Check the new version here

Popular channels

5 Curiosidades(propio)



"A hombros de gigantes"


Isaac Newton escribió esa frase en una carta a Robert Hooke (1635-1703) con fecha 15 de febrero de 1676 en la que hacía mención a sus predecesores aludiendo a los hombros de los gigantes. En esa carta Newton daba muestras de humildad, al menos aparentemente, al confesarle a Hooke: Si he visto más lejos es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes.

El contexto en el que fue enviada esta carta es bastante controversial ya que ellos llevaban una mala relacion debido a que Newton al enviar un articulo a la Royal Sociaty sobre los hoy concidos anillos de Newton, habia descrito un experimento detallado por Hooke, Newton no citó ni a Hooke ni a su obra con lo que el Director de Experimentación de la Royal Society se sintió ofendido y dijo que Newton le había copiado, Newton negó la acusación y le atacó diciendo que todo lo que él tenía sobre la luz lo había sacado de la óptica de Descartes.

Al ser ambos cientificos reconocidos fueron instigados a reconciliarse, por lo que se produjo esta carta de newton que decia:

"Lo que Descartes hizo fue un paso importante. Usted ha añadido mucho de distintas maneras, especialmente al tomar en consideración filosófica los colores de unas láminas muy finas. Si yo he sido capaz de ver más allá, es porque me encontraba sentado sobre los hombros de unos Gigantes"

Lo que pareciera ser un intento de rencociliacion sincera tiene una segunda interpretacion en la que en primer lugar aparece Descartes para indicarle a Hooke la procedencia de sus ideas y, al escribir Gigantes hacia referencia a la estatura de hooke, y al decir sentado Newton hacía referencia a la espalda curvada y deformada de Hooke.

Intolerancia a la lactosa y genética.


La lactasa es un enzima que todos los mamíferos producen de forma natural durante la infancia.Actuando como enzima la lactasa divide la lactosa de la leche en sus dos azúcares simples: la glucosa y la galactosa. Estos dos azúcares pueden asimilarse en el organismo de forma separada, pero no conjuntamente. Por esta razón necesitamos una cantidad suficiente de lactasa para digerir bien el azúcar de la leche.Las células del intestino delgado son las encargadas de producir lactasa durante la infancia. Los mamíferos recién nacidos subsisten a base de leche durante los primeros años de vida y normalmente, no vuelven a tomarla. Por lo tanto parece lógico que la estructura genética de la mayoría de los animales mamíferos, fomente la producción de grandes cantidades de lactasa durante los primeros años de vida y que esta capacidad vaya disminuyendo con el tiempo. Esto es gracias al gen LCT que codifica la proteína de la lactasa mientras que otro gen, llamado MCM6, se cree que actúa como interruptor (apagado/encendido) para el gen LCT. Probablemente, un cambio reciente en la evolución humana ha posibilitado la producción de lactasa en la edad adulta

La verdadera historia de las escobas voladoras


Este mito se debe a la belladona que es una planta que si se ingiere puede llegar a ser mortal pero via vaginal es una potente droga alucinogena contiene altas cantidades de alcaloides tropánicos, sobre todo en sus frutos y raícesesta incluso se relaciona con las orgias dionisicas en la que las mujeres se arrojaban a los brazos de los hombres con las pupilas dilatadas, de ahi el nombre de esta planta se cree que su nombre popular “belladona” puede estar debido a que durante el Imperio Romano, las mujeres se aplicaban pequeñas cantidades de la baya bajo los ojos, para que se les dilataran las pupilas y parecer así más bellas.Se cree que una de las formas en que las brujas consumían la belladona, era untando palos con frutos de esta planta y con otras también alucinógenas (como la mandrágora), y se ponían este palo entre las piernas, de ahí el mito de que las brujas podían “volar” montadas en palos de escoba... aunque en algunos casos, el vuelo y viaje conseguido era sólo de ida.

Aquatic Ape Hypothesis (AAH)


Al estudiar la evolución humana, dejando de lado las ideas como el creacionismo, el fijismo de Anaximandro y la generación espontánea de Aristóteles, llegamos de forma inevitable al darwinismo y a sus respectivos conceptos subyacentes, tales como el ancestro común. Ahora todo el mundo se ha dado cuenta de que somos “parecidos” a los monos. Tal vez sea coincidencia, tal vez no. Los estudiosos dicen que esta similitud se debe a que ambos partimos de un ancestro común.La Aquatic Ape Hypothesis fue presentada por primera vez en 1940 y ha estado en expansión desde entonces, gracias a su brillante y firme defensor, Elaine Morgan

Una premisa fundamental de esta teoría de la evolución se basa en la idea de que los proto-humanos pasaron un período considerable de tiempo para adaptarse a un ambiente parcialmente acuático, lo que puede justificar nuestras diferencias físicas y “mentales” con nuestros “antepasados​” los monos.

Algunos argumentos a favor tomados del libro The Aquatic Ape: Fact Or Fiction? : the First Scientific Evaluation of a Controversial Theory of Human Evolution:

-En comparación con el resto de los primates, los seres humanos están dotados de una forma fina mucho más hidrodinámica y perfeccionada para el movimiento submarino.
-Menor cantidad de pelo, innecesario en un ambiente acuático. -Capacidad de controlar voluntariamente la respiración.
-Vestigios de pliegues entre los dedos de las manos. - Laringe en descenso.
-Mecanismos en la nariz para bloquear la entrada de agua.

Y quizás lo más importante, nuestro cerebro precisa y trabaja con nutrientes tales como el ácido docosahexaenoico y el yodo, que son absorbidos principalmente por la ingesta de peces, cangrejos de río, y así sucesivamente. Curiosamente, estos dos compuesto (DHA y yodo, en los cangrejos y peces pequeños) posiblemente sean los responsables por el boost cerebral (cognición) que nos distingue de otros primates.

La sustancia más oscura conocida por el hombre.



¿Qué se obtiene cuando se apilan nanotubos de carbono en sus extremos y se comprimen juntos? La respuesta es: un material que absorbe el 99,9% de la luz con la en entra en contacto. La microscópica superficie del material es áspera e irregular, lo que provoca que la luz “se rompa” haciendo de este el peor reflector. Luego, si agregamos a esos nanotubos de carbono superconductores de determinados arreglos, que los hacen convertirse en excelentes absorbentes de luz, se obtiene una perfecta tormenta de color negro. Los científicos están muy entusiasmados con las posibles aplicaciones de la sustancia, ya que prácticamente la luz no se “desperdicia”, podría ser utilizada para mejorar los instrumentos ópticos, como telescopios, e incluso para hacer casi al 100% de eficiencia los colectores solares.


0
0
0
0
0No comments yet