Canales populares

Alto nivel de deserción escolar por embarazo

Alto nivel de deserción escolar por embarazos




La imagen es meramente ilustrativa.


Así lo indica una encuesta del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.
Misiones, entre las provincias con mayores índices.

Se estima que hay en el país 3.000 nacimientos anuales de madres menores de 15 años de edad.

Con apoyo del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), de las jóvenes que tienen entre 15 y 17 años que abandonaron la escuela, más de la mitad (58,1%) está embarazada o ya tiene uno o más hijos.





La deserción escolar condiciona de manera decisiva el futuro laboral de la madre, con incidencias muy negativas en las oportunidades de formación de los hijos.

En mayo de este año, la Alianza Argentina para la Salud de la Madre, Recién Nacido y Niño (Asumen) publicó un informe que revela que 533 son los egresos hospitalarios en un año de niñas entre 10 y 14 años de edad internadas por complicaciones de aborto.

Asumen está compuesta por importantes entidades: Unicef, la Sociedad Argentina de Pediatría, la Organización Panamericana de la Salud y el Centro de Investigación en Salud Poblacional, entre otras tantas.

En esta misma línea, en un año, a nivel nacional se registraron 31 muertes maternas en madres-niñas de 15 años. Mientras, la mortalidad materna en las madres menores de 15 años duplica y hasta triplica la registrada en madres adolescentes de 15 a 19 años.

En consecuencia, como paliatiavo de esta situación, el Ministerio de Salud de Nación anunció recientemente la distribución gratuita de un anticonceptivo hormonal de nueva generación. Se trata de un implante subdérmico que dura tres años y se colocará en el brazo de las mujeres. Cuenta con un 99 % de efectividad, aseguran.

En una primera etapa se aplicará a adolescentes menores de 20 años de edad que ya hayan experimentado un embarazo o tenido un hijo. Luego se proyecta ampliar la cobertura al resto de las mujeres en edad fértil.

La mayor parte del programa que ejecutará la cartera nacional de Salud está destinado a algunos partidos del Gran Buenos Aires, Misiones, Formosa, Santiago del Estero, Tucumán y Jujuy, como algunas de las áreas más afectadas.

En dichas distritos, el porcentaje de embarazo en adolescentes, en 2011 superó al promedio nacional, con valores superiores al 20%.

Los casos más graves resultaron Formosa y Chaco, con 25%; seguido por Misiones 22% y Catamarca, Corrientes y Santiago del Estero con 21%.

De esta manera, en la región del Nordeste argentino (Nea) se registra una brecha de 60% más de embarazos en adolescentes comparado con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (28,3% vs 17,6%), siendo casi 500% superior la proporción de madres menores de 15 años (1,36% vs 0,29%) entre las regiones mencionadas.

Si se analizan las brechas interprovinciales, se observa una proporción 70% mayor de embarazos en adolescentes en Misiones comparado con la capital del país.

Por otro lado, el ser madre tan joven es un factor que condiciona no sólo la salud sino también las posibilidades de progreso de la madre y también las de los propios hijos.

De hecho, otra fuente, la encuesta de hogares del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), muestra que la maternidad juvenil es un fenómeno fuertemente concentrado en los hogares de bajo nivel socioeconómico. Por ejemplo, entre las mujeres que se declaran jefas de hogar o cónyuges de entre 15 y 24 años de edad que ya tienen uno o más hijos, el 80% pertenece hogares ubicados en los dos segmentos más bajos de la distribución del ingreso.

Preocupación en los jóvenes

En coincidencia con estas cifras, en el Parlamento Estudiantil local de este año se destacaron las iniciativas de los estudiantes para desalentar el embarazo juvenil, incluir a las madres adolescentes e impedir que quienes estén en esta situación, abandonen los estudios.

El Bachillerato N°3 de Leandro N. Alem defendió la “creación del jardín materno en la secundaria”, que se dedique al cuidado de los niños de entre 45 días y 2 años de edad, mientras sus padres siguen asistiendo a clases. En esa misma línea, desde la Epet N°20 de San Pedro se argumentó que además de los riesgos del embarazo en las jóvenes, muchas veces, son explotadas laboralmente.

“Aprovechan su situación de embarazo para pagarles menos”, adujeron. También propusieron charlas educativas para no sólo promover la abstención sino también el conocimiento de los métodos anticonceptivos. A su vez, el BOP N°23 de Puerto Iguazú presentó el proyecto "Guardería para hijos de adolescentes estudiantes".

Como antecedente, en 2013 se habilitó el jardín maternal Creciendo Juntos, que funciona en el BOP Nº 86 del barrio Fátima de la ciudad de Posadas, con el fin de dar contención a las jóvenes madres para que continúen con sus actividades educativas.
0
0
0
0No hay comentarios