Check the new version here

Popular channels

Análisis Hitman HD Trilogy

El pasado puede ser feo , pero tiene mucho que enseñar.



La vuelta al ruedo del Agente 47 ha removido algo en las tripas de todos los que chocaron contra su muro hace 13 años y aprendieron a escalarlo con paciencia y persistencia. Ahora vuelve a nosotros con la viva imagen de lo que fue en sus comienzos. Dejando a un lado Codename 47, que fue exclusivo de pc, nos hacemos con sus tres siguientes entregas. Es curioso como, tras volver a estos títulos, podemos tener una imagen clara de la evolución de este personaje y la experiencia que nos transmite con este cambio.

Lo cierto es que es una pena e incluso incomprensible que, en un pack como el que se presenta, no se halle ese primer contacto con Hitman. Ni si quiera la excusa de que el primero fuese de pc y no tuviera un port en consola nos consuela. Una colección como esta se queda coja sin un comienzo, no tan importante por su historia como por generar una iniciativa con iniciativa propia la unión de infiltración y acción horneadas en un molde de libertad. ¿Por qué utilizar la versión de consola y no compilar lo cuatro títulos desde la versión de PC? Ofrecer un trabajo completo, que permita al jugador vivir la historia desde el principio. Quizá no sea como ver una serie con un argumento atractivo y adictivo pero, llegar a Absolution paso a paso tiene su encanto.

Con el reciente Absolution hemos apreciado el por qué de ese descanso de la franquicia. Seis meses que han servido para ponerse al día, situarse a la altura de lo que es un juego de esta generación y está época. Jugabilidad y aspecto, todo necesitaba un lavado de cara. Y es lo que notamos al volver a Silent Assassin, Contracts y Blood Money. Es como cuando volvemos a ver una serie o película que quedó grabada en nuestra mente, generando un cariño especial. Lamentablemente, cuando nos ponemos con ello, resulta un batacazo bastante desagradable. Nos damos cuenta de que, es feo e incómodo. Algo así podría pasarnos con Hitman. Los que jugamos a estas entregas en su momento, amamos profundamente esa actitud que nos dejaba sueltos por un mundo virtual sin demasiadas indicaciones. Un error, un cadáver abandonado, un paso en falso y la misión se nos iba al garete. De hecho el reinicio de una misión tras ser descubierto era lícito. Uno quería hacerlo bien.


Escenarios abiertos con libertad y sin indicaciones más allá de la localización del objetivo


En Mundogamers, hablamos de la vieja escuela del mundo del videojuego. “Déjate de avanzar matando a todo el que se pone por delante. Juzga si es necesario acabar con alguien más que no sea el objetivo principal“. Todo esto se interioriza mientras uno juega, como si nuestro orgullo estuviera en juego. Y así es como la historia queda eclipsada por una mecánica excelente. Hemos comprobado, con títulos como Demon Souls o su secuela, que al jugador le gusta desperezarse y descubrir por sí mismo como desenvolverse en el entorno.

Es cierto, el que haya nacido en esta generación, cuando pruebe este HD, va a sentirlo como el primer trago de Whisky. A pesar de haberse mejorado gráficamente, no puede ocultar lo mal que ha envejecido. Sus movimientos toscos no nos ayudan demasiado a acomodarnos y disfrutar la experiencia. Pero no hablamos de unos títulos que nos tengan que ganar ahora, compitiendo con las nuevas adquisiciones. Se trata de un paseo de vuelta que viene a desafiar, con algunas dificultades extra, a quien tenga lo que hay que tener.


Un nivel gráfico bastante angosto muestra una imagen plana de algo que fue grande


Venimos viendo como, en los últimos coletazos de la generación, las estanterías de las tiendas se llenan de remakes y ediciones HD de títulos de tiempos pasados o de comienzos de estos. Uno más que se sube al carro y aunque cuesta adentrarse en él hoy en día, más si cabe con la última entrega aún calentita y llena de virtudes, no podemos.

Las bondades que defienden este HD Trilogy, dejando un poco de lado esa fealdad y torpeza, se centran en la personalidad de Hitman que nos sitúa en el cuerpo de un asesino libre de hacer dónde y cómo quiera por todo un escenario. El único requisito es matar al objetivo. Cuando vamos pasando de uno al siguiente en orden cronológico, llegamos a Blood Money y notamos el primer acercamiento al entorno actual. Resulta más bonito, su atractivo visual ha crecido y la forma de jugar y movernos por los escenarios está más automatizada. Ni mucho menos es Absolution, pero tampoco Silent Assassin. Un término medio que relaja al usuario de hoy en día quitándole algo de hierro.


La mecánica que caracteriza a la saga Hitman viene desde sus orígenes


Aunque sea un detalle que parezca poco importante, alguien debería aportar luz acerca de la diferencia entre la versión de Xbox 360 y PlayStation 3. ¿Quién puede explicar el por qué de que en la plataforma de Microsoft la trilogía se encuentre en inglés? Desde luego, el usuario de esta consola puede que quiera un motivo de por qué no puede jugar con subtítulos y su doblaje original.

Es complicado adentrarse hoy en estos juegos que no se adaptan tan bien ni gráficamente ni en jugabilidad a lo que uno se ha acostumbrado con el tiempo. Y eso es otro aspecto que nos da que pensar en la posibilidad de su port desde PC. Tal vez se habría conseguido no solo una mejora gráfica mayor si no también una adaptación más cercana de la jugabilidad de hoy, lo cual lo convertiría en un pack imprescindible para los amantes del sigilo. De hecho, puede que sea una técnica laboriosa que modifique el título original, sobre todo con la horda de remakes que nos rodean hoy, pero sin duda daría a estos juegos el aspecto de algo nuevo y no solo el de una labor de restauración a medias. No hay duda de que IO Interactive supo lo que quería en su momento y tiene claro el camino a seguir. No viene mal ese estilo de juego para que encendamos alguna neurona más de lo habitual. Pensar en posibilidades en cómo actuaríamos si realmente fuésemos el personaje. Es duro entrar, pero una vez dentro es cuando uno aprecia la evolución Darwiniana de Hitman.

0
0
0
0
0No comments yet