Check the new version here

Popular channels

Aprendé a mejorar la seguridad de tus archivos en la web

En los últimos tiempos ha surgido una gran preocupación entre los usuarios de Internet por la seguridad de sus archivos en la nube. Acá te ofrecemos cuatro consejos para proteger tus cuentas y tu información


Luego del escándalo que produjo la falla de seguridad en la nube de Apple (iCloud) que permitió que se filtraran fotos íntimas de varías mega estrellas de hollywood en las que se las veía desnudas. Muchos usuarios han comenzado a preocuparse en tomar medidas de seguridad en la web con el fin de proteger mejor su información personal y privada.

Independientemente de que sean fotos íntimas, videos o simplemente documentos de trabajo, nadie desea que sus contenidos digitales sean vulnerables a la intercepción de terceros. A continuación te damos algunos consejos que podés poner en práctica para dormir un poco más tranquilo sabiendo que tu información está tan segura como puede estarlo.

Qué es y cómo funciona la nube

Lo que denominamos "la nube" es en realidad una metáfora para hacer referencia a todos esos servicios que se utilizan a través de Internet. Esto es: que utilizan recursos de procesamiento y almacenamiento en servidores ubicados en otras computadoras y no en la que se está utilizando en este momento. De hecho la gran mayoría de los servicios que utilizamos comúnmente en la web (Facebook, Youtube, la cuenta de correo electrónico) están técnicamente "en la nube", puesto que necesitas una conexión a Internet para acceder a la información que tenés almacenada en ellos.

Cuando se habla de servicios "de almacenamiento en la nube" se hace referencia no sólo a Dropbox, Google Drive o similares, sino a cualquier servicio en el que podés subir archivos y acceder a ellos posteriormente desde distintos dispositivos. Esta conveniencia (la de tener tus archivos accesibles desde cualquier lugar) tiene como contrapartida una pérdida de control, puesto que si vos podés acceder a tus archivos a través de un usuario y una contraseña, de la misma forma puede hacerlo cualquier otra persona que posea dicha información.

Utiliza contraseñas seguras

Tu contraseña es la primera línea de defensa de tu cuenta: los hackers comienzan su trabajo buscando nombres de usuario, contraseñas y preguntas de seguridad.

Si bien la recomendación usual suele ser utilizar caracteres especiales, letras, números, mayúsculas y minúsculas y combinaciones imposibles de recordar, más recientemente se ha aceptado como estándar que es una mejor idea tener contraseñas difíciles de adivinar, pero fáciles de recordar. Una frase de contraseña, el nombre de un libro o un patrón específico pueden ser una buena opción.

Otra alternativa es utilizar un gestor de contraseñas pero hagas lo que hagas la recomendación que hacen todos los expertos es no usar el mismo password para todas tus cuentas.

Habilita la función de verificación en dos pasos

La verificación en dos pasos añade una capa extra de seguridad al momento de acceder a tu cuenta. Con la verificación en dos pasos, cualquier persona que intente ingresar necesitará dos piezas diferentes de información (por lo general, una contraseña y un código distinto y aleatorio que te es proporcionado mediante otro mecanismo).

Servicios de almacenamiento en la nube como Dropbox y Google Drive ofrecen verificación en dos pasos. Si el servicio que utilizas la ofrece, habilitala.

Cifra tus archivos

Ciertos proveedores de almacenamiento, como Mega por ejemplo, ofrecen cifrado automático para los archivos que allí se suben. Si el servicio que utilizas no lo ofrece, una buena idea es cifrar tus archivos por tu cuenta antes de subirlos a la nube.

Si esto parece demasiado problemático, una buena opción es cifrar sólo aquellos archivos que se consideren “más sensibles”. Un ejemplo son aquellos que contengan información bancaria, direcciones u otros datos personales. Hay muchas herramientas de cifrado disponibles en la web por lo que sólo hay que elegir la que mejor se amolde a nuestras necesidades y sistema operativo.

Pese a todo esto lo mejor que se puede hacer es entender que no se puede dejar la seguridad de nuestros archivos completamente en manos de compañías. Es necesario que los usuarios tomen sus propias precauciones para salvaguardar su información.
0
0
0
0No comments yet