Check the new version here

Popular channels

7 avances científicos nacidos en la Primera Guerra Mundial



Las guerras son tan sangrientas como productivas tecnológicamente y, aunque nos habría gustado que fuera de otra manera, algunos avances científicos han nacido de estos conflictos internacionales. Ya os hemos hablado de las armas de guerra del futuro, y alguno de estos inventos que se crearon accidentalmente tuvieron lugar en época de guerra. Con motivo del primer centenario de la Primera Guerra Mundial, os traemos una lista de 9 avances científicos que nacieron en ella.

1. La goma/caucho sintético



La Primera Guerra Mundial fue la primera en la que los vehículos de motor cobraron importancia. Como necesitan neumáticos, los Aliados bloquearon en 1917 los suministros de goma natural a los alemanes, cuya farmacéutica Bayer desarrolló una nueva goma basada en la cal y el carbón.
Fue así como nació la goma sintética que hoy día es usada en todo el mundo.

2. Los bancos de sangre



¿Cómo no podían existir antes? Los bancos de sangre son una de las cosas que siempre hemos dado por hecho, pero en realidad no nacieron hasta 1917. Muchos soldados morían por no tener un donante inmediato y necesitaban una manera de almacenar sangre, clasificarla y transportarla fácilmente, hasta que Oswald Robertson tuvo la idea de depositarla en una bolsa y dentro de un arca con hielo, donde se conservaría hasta 28 días.
Hasta entonces, las transfusiones se hacían directamente del donante al receptor.

3. Los ultrasonidos



Los submarinos, otro de los inventos de la Primera Guerra Mundial, fueron un gran enemigo de los Aliados, que perdieron unas 5.000 embarcaciones a sus manos.

Para dar con ellos, la División Británica Anti-Submarina desarrolló el ASDIC, un aparato capaz de transmitir ultrasonidos. Los ASDIC producían una serie de pulsos y recogían un eco, que llegaba con un retraso que determinaba la distancia al submarino.
En la Segunda Guerra Mundial, el ASDIC ya habría evolucionado al sonar, y los ultrasonidos encontraban más usos en el campo de la medicina.

4. El uso popular de la radio



En la Primera Guerra Mundial las radios eran enormes y muy difíciles de transportar. Esta cuestión llevó a los ingenieros a reducir el tamaño de estos dispositivos y a aumentar la calidad de la señal y el filtrado.

Compañías como AT&T y Motorola hicieron grandes avances en tubos y válvulas de vacío, y los EEUU empezaron a producir un millón al año en 1918. Estas mejoras implicaron una reducción del tamaño de los receptores y unos transmisores mucho más potentes que llegaban más lejos, lo que condujo a la radio a una extensión popular después de la guerra y las hizo imprescindibles en las guerras posteriores.

5. El proceso de Haber-Bosch



Hasta la Primera Guerra Mundial, los explosivos eran fabricados a partir de nitrato de potasio. La flota británica era muy fuerte y los alemanes difícilmente conseguirían este material, que venía del desierto Atacama (Chile).
Fue entonces cuando se dieron cuenta de que sintetizando amoniaco no necesitarían más nitrato de potasio. Fritz Haber diseñó un proceso en el que se combinaba el hidrógeno del gas natural y el nitrógeno atmosférico para producir amoniaco. Este proceso necesita de altas temperaturas y presiones, pero es efectivo y permitió que Alemania siguiera en la guerra sin necesidad de obtener nitrato de potasio.

El amoniaco es también una sustancia importante en los fertilizantes a base de nitrato, muy usados en los cultivos de todo el mundo, y le valió un premio Nobel a Fritz Haber.

6. La cirugía plástica



Las primeras intervenciones de cirugía plástica las realizó en la Primera Guerra Mundial el neozelandés Harold Gillies, pionero en la cirugía de reconstrucción. Al principio, la mayor parte de las operaciones eran de heridas faciales producidas por armas de fuego, pero poco a poco se fue profundizando en el desarrollo de nuevas técnicas.

Se dice que el primer beneficiario de la cirugía plástica fue el marinero Walter Yeo, que perdió sus párpados en el campo de batalla y pudo recuperarlos gracias al primer injerto de piel.

7. Las aerolíneas



El primer avión de pasajeros fue anterior a 1914, pero las compañías aéreas no surgieron hasta el final de la Primera Guerra Mundial.

La serie Handley Page O fue construida para atacar a los alemanes y responder a los asaltos de zeppelin en Londres. Podían llevar cargas enormes, y cada avión tenía distintos objetivos. Cuando terminó la guerra, algunos de ellos fueron destinados al transporte de pasajeros, siendo así como surgía la primera aerolínea de la historia: la Handley Page Transport Company.

Luego, el Farman F60 alemán también se convertiría en un avión de pasajeros, y daría lugar a otras cuatro aerolíneas. Las primeras rutas fueron entre Londres y París.



Ú N E T E:




SÍGUEME TAMBIÉN EN:


0
0
0
0No comments yet