Check the new version here

Popular channels

Analisis de FIFA 15

Análisis de FIFA 15:








Con las nuevas consolas ya asentadas FIFA nos ofrece una de sus mejores entregas de los últimos años, de nueva generación en lo jugable aunque no tanto en lo visual y en sus modos de juego, demasiado conservadores.








Desde el gran salto de calidad dentro de la saga, FIFA 09, han pasado seis años, toda una generación en la que el simulador de fútbol de EA se ha convertido en el rey indiscutible del género, tanto en ventas como en éxito de crítica, coincidiendo con el ocaso de su único rival. Tras este, con cada nueva entrega llegaron novedades tanto en lo jugable como en lo visual, aunque cada vez menos, en una generación, la de Xbox 360 y PlayStation 3, que ha durado demasiado, consolas a las que parecía que ya no se les podía sacar más partido, y para poder ver un verdadero salto de calidad en la saga y en los juegos de fútbol en general, todos anhelábamos la llegada de un nueva generación de consolas.








PlayStation 4 y Xbox One se lanzaron en noviembre del pasado año acompañadas del correspondiente FIFA 14, que no dejaba de ser el mismo juego de PS3 y X360 con algunas mejoras gráficas, unas pocas animaciones nuevas y hasta alguna ausencia inexplicable en cuanto a modos de juego. No era lo que esperábamos los amantes de este deporte de un juego para la nueva generación, mirando con envidia lo logrado por 2K Games y su meritorio NBA 2K14, que si se sentía como un verdadero juego de deportes de nueva generación, en todos los sentidos.

¿Es entonces FIFA 15 el juego de fútbol que todos estábamos esperando para la nueva generación? Una pregunta de difícil respuesta, ya que aunque en lo visual nos sigue defraudando un poco, creemos que PS4 y Xbox One pueden dar mucho más de sí, y así lo veremos en los próximos años, y en los modos de juego nos parece excesivamente conservador, los mismos del año pasado, en lo jugable es una auténtica delicia, muy superior, en todos y cada uno de sus aspectos, a FIFA 14. Como viene siendo habitual en la saga no hay cambios radicales de un año para otro, y las mejoras son más bien sutiles pero notorias y evidentes, y en conjunto, hacen que la experiencia sea más satisfactoria, a todos los niveles.





La estrella del Barça Leo Messi vuelve a ser la imagen protagonista del nuevo FIFA.



La que más vamos a notar sin duda es el control del balón por parte de los futbolistas, mucho más preciso, sobre todo en el caso de los jugadores de más calidad, ya que ahora tienen la pelota más pegada al pie, lo que nos permite movernos en espacios más reducidos con precisión, incluida la línea de banda, sin perder el esférico. Con pequeños cambios de dirección, giros y fintas podemos driblar e irnos de los rivales, o proteger el balón mientras esperamos el apoyo de los compañeros, sin necesidad de grandes filigranas, lo que es más realista, aunque hay que ser habilidoso para lograrlo.







La sensación en general es la de que tenemos un mayor control de la situación cuando tenemos la posesión, con una mejor respuesta de los controles, y de que cuando fallamos, lo hacemos nosotros, y no es culpa del juego, lo que no quiere decir que FIFA se haya vuelto más fácil, ni mucho menos. La física del balón se ha mejorado bastante, este se mueve con más libertad e independencia, ya en ningún caso parece ir 'imantado' a los jugadores, lo que unido a las mejoras en las animaciones, cada vez más realistas y variadas, y el cuerpo a cuerpo entre los jugadores, más complejo y pulido con cargas con el hombro y tirones de la camiseta, hacen que el parecido con un partido de verdad, en distintos lances del juego, sea asombroso. No solo disfrutas llegando al aérea y disparando a puerta intentando meter gol, cualquier disputa del balón en el mediocampo, por insignificante que sea, es divertida y espectacular.

Al igual que nosotros llevamos el balón más controlado, también lo llevan los rivales, y nos ha parecido que es más complicado defender en FIFA 15, no vale con presionar a lo loco, y hay que hacerlo con más cabeza, con paciencia, cerrando huecos y esperando el mínimo despiste del rival para meter el pie y quitárselo. Robarle el balón de los pies a jugadores habilidosos como Messi o el Kun Agüero es realmente difícil, y puede que desespere a más de uno en los niveles de dificultad más elevados.







Benji Price estaría orgulloso de estos porteros







Una de las nuevas características con las que más ha sacado pecho EA Sports, y con motivo, son los nuevos porteros, totalmente renovados, algo que hacía falta, ya que se habían quedado un poco desfasados en relación al resto de jugadores del terreno de juego. Ahora estos son mucho más realistas, para bien y para mal, y rectifican de manera rápida y natural sus movimientos, y en un montón de situaciones que antes eran goles cantados, ahora sacan manos milagrosas, y hacen unas estiradas admirables. Los pies, las manos, el cuerpo, utilizan lo que sea con tal de parar el balón, y los mano a mano, que antes eran goles cantados a poco que tuvieras un poco de experiencia jugando, ahora ante los mejores porteros del mundo, son verdaderamente difíciles, tanto por cómo cierran los espacios, como por la manera de meter las manos o los pies si el disparo les pasa cerca del cuerpo.



Esto no quiere decir que sean imbatibles, y al igual que tienen nuevas ‘habilidades’, también tienen nuevas debilidades, por ejemplo ahora es normal meterles goles por debajo de las piernas, algo que es relativamente común de ver en el mundo del fútbol, y rechazan algunos disparos que antes casi siempre atrapaban. Nos pararemos a ver más repeticiones de lo normal para apreciar algunos de su paradores, que son una delicia visual gracias a las geniales animaciones, y es sin duda una de las mejoras de FIFA 15 que más nos ha gustado.

Junto a esto, también se ha solucionado uno de los problemas de FIFA 14, el juego aéreo, lo fácil que era marcar gol de cabeza, y ahora ya no solo veremos muy pocos goles de esta manera, sino que se ha vuelto bastante complicado rematar de cabeza dentro del aérea, y cuando lo hacemos, hay una gran variedad de remates, no son todo misiles teledirigidos. Lo que único a los porteros, que salen mejor por alto y no se las comen tan fácil, hace que sea mucho más complicado marcar gol de cabeza. Seguro que los jugadores encontrarán nuevos fallos y glitches para marcar goles de manera fácil, pero de momento han solucionado los que ya había.







Buena mejora visual, pero con mucho camino por recorrer







Lo que más ha mejorado en FIFA 15 gráficamente es todo lo relacionado con la ambientación de los partidos, simplemente sensacional, en especial la liga inglesa, que cuenta con los 20 estadios recreados con todo lujo de detalles. Ojalá veamos en un futuro algo así con la liga española, o la Champions League entera, pero el trabajo realizado en la Barclays Premier League es una auténtica pasada, con multitud de pequeños detalles en los estadios, los cánticos de las aficiones, y el público mejor recreado que nunca, no hay más que jugar en Anfield y escuchar de manera atronadora el ‘You'll Never Walk Alone’ para que se te ponga la piel de gallina. No solo los estadios ingleses están bien recreados, y también campos españoles como el del Real Madrid, Atlético de Madrid o el FC Barcelona cuentan con una ambientación muy buena.



El césped es una de las mejoras que más llaman la atención de esta entrega, y ya no es una simple y plana textura, cuenta con volumen y además se modifica su aspecto en el transcurso del partido. Y junto a esto se han añadido multitud de pequeños detalles, como los banderines de córner, que ahora tienen sus propias físicas, recogepelotas o transiciones y secuencias en las que vemos cómo un futbolista se enfada porque un compañero ha fallado un gol cantado, o cómo el banquillo celebra un gol importante. Hay una ‘mejora’ un tanto peculiar que no nos parecía necesaria, y es el hecho de que las porterías se levanten por detrás de manera tan bastante exagerada cuando metemos un gol, no sabemos cómo se han documentado en EA Sports, pero al fútbol real no se juega con porterías de hockey…







El juego luce realmente bien en las nuevas consolas, a 1080p y 60fps, y se nota un salto notable respecto a FIFA 14, con una iluminación mejor que el año pasado, y un sistema de animaciones y colisiones entre los jugadores cada vez más pulido y realista –es una gozada ver las repeticiones-, pero todavía hay muchos detalles que nos siguen sin convencer. Las caras de los jugadores, el pelo, las camisetas, el modelado de los cuerpos, que podía ser un poquito mejor, las texturas de la piel, que hacen que a veces parezcan muñecos de cera, todo esto puede mejorar mucho, y no es lo que nos imaginábamos de un juego de fútbol de nueva generación hace un par de años. Sí nos ha gustado que aunque los efectos de lluvia y nieve siguen sin ser deslumbrantes visualmente, estos afectan de manera clara y notoria a la jugabilidad, a la manera en la que se mueve el balón sobre el césped, y además las camisetas y los pantalones de los futbolistas se manchan con acierto.







Y el apartado sonoro como todos los años es muy bueno, como ya hemos comentado con una formidable ambientación sonora de los estadios, mejor que nunca, y con los habituales comentarios de Manolo Lama y Paco González, que gustarán más o menos, pero hay que reconocer que casi siempre entran cuando deben y que son bastante numerosos. En la banda sonora que suena en los menús tenemos como en las últimas ediciones grupos muy modernos que aunque ahora son bastante desconocidos, seguro que dentro de unos meses más de uno se habrá puesto de moda, demostrando Electronic Arts un gran olfato para elegir la música de sus FIFA cada año.







UN GRAN FIFA



Aunque nos sigue sin deslumbrar en los gráfico, y la verdad, pocos juegos en este primer año de las nuevas consolas lo han logrado, en lo jugable no somos capaces de ponerle ninguna pega, y FIFA 15 es una delicatessen para cualquier amante del fútbol, todas las novedades y mejoras jugables han sido un completo acierto. Con una enorme libertad para ajustar la dificultad y todos los aspectos de la jugabilidad, cualquier aficionado a este deporte puede ser capaz de encontrar una experiencia a su medida, más o menos exigente. Y con la cantidad de contenidos que trae de serie, y lo fino que han hilado con la jugabilidad, hay aquí un juego para muchos meses. Si además esto hubiera estado acompañado de alguna novedad en los modos de juego, y un apartado gráfico mucho más ambicioso e impactante, hubiéramos tenido un juego absolutamente redondo. Seguro que el año que viene FIFA 16 mejora en un montón de aspectos, pero mientras tanto, en FIFA 15 nos vamos a dar un verdadero festín de fútbol del bueno.








THE END.
0
0
0
0
0No comments yet