1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!
  4. »
  5. Info

Argentino descubrió la fórmula de la Coca Cola

Es uno de los secretos comerciales mejor guardados de la historia. Son miles las páginas que se han escrito sobre los posibles ingredientes que conforman la receta de la Coca-Cola y a lo largo de los años, han sido varios los que alardearon haberla replicado. Lo que pocos saben es que el primero en hacerlo fue un argentino.
Los primeros en hacerse eco de esta historia fueron los periodistas Sergio Núñez y Ariel Idez. Según cuentan, en 1948 la marca de fernet Leocatta se encontraba sumergida en una crisis: su producto era un fracaso comercial y para salvarse, debían cambiar de rubro y empezar a producir una bebida similar al amargo serrano que todos conocemos.

Desesperados, los dueños acudieron a un especialista que los ayudara a dar con el sabor ideal. Su nombre era Saúl Patrich, un bioquímico argentino de 22 años quien, a pesar de su corta edad, ya había trabajado como degustador profesional asesorando a varias marcas. Esto le había ayudado a entrenar una suerte de «paladar absoluto» capaz de identificar casi cualquier ingrediente.

«Secretos para preparar ribs al estilo Kansas»
Una vez recibida la misión, Patrich fue a una herboristería, donde compró todo tipo de hierbas y especias. A partir de ellas, elaboró ocho preparados distintos: uno acabaría siendo el amargo que sus jefes le habían pedido, pero había algo más. Una de las muestras tenía un sabor familiar, con el cual comenzó a experimentar por su cuenta.

Por entonces, la Coca-Cola no era todavía el furor que es hoy en día. La bebida había llegado al país pocos años atrás y todavía se estaba instalando en el mercado argentino. Patrich se hizo con unas botellas del refresco y las llevó a su laboratorio, donde una madrugada, luego de varias pruebas y cálculos, dio con una réplica exacta del jarabe con el que se produce la tradicional gaseosa.

Ni lento ni perezoso, Patrich dejó su trabajo y abrió un pequeño taller en el patio de su casa, donde realizó algunos ajustes a la receta, que para ser consumida necesitaba un chorro de soda, como si de un vermouth se tratase. Intentó bautizar a la misma «Refres-Cola», pero los abogados de la empresa norteamericana no lo dejaron registrar el nombre.

El ingrediente secreto de la Coca Cola

Lejos de darse por vencido, el argentino se puso a investigar y descubrió que por entonces, la Coca-Cola contaba con un ingrediente prohibido por el código alimentario argentino: el ácido fosfórico, que otorgaba «acidez» a la bebida. Este hallazgo lo envalentonó a Patrich, quien le hizo un juicio a la marca. Los abogados propusieron un acuerdo: él podría usar Refres-Cola como nombre, a cambio de olvidar la demanda.

Esto le permitió al argentino comenzar la producción y venta de su bebida, que poco a poco fue ganando adeptos. Así, en apenas unos años, la Refres-Cola pasó de ser una bebida elaborada en el patio de su casa a un emprendimiento que empleaba a cientos de empleados en una fábrica de Ciudadela y que llegaba a todos los rincones del país.

La bebida desapareció a finales de los 80: los hábitos de consumo habían cambiado y los costos se habían hecho insostenibles, por lo que fue vendida a una multinacional. Hoy, la bebida es solo un recuerdo de algunos memoriosos, que recuerdan aquella vez en la que un argentino descubrió la fórmula de la Coca-Cola.
+14
4
0
4Comentarios