Check the new version here

Popular channels

9 escalofriantes lugares embrujados de América Latina




9 lugares embrujados de América Latina que te van a espantar de sólo verlos

Se trata de lugares con una historia bastante particular que ha hecho que reciban, a través de los años, el respeto de la gente de la localidad, que son los que verdaderamente conocen lo que hay detrás de todas aquellas leyendas.


Sanatorio Durán, Costa Rica


El hospital fue creado en 1918 para tratar pacientes con tuberculosis y cerró en 1973 luego de la erupción del volcán Irazú.
Se dice que actualmente el hospital se encuentra embrujado de espíritus de pacientes fallecidos, y una monja que pasea por los pasillos.


El Hotel Salto, Colombia


Este hotel se encuentra ubicado frente a El Salto de Tequendema, una cascada de unos 157 metros de altura. En esta cascada se ha suicidado mucha gente y, cuenta la leyenda, que luego de que el Hotel cerrara en 1990, los espíritus de los fantasmas siguieron viviendo allí.


La Casa de la Tía Toña, México


Se dice que en esta casa vivía una mujer viuda llamada Antonia que no tenía hijos ni compañía alguna y que, para no quedarse sola, decidió recoger a niños pobres y darles techo y comida. 
Pero los niños eran muy rebeldes y un día quisieron robarle una gran suma de dinero. La señora se despertó por los ruidos y encontró a los niños en pleno acto. Ellos, por temor al castigo, comenzaron a golpearla hasta la muerte y huyeron. 
La leyenda cuenta que su espíritu permanece allí, protegiendo la casa con ruidos y gritos ante cualquiera que se atreva a entrar.


Iglesia de Santa Felicitas, Argentina


Esta capilla fue construida en nombre de Felicitas Guerrero tras su trágica muerte. A los 16 años se había casado con Martín de Alzaga quien falleció cuando ella tenía apenas 24. Tiempo después uno de sus pretendientes la asesinó por mostrarse interesada en otro hombre. Desde entonces, se cree que el fantasma de Felicitas se aparece en la iglesia llorando porque la maldición del pretendiente no la deja descansar en paz.


Isla Gorgona, Colombia


En esta isla, antes de haber un Parque Nacional, hubo una cárcel. Allí vivían los reclusos más peligrosos de Colombia y estaban rodeados de serpientes venenosas. Entrar a esa cárcel era prácticamente una sentencia de muerte, por enfermedades, envenenamientos o asesinatos. Actualmente dicen que se pueden escuchar los gritos de los reclusos de hace más de 20 años.


Isla de las Muñecas, México


Fue un hombre llamado Julián Santana quien comenzó a recoger y colgar muñecas luego de que una joven se ahogara en un canal cerca de donde vivía. Decía que podía escuchar la voz y los pasos de la niña, y utilizaba a las muñecas para “espantar a los espantos”. Don Julián murió de un infarto y se cayó al canal, pero aún quedan las muñecas colgadas y el espíritu de la joven rondando por la isla.


Gran Hotel Viena, Argentina


Se trata de un hotel vinculado con el nazismo, que fue construido en la década del 40 por una familia alemana. La familia abandonó el hotel apenas dos años después de haberlo construido, y nadie sabe la razón. A partir de allí comenzaron los sucesos paranormales. Dicen que en la habitación 106 aún queda el espíritu del jefe de seguridad del hotel que murió un tiempo después de que la familia se fuera.


Palacio de Lecumburri, México


Conocido también como el Palacio Negro, fue una cárcel desde 1900 hasta 1976, momento en el que tuvo que cerrar a raíz de la gran violencia que había entre reclusos y autoridades. 
Desde entonces se han contado muchos relatos de almas que aún deambulan por ahí: el fantasma del archivista o el prisionero ahorcado que se suicidó con sus sábanas luego de que lo metieran preso por un crimen que, según él, no había cometido.


Hospital Eugenio Espejo, Ecuador


Se dice que por los pasillos de este hospital deambula la "niña del ascensor" que murió allí mismo. Se la puede ver de madrugada buscando a sus padres.



5Comments
      GIF
      New