Info

Aguante el mate vieja, no me importa nada






Se denomina mate a la infusión hecha con hojas de yerba mate (Ilex paraguariensis), planta originaria de las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay y el curso superior del Uruguay. Estas plantas previamente secadas, cortadas y molidas forman la yerba mate, la cual tiene sabor amargo debido a los taninos de sus hojas. Por esto, hay quienes gustan de endulzar un poco el mate con azúcar, miel, stevia o endulzante no calórico. La espuma que se genera al «cebar» se debe a los glucósidos que la yerba mate contienen



Beneficios de la yerba mate en la salud

La yerba mate contiene cafeína en cantidades importantes, así como antioxidantes, potasio, aminoácidos y vitaminas. Los principales beneficios de la yerba mate en la salud son:



Ayuda en la salud cardiovascular. Gracias a la buena cantidad de antioxidantes, el mate puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares evitando que el colesterol y la grasa se acumulen en las arterias. Este es un aspecto sumamente importante del consumo de esta tradicional bebida.



Aumenta el colesterol “bueno”. Relacionado con el beneficio anterior, en un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de Illinois (Estados Unidos), se demostró que el consumo del mate aumenta la cantidad de colesterol “bueno”. Este tipo de colesterol, también conocido como HDL, protege contra los ataques al corazón.



Ayuda a retardar el envejecimiento. Por la misma acción de los antioxidantes, el consumo regular del mate ayuda a prevenir la oxidación y el desgaste de las células.



Brinda resistencia física. Tomar mate colabora con la aceleración del metabolismo, lo cual se logra haciendo que el cuerpo consuma de manera más rápida los carbohidratos. El aumento de energía se debe tanto a la quema de las calorías que se han consumido con los alimentos como las que se encuentran almacenadas en el organismo en forma de grasa.



Quienes toman mate habitualmente también ven mejorados sus niveles de concentración, energía, claridad y precisión. No solo es bueno para aumentar la resistencia mental, sino también la física: ayuda a que el cuerpo utilice los carbohidratos de una manera más eficiente, quema más calorías y contribuye a disminuir el ácido láctico en los músculos, causante del dolor después del ejercicio físico.
Favorece la digestión



Otro beneficio del mate es que facilita la digestión y la producción de bilis. Pero esto no es todo, pues también ayuda a mantener el colon limpio y a reducir las bacterias que causan mal aliento. Además, genera sensación de saciedad, lo que puede ayudar durante una dieta de adelgazamiento.