500 Maximum pero el .44 es un cartucho que tiene todo mi respeto a través de los años tanto por sus prestaciones como, especialmente, por su precisión. Algunos de mis mejores recuerdos están asociados con el .44 Magnum. Colt, Freedom Arms, Ruger, Smith and Wesson, Texas Longhorn y Dan Wesson están produciendo revólveres excepcionalmente precisos.
El inicio del .44 Magnum se remonta a 1869 cuando Smith and Wesson introdujo el .44 American recamarado en su revólver de acción simple. El Gran Duque Alexis de Rusia usó al Smith and Wesson para cazar búfalos con Bill Cody (Búfalo Bill-RDO) a caballo y, junto con esta fábrica de armas, dio origen al New Model 3 en .44 Russian. En 1907 la vaina del .44 Russian que albergaba 23 grains de pólvora negra fue prolongada para que tuviera una capacidad de 26 grains y así nació el .44 Special.
Alrededor de 1920 se comenzó a experimentar con el .44 Special, redescubriéndolo, y hasta 1950 capturó la atención impulsando un proyectil de aleación dura de 250 grains a 1200 pies/segundo colocándolo como el cartucho ideal para arma corta.
Todo esto dio origen al .44 Magnum en 1956 con un proyectil de 240 grains a 1400 pies/segundo; el cartucho fue fabricado por Remington y Smith and Wesson fabricó el revólver.
El .44 Magnum lo ha hecho todo. Se lo usó para cazar todo tipo de animales alrededor del planeta incluyendo al oso pardo de Alaska, el oso polar, elefantes africanos y búfalos del cabo.
Muy frecuentemente estos logros se obtuvieron con disparos cuidadosamente apuntados. Puede ser recargado a 1300, 1400 pies/segundo con un proyectil de aleación dura y penetrar 5 pies de punta a punta de un búfalo del cabo. Con cargas suaves de 850 a 950 pies/segundo con proyectiles de 240 grains se convierte en un excelente cartucho para tiro. Entre medio, un proyectil de 240 a 265 grains a 1200 pies/segundo constituye una excelente recarga para el tiro a la Silueta Metálica. Con algunos de los nuevos diseños de proyectiles finalmente disponemos de cargas para defensa en el .44 Magnum que cumplen con su función sin una penetración excesiva.
Durante años, la carga pesada para el .44 Magnum ha sido el proyectil Keith de aleación dura de 250 grains sobre 22.0 grains de Hércules 2400.
Elmer Keith diseñó este proyectil en 1920 para usarlo en su .44 Special a 1200 pies/segundo y constituyó la transición al .44 Magnum admirablemente bien. Keith siempre criticó el uso de gas-checks en los proyectiles para revólver pero detecté que los proyectiles .44 provistos con gas-checks agrupan mejor que aquellos que tienen el plomo de la base expuesto. No existe mejor proyectil con gas-check calibre .44 que el diseñado por Ray Thompson para Lyman hace 40 años. En el catálogo Lyman figura con el número de molde #431244 GC y es un proyectil semi-wadcutter de 255 grains con dos amplias bandas de lubricación y una para el gas-check.
Este proyectil es excelente con la carga "standard" de 22.0 grains de pólvora 2400 a 1480 pies/segundo; 25.0 grains de WW296 o H110 o 24.0 grains de H4227 alcanza los 1400 pies/segundo o 21.5 grains de AA#9 para una carga un poco más suave a 1365 pies/segundo. Todas estas cargas agrupan en menos de 1 pulgada a 25 yardas con un buen revólver, bien sujeto y con buena vista para apuntar



Proyectil de aleación de 240 grains SWC con gas-check



Proyectil de aleación de 245 grains SWC sin gas-check



Proyectil de aleación de 250 grains SWC sin gas-check






De izquierda a derecha: .44 Magnum recargado con puntas Lyman 429244 SWC, Lyman 429244 HP, Lyman 429640, LBT 300 LFN, Saeco 300 RNFP, RCBS 44-300 GC-SWC y el de 320 grain producido por SSK (Foto Glen Fryxell)



¿Qué aportaba de novedoso el .44 Magnum para los tiradores?

En principio, como argumento de venta, dar a publicidad que se ha creado el cartucho más poderoso de arma corta del mundo, por si solo, ya llama la atención. Según Jan Libourel, columnista de la revista Guns and Ammo, la primera carga original de Remington ponía en el aire una punta de plomo con gas check de 240 grains de peso a una velocidad de 1570 pies por segundo desde las 61/2" de caño del modelo 29.

Esta era la solución en cuanto a energía y trayectoria que muchos cazadores de arma corta necesitaban. El 44 vino a ser como el eslabón perdido entre los calibres de arma larga y el hasta entonces 357, que era lo mas poderoso que se podía tener en arma corta. Por lejos superaba a este último en cuanto a generación de energía. Estas prestaciones, también eran lo que se necesitaba para modalidades de tiro como Siluetas Metálicas.

Para los aficionados norteamericanos a la caza con arma corta, la introducción del 44 significó que se podía disponer de un cartucho comercial con lo necesario para abatir a gran parte de la fauna de su país, sin tener que recurrir al desarrollo de cartuchería especial. Ya existían en aquella época experimentos hechos por particulares para lograr obtener mejores prestaciones tratando de llenar el vacío existente. Uno de los ejemplos mas conocidos al día de hoy, y que es contemporáneo a la creación del 44, es el que realizo Dick Casull, que dio como resultado la creación de su 454 Casull, que se mantuvo durante mucho tiempo como cartucho wilcat, hasta que no hace mucho tiempo comenzó a tener producción comercial.

El principal problema que presentaba la velocidad del nuevo Magnum era un rápido emplome del caño. Para los primeros años de la década del 60 las fábricas de municiones comienzan a utilizar punta encamisadas, en reemplazo de los hasta ese momento proyectiles tipo Keith de plomo. Por otro lado las velocidades se redujeron a valores que permitían mayor control por parte del usuario, hasta llegar a nuestros días, en donde una punta encamisada de 240 grains de peso alcanza unos 1350/1400 pies/seg desde un revolver con caño de 6 pulgadas.

La introducción de armas largas no solo le brindó al cazador la ventaja logística de contar con un mismo cartucho para dos tipos de sistemas de armas, sino que la experiencia de campo demostró que los caños más largos aumentaban considerablemente la velocidad inicial de las puntas.

Para tener una idea aproximada del aumento de prestaciones, la misma carga que en un revólver viaja a 1350 p/s, desde una carabina con largo de caño de 18 - 20 pulgadas, puede llegar a velocidades cercanas a los 1800 p/s., con lo que se consigue un incremento de energía de casi un 80 %.

Con estas prestaciones, ¿qué usos se le puede dar, tanto al calibre como a sus armas?

Antes mencioné que el 44 es adecuado para la modalidad de caza con arma corta. Aunque no me atrae esta última, no puedo negar que muchos cazadores han probado que poniendo en práctica las diferentes técnicas propias de este tipo de caza, han podido obtener limpiamente piezas tanto pequeñas como grandes. No me parece que la potencia del calibre, desde un arma corta sea la adecuada para toda la fauna mundial, sin embargo en el segmento de animales medianos, y cortas distancias, si el cazador hace bien su trabajo, puede ser utilizado.

Desde un arma larga, la principal ventaja que se tiene es que la trayectoria del proyectil es un poco mas tendida merced a la mayor velocidad. En rangos entre los 30 y los 70 metros, en aguada o monte puede ser una opción para la caza de jabalíes, pumas, corzuela, y animales mas pequeños.

En nuestro país es habitual la práctica del tiro sobre siluetas de jabalíes en movimiento. En general se usan revólveres doble acción, teniendo como calibre menor al 357 Magnum. Con cargas suaves del 44, ayudados por el peso de un revólver con caño de seis pulgadas y con la práctica necesaria, este se muestra mas que apto para esta disciplina.

Como calibre de defensa no me parece adecuado. Y digo esto no porque le falte energía, todo lo contrario ya que tiene de sobra. Pero me parece que la relación entre energía y maleabilidad le juega en contra al usuario. Es innegable que un tiro bien puesto pone fin a cualquier discusión, pero hay otros calibres que pueden hacer el mismo trabajo con menor esfuerzo por parte del tirador. Además, las armas para el calibre, por mas que sean de caño corto, son voluminosas, pesadas e incómodas de portar en forma oculta por largo tiempo.

Aún con cargas reducidas, la energía sigue siendo suficiente como calibre de defensa, pero me parece un despropósito usar a un 44 Magnum como un 44 Special. En ese caso, preferiría un revolver más liviano de 5 tiros y caño corto del Special, en lugar de uno de seis tiros, mas pesado y ancho del Magnum.

Conclusión

A partir de la creación del 44 Magnum, las necesidades del hombre han creado ingenios, en forma particular o comercial, que lo han superado pero ninguno de ellos ha podido hasta el momento tener la popularidad del mismo. Mucha de esta fama puede estar dada por el cine, y por los "poderes" sobrenaturales con que solemos los tiradores resaltar a nuestros calibres favoritos. Sin embargo, el Magnum tiene sobradas condiciones, merced a sus prestaciones y también debido a la gran variedad de armas recamaradas para el como para tener bien merecido el titulo de El rey de los Magnums de arma corta.
0
0
0
0No comments yet