Check the new version here

Popular channels

Aguante el paco vieja no me importa nada: INFORMATE



BUEN DIA AMIGOS DE T!, HOY LES TRAIGO UN POST PARA INFORMARSE SOBRE ESTA TERRIBLE DROGRA QUE MATA A MUCHOS CHICOS AL AÑO, ACA EN TARINGA SE USA COMO BROMA LA FRACE "AGUANTE EL PACO VIEJA NO ME IMPORTA NADA", PERO EL PACO ES ALGO MUY SERIO QUE AFECTA MUCHO A LA SOCIEDAD Y MAS A LOS NIÑOS DE LOS BARRIOS MAS HUMILDES DE LA NACION. LES DEJO UN POCO DE INFO SOBRE LA DROGA Y DISTINTAS FUNDACIONES QUE ESTA LUCHANDO CONTRA ESTA DROGA.





La pasta base de cocaína o paco, no es una droga. Es peor que eso: es el desecho de una droga. Surge como residuo de las cocinas o laboratorios en los que se elabora la cocaína, emerge como un resultado de una industria que busca la forma de introducir en el mercado hasta a sus desechos.

El Paco es una droga callejera de bajo costo elaborada a partir de los residuos de la cocaína, procesada con queroseno y ácido sulfúrico (ocasionalmente se utiliza cloroformo, éter o carbonato de potasio). Se suele consumir por vía respiratoria en pipas (generalmente caseras) o sobre la marihuana en forma de cigarrillo (marciano, bazuco, nevado) y, debido a su composición química, es altamente tóxica y adictiva.



Considerado formalmente como desecho químico, la sustancia se ha vuelto popular en las villas miserias de Argentina luego del colapso financiero que sufrió este país en el año 2001. Con el fin de la convertibilidad, los traficantes interrumpieron la distribución de marihuana y cocaína para incentivar el consumo de la droga colombiana conocida como “basuco” . Los adictos a esta droga son corrientemente denominados como muertos vivos debido a su apariencia física.

En Chile y en Argentina, así como en Montevideo, Uruguay se le conoce por el nombre de “Pasta Base”, “Pasta”, “Lata”, “Tumba”, entre otros. Dicha droga, ha desplazado a drogas más comunes tales como el porro y la cocaína por tener un precio muy bajo: la pasta base cuesta alrededor de 5,5 pesos argentinos (50 pesos uruguayos, aproximadamente dos dólares) y existen dosis menores que cuestan entre $25 y $30 uruguayos o 1 peso argentino y que se conocen como “chasquis”, “petardo” ,”pitillo” (por unos pequeños petardos de similar apariencia). Un gran crecimiento en su consumo se observó alrededor del año 2002.

Uno de los grandes problemas del paco es que desde el consumo experimental al consumo problemático hay una distancia mucho menor que lo que pasaba con otras drogas como puede ser la cocaína.
La pasta base en particular se empieza a consumir experimentalmente y a los dos meses ya tenemos un consumo problemático de alta dosis.


¿Cómo se consume?


El consumo de paco se realiza a través de pipas caseras (latas agujereadas, antenas de televisión, etc.), donde se mezcla el producto con viruta de metal y ceniza de cigarrillo de tabaco o virulana metálica a modo de filtro.


Efectos del paco


Las etapas por las que transita un consumidor al momento de consumir paco son tres.

1. Etapa de euforia



  • Euforia.
  • Disminución de inhibiciones.
  • Sensación de placer.
  • Éxtasis.
  • Intensificación del estado de ánimo.
  • Cambios en los niveles de atención.
  • Hiperexcitabilidad.
  • Sensación de ser muy competente y capaz.
  • Aceleración de los procesos de pensamiento.
  • Disminución del hambre, el sueño y la fatiga.
  • Aumento de la presión sanguínea, la temperatura corporal y el ritmo respiratorio.

2.Etapa de disforia

Sensación de angustia, depresión e inseguridad. Deseo incontenible de seguir fumando. Tristeza. Apatía. Indiferencia sexual.

3.Consumo compulsivo

Etapa en que la persona empieza a consumir ininterrumpidamente cuando aún tiene dosis en la sangre para evitar la disforia.

4.Etapa de sicosis y alucinaciones


El consumo de PBC puede provocar sicosis o pérdida del contacto con la realidad, la que puede darse después de varios días o semanas de fumar con frecuencia y durar semanas o meses. Las alucinaciones pueden ser visuales, auditivas, olfatorias o cutáneas.

La euforia que siente el usuario al ingerir una dosis dura de 1 a 5 minutos, dependiendo de la cantidad y la calidad de la droga. Considerando lo anterior y la adicción a la misma, cuando un consumidor empieza fumando una dosis generalmente sigue hasta que se le agotan sus recursos, volviendo repetidamente a la “boca de venta” a buscar más droga, cegado por las ansias de volver a fumar. Durante la euforia, la persona parece atontada, se queda sin habla y se le abren los ojos más de lo normal. Luego de esta euforia pasajera todo lo demás es disforia y adicción o como se dice popularmente “fisura” o estar “doblado” “quebrado”, la persona se vuelve seria y su único interés es seguir fumando cueste lo que cueste.



Peligros para la salud


El ácido sulfúrico en el compuesto produce enfisema y cáncer pulmonar a mediano plazo. El kerosén disuelve el recubrimiento mielínico de los axones, impidiendo la transmisión de los impulsos eléctricos en las neuronas. A su vez, la combustión del kerosén genera monóxido de carbono, el cual substituye el oxígeno en los eritrocitos de la sangre. Expectoración de sangre o mucosa sanguinolenta del tracto respiratorio. Su consumo durante el embarazo produce mutaciones severas en el feto. Degradación progresiva de la piel. Debilitamiento de los músculos. Reducción acelerada del peso corporal (en algunos casos produce anorexia). Desgano e insomnio. Midriasis. Náuseas y vómitos. Hipertensión arterial. Frecuentemente produce ulceraciones en los labios y la cavidad bucal. Comportamiento errático.
Migraña severa. Taquicardia.




Son madres que se unieron desde el dolor y con la experiencia, por la necesidad de hacer algo por sus hijos, por los chicos, propios y ajenos, que veían pasar una y otra vez por su barrio, cada vez más deteriorados, más ajenos a este mundo.


“Sí a la vida, no al paco”, rezaba una de las pancartas que las Madres contra el Paco alzaron en una de las primeras marchas. Así empezaron, apostando a un futuro distinto, a una juventud con promesa de destino y no bajan los brazos. De acuerdo al experto en adicciones, Jorge Lavorato, en el país mueren siete jóvenes por día por adicción a las drogas.

“Nos juntamos a partir de la necesidad”, contó en una entrevista online -ver debajo- Alicia Romero, una de las fundadoras de la institución. “Trabajamos siempre con chicos, y decidimos unirnos contra el paco cuando nos enteramos que había un quiosco, a dos cuadras y empezamos a ver a los chicos cada vez más deteriorados. Las madres no sabían que hacer y había mucho miedo. Pero decidimos hacer algo entre todas”, continuó.

También conocida como la “droga del exterminio”, el paco es una pasta base de cocaína, marihuana y otras drogas inhalantes, que empezó siendo mezclada con yeso. Hoy, el nombre no se refiere a ningún estupefaciente específico porque las mezclas son diversas. Lo que tienen en común todas las mezclas es el uso de distintos solventes, generalmente, de uso industrial. El efecto es hacer lenta la sinopsis (el proceso neuronal por el que pensamos y conectamos ideas, pensamientos, emociones) hasta anularlo.

La Red de Madres contra el paco y por la vida tienen como objetivos: lograr que el Estado dé respuestas inmediatas a la demanda de las familias afectadas y que estas respuestas estén vinculadas con las problemáticas que vienen asociadas como el alcoholismo, la pobreza, la seguridad, el hambre; subsidiar proyectos educativos, laborales, culturales y deportivos que promuevan la inserción de estos jóvenes en la sociedad; que el arte, la danza, la creatividad y el deporte los devuelvan a la vida; que se tomen medidas legales para desarticular las mafias; recuperar los espacios públicos para que sean espacios de socialización; incorporar a los jóvenes para que luchen por sus amigos.

La organización funciona en La Madrid 24, Lomas de Zamora. Allí, donde antes había un quiosco de paco, hoy se instala un centro comandado por madres, para los chicos que sufren esta adicción y los familiares que quieren ayudarlos. También cuentan con un blog (www.redmadrescontraelpaco.blogspot.com.ar) en el que pueden verse las acciones que estas madres con su fuerza, concretan. Los teléfonos para comunicarse con ellas son 4244-7513 y 155008-7245.

El paco invade tanto a sectores marginales como a sectores de profesionales; a jóvenes y adultos; y es considerado una de las consecuencias de la delincuencia. Hay niños pequeños que ya son adictos a esta sustancia, que también “corre” en lugares como Tribunales a modo de un delivery de pizza. Hoy el paco está instalado en muy distintos ambientes, y afecta a todas las clases sociales. De todas maneras, siempre el más débil –aquel que quizás carezca de formación o no tenga posibilidades materiales de acceder a un tratamiento- será el más afectado. En este sentido, en otra entrevista online -ver debajo-, Romero explicó: “Los estigmatizados y criminalizados siguen siendo los consumidores de las poblaciones más vulnerables”.

Es difícil ver una salida cuando en la vida cotidiana no hay opciones, cuando el hambre aniquila todo pensamiento, toda emoción y devasta el sistema inmunológico. Los chicos se deterioran cada vez más y es más difícil que vean la posibilidad de salir. Es un drama que sufren los pueblos latinoamericanos, se consumen momentos de falso bienestar frente a un clima de angustia y desesperanza. Es, precisamente, para que el arte, o cualquier otra disciplina les devuelva a estos jóvenes la posibilidad de soñar y tener una vida distinta, que resulta necesario unirse con las Madres contra el paco y ser más conscientes de que el niño que está en la esquina, solo necesita una mínima posibilidad de esperanza, una puerta a un mundo distinto.



0
0
0
0No comments yet