Popular channels

Abuelito mató a ladrón que intentó robarle

Un jubilado de 76 años ejecutó de un balazo a un delincuente que había ingresado a su casa de la localidad bonaerense de San Justo y puso en fuga a otro, luego de que amenazaran de muerte a su familia y los mantuvieran cautivos.

El hecho se produjo este jueves alrededor de las 14 en una casa ubicada en Parral al 4000, en esa localidad del partido de La Matanza, en el suroeste del conurbano, cuando la nuera del jubilado, de unos 45 años, ingresó a la vivienda con su bebé de ocho meses.

Esta situación fue aprovechada por dos delincuentes que se movilizaban en moto, quienes ingresaron a la propiedad con fines de robo en momentos en que en la pileta de la casa estaban dos nietos del jubilado de 13 y 15 años y otro chico.

Los ladrones obligaron a la mujer a entrar a la casa, la ataron y en ese momento llegó su suegro, a quien le dijeron que se tirara al piso, pero como el hombre les dijo que no podía, lo dejaron sentado en una silla.

Luego, según relataron las fuentes, uno de los delincuentes fue hacia el primer piso de la casa con el chico de 15 años en busca de dinero y de otros objetos de valor, mientras el cómplice se quedó con el resto de la familia en la planta baja.



De repente, al temer por la vida de sus familiares, el jubilado le pegó una trompada al ladrón que estaba abajo y éste salió corriendo, dejando en la puerta la moto en la que habían llegado poco antes para cometer el robo.

La situación fue aprovechada por el jubilado para desatar a su nuera, quien fue a pedir ayuda a los vecinos, en tanto el hombre fue a buscar un arma y justo llegaron a la casa sus dos hijos, uno de ellos armado con un revólver calibre 357 magnum.

En ese momento, el delincuente que estaba arriba bajó por la escalera con el adolescente de 15 años tomándolo del cuello y amenazando con matarlo si no le daban dinero, ya que al parecer no había hallado nada.

El tío del chico, uno de los que había ingresado poco antes a la casa, intentó calmarlo para que dejara ir a su sobrino, pero en ese momento el delincuente se puso muy nervioso y le puso el arma en el pecho a ese hombre, al que le gritaba: “Te voy a matar”.

Temiendo por la vida de su hijo, el jubilado sacó el arma que tenía escondida por detrás y le disparó al ladrón un tiro en el cuello que le ocasionó la muerte en el acto.

En tanto, ningún integrante de la familia -los cuatro mayores, los tres chicos y el bebé-, resultó herido.
Pocos minutos después de que el ladrón resultó muerto llegaron a la casa efectivos de la seccional local y luego los peritos de la Policía Científica, que trabajaron en el lugar.

Por el caso, intervino el fiscal de Homicidios de La Matanza, Carlos Arribas, quien luego de tomarle declaración al jubilado y al resto de la familia, decidió que el hombre continúe en libertad al entender que actuó en legítima defensa.

En tanto, tras la autopsia y la extracción de huellas al ladrón muerto, se determinó que tenía 26 años y antecedentes penales por dos homicidios.

Una hermana del delincuente se presentó a reconocer el cuerpo y dijo que la moto con la que habían ido a robar era de ella.

Tras el hecho, se ordenó una custodia en la casa de las víctimas ante una posible represalia por parte de familiares o allegados al asaltante asesinado.
0
0
0
0No comments yet