Check the new version here

Popular channels

alup cree que somos estupidos

Cegados por una desenfrenada ambición, Julio Borges, Henrique Capriles y Ramos Allup caen en la vulgaridad cuando se disputan el papel de vedette de la MUD. Zancadillas, trampas y puñaladas traperas son el arsenal en esta ridícula pelea de borrachos por una botella vacía.

Con motivo del rotundo fracaso en la OEA, Ramos Allup regreso de Washington con las tablas en la cabeza, frustrado y amargado. A falta de razones convincentes, nuevamente el incompetente vuelve a insultar y gesticular como guapetón de pandilla. Uno que lleva años en la política, no entiende porque algunos individuos piensan que todos somos tontos, y que pudieran engañarnos con medias verdades.

Quienes conocen la historia de las últimas décadas, no alcanzan a entender porque habrá adecos que bebieron en el pozo del llamado "Grupo Paris", y ahora se comportan como verdaderos patanes. Por la gravedad del daño causado, suponemos cual será el tamaño de la indignación que deberán sentir personajes cultos como Gonzalo Barrios, Reinaldo Leandro Mora, Enrique Tejera Paris, Armando Sánchez Bueno, a quienes se les reconoció ponderación y el fino lenguaje para tratar de adornar el debate político, así esas discusiones entre las partes fuera tan candente como para quemarse las manos.

Aunque muchas de esas diferencias que existieron entre Betancourt y Barrios todavía duermen el sueño de los justos en un cofre de confidencias, sin embargo no se descarta que algún día sepamos porque ambos entendieron que se puede hacer política juntos pero no revueltos. Que lastima que este enano siniestro que no pierde ocasión para enlodar al Poder Legislativo, todavía no acabe de entender que siempre la historia será implacable cuando juzgue nuestros actos como servidores públicos.

En verdad causa pena ajena ver que aquel parlamento que fue orgullo y cuna de la Primera Republica de 1811, ahora por aberraciones de la política cayó tramposamente en manos de aventureros y traidores que se doblegan perrunamente ante intereses foráneos. Por algo dicen que nadie sabe para quién trabaja, pues que iban a imaginarse Don Felipe Fermín, Francisco de Miranda y Juan German Roscio que nuestro parlamento sería después una guarida de delincuentes, y caja de resonancia de la política exterior norteamericana, cada vez más rapaz y criminar cuando se trata de liquidar los sueños independentistas de los pueblos que quieren ser libres.
0
0
0
0
0No comments yet