Info

6 cosas que deberias saber





Tiene ocho años de edad, y ya dejó la escuela porque sus manos crecieron hasta alcanzar proporciones gigantescas, más grandes que su cabeza. De la base de su palma hasta el extremo de su dedo medio hay poco más de 33 centímetros, y pesan ocho kilos cada una.

Las manos de Kaleem comenzaron a crecer hasta impedirle hacer tareas básicas, tales como atarse los cordones de los zapatos y alimentarse a sí mismo. Dejó de ir a la escuela porque la maestra le dijo que le causaba miedo a otros niños. Kaleem cuenta que sus manos fueron razón para que los niños quisieran golpearlo.

Sus padres se sienten frustrados por no poder ayudarlo, pues sólo perciben unos 25 dólares al mes; aunque quieren no les alcanza para conseguir atención médica especializada. Los médicos han quedado desconcertados por su condición, pero creen que puede ser el resultado de linfangioma o hamartoma.

Aparte de sus manos gigantes, Kaleem tiene una creciente presión sobre su sistema cardiovascular que podría acortar su vida.






Con más de un millón de seguidores en Instagram, Nala es la gatita más tierna y adorable de la red. Fue abandonada cuando sólo tenia cuatro meses de edad, sin embargo Varisiri Mathachittiphan puso sus ojos en ella y la adoptó.

Entonces la joven estadounidense hizo una cuenta en Instagram de Nala para compartir las experiencias con su familia y amigos, sin imaginarse que más de un millón de personas la seguirían






Los artistas Victor Ivanov y Lewis Burton han apostado por un tipo de arte más llamativo, un proyecto llamado "Flesh". Es un traje de piel de pollo auténtico cosido alrededor del cuerpo de Burton, quien lo lleva puesto y lo exhibe por varios lugares concurridos llamando la atención de cientos de curiosos.

El objetivo del proyecto es ver la relación entre la identidad (en este caso es la piel de pollo), y su reacción en la esfera social. Efectivamente, el hombre-pollo ha generado gran interés entre la gente que le ha visto, y ¿cómo no? ¿Quién no se va a sorprender al ver un hombre con piel de gallina real? Tanto es el interés generado, que los artistas antes mencionados, están creando un catálogo con trajes de este tipo disponibles para el público.







En China nació un cerdo con ocho patas, este curioso e insólito cerdito se ha convertido en una celebridad en esa zona donde decenas de fotógrafos y expertos le dan un vistazo.

El dueño de este animalito, Farmer Tang Yongxiu de 63 años, dijo que no estaba allí cuando él nació, pero cuando llegó a su casa su esposa le dijo que había nacido un monstruo de seis patas.

Guo Zongyi, director de la Academia de Ciencia Animal de Chongqing, dijo que los cerdos con cinco piernas se observan con frecuencia, pero con ocho patas son extremadamente raros. Él sospecha que los cuatro miembros adicionales son el resultado de la endogamia o mutación genética.

El señor Yongxiu, dijo que su cerdito no es diferente de los otros, así que planea mantenerlo en la granja por tiempo indefinido.






La increíble obra de arte llamada Take my Lightning, but Don’t steal my Thunder (Toma mi relámpago, pero no robes mi trueno) es una compleja creación de ilusiones ópticas del famoso diseñador Alex Chinneck. Con doce metros de longitud, la mitad de la escultura flota en el aire, permitiendo al público caminar entre y debajo de los pilares.

La curiosa escultura se encuentra en las calles de Covent Garden en Londres, y está hecha de acero y un tipo de poliestireno llamado filcor. Alex tardó unas 500 horas para pintar el edificio utilizando técnicas digitales.

Pero, ¿cómo se sostiene la parte de arriba? La respuesta está en una viga de acero escondida junto a un contrapeso de cuatro toneladas que se une a la parte superior de la estructura.

Alex Chinneck también es famoso por lograr colocar casas al revés en Southwark, Londres.






Estas cintas fluorescentes fluyen a través de bosques son creados por docenas de luciérnagas en el crepúsculo. Raros momentos como este sólo se dan un par de veces al año, como luciérnagas sólo están activos durante un par de semanas. Paul van Hoof capturó los senderos, invisibles a simple vista, con el uso de una cámara de alta tecnología.