Check the new version here

Popular channels

9 Curiosidades Que No Conocías Sobre Picasso

Aunque todos lo reconocemos como el genio detrás del cubismo, y sus obras son mundialmente reconocidas y admiradas, la vida de Pablo Picasso está llena de anécdotas un poco menos conocidas, pero que constituyen su carácter, su obra y su legado. A continuación te presentamos 9 datos curiosos que seguro no sabías del malagueño:

#1 Tenía un nombre difícil de pronunciar y recordar


Su nombre completo, según figura en el registro civil, es el siguiente:

Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso
. En la época en la que nació, estaba de moda poner a los niños nombres largos, y sus padres tomaron la moda de manera (muy)



#2 Tuvo un nacimiento complicado

Se dice que cuando nació, la partera, con motivo de un mal parto y a que Picasso no reaccionaba, pensó que estaba muerto, por lo que lo dejó en una mesa para atender a su madre. Con suerte, su tío (que estaba ahí) al verlo, le echó una bocanada de humo de cigarrillo, con lo que supuestamente por fin reaccionó el recién nacido.




#3 Su padre también era artista

José Ruiz Picasso, padre de Pablo, era profesor de dibujo de Málaga. Cuando se ponía a pintar naturalezas muertas o flores, Pablo estaba siempre atento. Su padre pintaba con recurrencia palomas; animal que Pablo luego representaría a lo largo de su obra constantemente.



#4 Su primera palabra fue “piz”

Dicen que empezó a pintar antes que hablar, y su madre, María Picasso solía contar la anécdota de que sus primeras palabras no fueron ni “mamá” ni “papá”: con apenas un año, empezó a decir “piz, piz”, buscando conseguir un “lápiz”; instrumento de dibujo que su padre siempre sostenía entre los dedos.

#5 Empezó a pintar excelentes obras a las 8 años


Realizó su primer óleo a la edad de 8 años, titulado “Crepúsculo en el Puerto de Málaga”. Después de esta obra le seguirían retratos familiares, paisajes, bodegones, escenas taurinas y otras copias de obras.



#6 Era un estudiante rebelde

Mientras sus compañeros atendían a la clase, Picasso no paraba de dibujar palomas y toros en sus cuadernos. Le costó mucho aprender el abecedario. Así se ganó varias tardes en detención, pero él nunca lo vio como un castigo: “Lo que más me divertía del Instituto Da Guarda era cuando, por mal estudiante, me llevaban a los calabozos”.



#7 Lo acusaron del robo de la Mona Lisa (1503–1517)

En el año 1911, Vincenzo Peruggia, un carpintero italiano ex empleado del Louvre robó la Mona Lisa. El autor intelectual del crimen fue un argentino llamado Eduardo Valfierno, quien convenció a Peruggia asegurándole que la Mona Lisa debía estar en su hogar natal: Italia. Peruggia logró salirse con la suya, y pudo abandonar el museo con la obra. Cuando el museo se percató de la desaparición, acusaron a Picasso y a Guillaume Apollinaire del robo, y la policía los llamó a un interrogatorio en París.



Eran inocentes, pero la policía tenía sus buenos motivos para buscarlos: en el año 1907, el secretario de Apollinire robó unas estatuillas ibéricas del Louvre, mismas que había comisionado Picasso, y aunque negó saber algo del hurto, se cree que él mismo pudo haber asistido al secretario en el robo. El evento permanecería para siempra en la mente del artista, quien insertó a las estatuillas en sus obras en varias ocasiones.

#8 Picasso también fue poeta

Picasso siempre se consideró a sí mismo un poeta. Aunque con tendencia se expresaba a través de sus pinturas, dibujos y esculturas, en la década de 1930 llegó a escribir poesía, y de 1940 a 1950 escribió también obras de teatro. Guillaume Apollinaire lo conoció un día, y se sorprendió por la habilidad del joven español para sobrepasar la barrera léxica. “Después de todo, las artes son todo lo mismo, uno puede escribir una pintura en palabras de la misma manera que puede pintar sensaciones en un poema”. –Picasso

“Los cuadros son locas

con el corazón carcomido

por burbujas radiantes

anudados los ojos a la garganta

del latigazo caramboleador

aleteando

aleteando

sobre el cuadrángulo de su deseo”

– 4 de enero de 1936

#9 Si le parecías aburrido, te disparaba

El historiador y filósofo Arthur I. Miller escribió en “Einstein, Picasso: El Espacio, El tiempo y los estragos de la belleza” que en el año 1907, Picasso poseía un revólver cargado con cartuchos de fogueo ( es decir, sin bala pero si con pólvora) con el que disparaba aquellos admiradores que le interroganan sobre el significado de sus pinturas, teorías de la estética o a cualquiera que se atreviera a insultar la memoria de Cézanne.

0
0
0
0
0No comments yet